×
×
Red Internacional

PILARES. No, pero sí: Javier Hidalgo invita obligatoriamente a la marcha de AMLO

Con contradicciones Javier Hidalgo (director de PILARES) pretende evadir su responsabilidad y calmar a talleristas y docentes que denunciaron amenazas para garantizar su asistencia en la movilización que convoca AMLO este próximo domingo.

Sábado 26 de noviembre de 2022 | 22:41

En la media noche del jueves 24 de noviembre, a los integrantes del programa PILARES (que incluyen docentes, talleristas y monitores de la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación de la CDMX) nos llegó un mensaje anunciando que los PILARES las actividades del día funcionarían únicamente con los programas de Cultura Comunitaria y Ponte Pila y nos convocaron en diversos horarios a las figuras educativas de las diversas zonas de la Capital a una reunión emergente. Dicha convocatoria se emitió sin ninguna preocupación por interrumpir los procesos de la comunidad y se cancelaron incluso lo exámenes de evaluación que estaban programados para ese día en el Instituto Coapa, al sur de la CDMX.

Entre la incertidumbre y la curiosidad se sospechó que la junta era consecuencia de que se hizo público en verios medios la obligatoriedad de asistir a la marcha de AMLO el domingo 27, bajo amenaza de represiones administrativas en caso de faltar.

Te puede interesar: 27N: Trabajadores de programas sociales obligados a marchar con AMLO

En medio de decenas de docentes, talleristas y monitores que estábamos molestos, Javier Hidalgo, reciente director de PILARES, anunció que la asistencia a la marcha se estaba realizando de manera institucional y que no tenía que ver con proselitismo, si bien reconoció que en efecto era un evento político, se defendió planteando que no era partidista. Llamó a defender el proyecto de PILARES mediante la asistencia y a “hacer comunidad. En un claro intento de lavarse las manos de la situación que escaló a las noticias con un amplió descontento por usar las mismas prácticas priistas.

Descalificó las denuncias de amenazas, planteando que eran recogidas por medios conservadores que estaban en contra de los proyectos impulsados por la administración guinda y que no tenían intenciones de defender a las comunidades. Y si bien, no pudo negar que hubo casos particulares de Líderes Coordinadores de Proyectos (LCP) que amenazaron a los talleristas, matizó diciendo que eran casos particulares y aislados y no una indicación general de las coordinaciones a cargo de su administración.

Pero sus argumentos, lejos de calmarnos, nos enfurecieron. Pese a advertir, que esa no era una asamblea, sino una reunión por lo que no habría interlocuciones, no pudo evitar que los talleristas tomaran la palabra mostrando su descontento, en el caso de las juntas que se llevaron a cabo en el PILARES “Benita Galeana”. Ya que por la tarde en el PILARES “Valle de luces” justo cambio su discurso, presentando al encuentro como una asamblea horizontal, dicho que también fue criticado porque no fue un espacio de igual a igual, ya que ellos son autoridades frente a nosotros que somos becarios sin derechos severamente hostigados y reprimidos cuando alzamos la voz.

A la Izquierda Diario México también enviamos audios de la reunión en donde se escucha a una gran cantidad de integrantes de PILARES “mal llamados beneficiarios” reclamar que sistemáticamente se nos niega el reconocimiento de trabajadores y se nos violenta, pero, al mismo tiempo, se nos requiere para labores que no tienen nada que ver con el programa, se manden mensajes a deshoras para modificar nuestras labores del siguiente día sin explicación ninguna y sin ningún respeto a la comunidad.

Ante la demanda general de derechos laborales para los integrantes de los programas (que tienen un perfil de beneficiarios, por lo que el salario es una “beca”), Hidalgo respondió que no se podían otorgar estos derechos hasta que no se consiguiera en su totalidad el acceso a la comunidad de los derechos que promovía PILARES y se conquistara la educación comunitaria como un derecho, es decir, no habrá derechos laborales bajo la 4ta transformación. También planteó que PILARES era un proyecto innovador e incomparable y por eso había que defenderlo apoyando en la manifestación del 27 e informar sobre la labor que se venía haciendo.

La respuesta tampoco dejó satisfecha a nadie, y en las participaciones denunciamos la falta de insumos en los PILARES, tan básicas como agua y luz. Un docente cuestionó de qué manera le iba a pedir a sus usuarios que fueran a la marcha si no había ni sillas en donde sentarlos.

Quedó claro también que las amenazas no se habían realizado de manera personal, sino como una manera más de meternos presión a los talleristas y docentes y no de manera voluntaria. Se criticó incluso que aquellos que iban a asistir por adherencia política, al momento de ver que era bajo amenaza, habían perdido el deseo de ir.

“No queremos acarreados”

AMLO en sus mañaneras ha declarado públicamente que no habrá acarreados, que no los quiere ahí. Pero ¿realmente es posible que no esté enterado de lo que ocurre en los proyectos que impulsa su administración? El evidente acarreo que están para la manifestación del domingo, que se popularizó bajo el mandato del PRI, ya no es por medio de intercambio de despensas o dinero, sino que evolucionó a las amenazas incluso de despido.

Usar el discurso de” asistir en comunidad” para justificar la asistencia a la marcha, resulta un mero chantaje cuando queda claro que no tienen interés en las comunidades. PILARES se mantiene únicamente por la labor y enorme entrega que realizamos cada uno de las y los trabajadores, que ponemos recursos de nuestro propio bolsillo y casa para poder atender lo más dignamente a las y los usuarios, soportando horarios cambiantes y las presiones de aumentar de manera exagerada los números de usuarios, a pesar de no garantizar en lo absoluto las condiciones para las clases.

Bajo el argumento del “peligro de que regresen los conservadores” se intenta chantajear a marchar para que sigan funcionando los PILARES. Pero se deja de lado el hecho de que no es legal condicionar la permanencia en el trabajo ni la retención del salario para realizar actos de proselitismo. No hay otra manera de decirlo, es acarreo puro. De lo contrario ¿Por qué ante la petición de los docentes y talleristas de que se pusiera por escrito que no era obligatorio asistir el domingo, Hidalgo se negó rotundamente? ¿Por qué no se comprometió a no mencionar más el tema dejando que cada quien decidiera libremente?

Por el contrario, al final, a las prisas, Hidalgo concluyó la reunión diciendo que sí habría pase de lista el día domingo, lo que por los hechos hace obligatoria la asistencia.

En un sector importante de talleristas y docentes nos quedó claro que, aunque digan que “no es obligatorio” y “que es una invitación”, al final si lo es y quiénes no vayan padecerán las consecuencias, Javier Hidalgo no es nuestro aliado tiene compromisos políticos que cumplir.

Por eso este tipo de espacios nos muestran que le tienen miedo al descontento de las y los trabajadores, por eso se dieron el tiempo para reunirnos, y si bien sirvieron para plantear algunas de nuestras demandas más sentidas, no nos dan solución a las problemáticas que enfrentamos. Así que es necesario crear nuestros propios espacios democráticos y desde nuestra auto organización para prepararnos para conquistar plenos derechos y enfrentar los cambios que se vienen.

Súmate a participar en la asamblea el 2 de diciembre en el Jardín de San Fernando a las 17:00 hrs. Será presencial y en línea. Puedes pedir el link al teléfono: 5574525325


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias