×
×
Red Internacional

CASO "GAMESTOP".No, no vamos a vencer al capitalismo en la bolsa de valores

¿Algún nuevo tipo de activismo ha vencido a los fondos de cobertura? Difícilmente se haría.

Jueves 4 de febrero | 11:28
Ilustración: iStock; John Moore / Getty; Skye Gould / Business Insider

Dadas las noticias de la semana pasada, se le disculparía por pensar que Occupy Wall Street ha regresado con una venganza. En 2011, los activistas ocuparon un pequeño parque frente a un banco del Bajo Manhattan; ahora parecen estar "ocupando el mercado de valores".

Hace diez años, los banqueros y corredores de bolsa podían hacer que sus policías arrestaran a los molestos ocupantes, pero ahora, con la pérdida de miles de millones de dólares en juego, los matones armados de azul no van a hacer su tarea.

El aumento de las acciones de GameStop ha sacudido los mercados financieros. Una horda heterogénea de usuarios de Internet ha estado dando a los administradores de fondos de cobertura una salida por su dinero. Aquellos que apostaron a que las acciones de la cadena minorista GameStop perderían valor (vendedores en corto) han sido golpeados a medida que el precio de las acciones subía cada vez más, gracias a las acciones específicas de miles de pequeños inversores.

Los banqueros, que durante más de una generación han estado alabando la desregulación y la “mano invisible del mercado”, ahora piden al gobierno que los proteja de las pérdidas. Entonces, ¿los "tipos pequeños" se han apoderado del mercado de valores? ¿Se organizará la revolución en Reddit?

Por supuesto que no. Esto nunca acabaría con el sistema de fondos de cobertura. En el mejor de los casos, su mayor "esperanza" era hacer alguna travesura a corto plazo y tal vez acabar con un pequeño fondo. Así, Melvin Capital Investment está perdiendo miles de millones de dólares y podría colapsar, pero Reuters ha informado que Blackrock, la mayor administración de activos del mundo, puede ganar 2,400 millones por el aumento del precio de las acciones. Como explicó Derek Thompson en The Atlantic , Melvin Capital Investment estaba apostando a que las acciones de GameStop cayeran, y esa siempre fue una apuesta arriesgada:

Las acciones de GameStop ya habían caído de $ 56 por acción en 2013 a alrededor de $ 5 en 2019. Los vendedores en corto de GameStop básicamente estaban apostando a que una empresa valorada públicamente como "horrenda" realmente debería valorarse a un nivel acorde con la noción de "verdaderamente horrenda". Arriesgaron miles de millones de dólares en el equivalente financiero de un adverbio calificativo. Es realmente arriesgado vender agresivamente acciones sin cobertura de una empresa, las cuales, habiendo caído un 95 por ciento, flotan alrededor de $ 5; simplemente no hay muchos números por debajo de cinco.

Un sistema amañado

La discusión sobre GameStop ha demostrado que el sistema está irremediablemente manipulado: incluso cuando los pequeños inversores logran explotar las reglas en su beneficio, esas reglas simplemente se cambian para apuntalar a los grandes capitalistas.

Pero eso es solo el comienzo de cómo está manipulado el sistema. Prácticamente todas las acciones están controladas por una pequeña minoría de capitalistas. ¿Cómo se supone que todos los trabajadores del mundo, incluso si invirtieran todos sus ahorros en el mercado de valores, compitan con las sumas gigantescas que pertenecen a personas como Elon Musk, Jeff Bezos y sus adinerados compinches corporativos?

Los rumores han llevado a “progresistas” del Partido Demócrata como Elizabeth Warren a pedir nuevas regulaciones . Quiere que se tomen medidas para "garantizar que los mercados reflejen el valor real, en lugar de las apuestas altamente apalancadas de los negociantes adinerados o de aquellos que buscan infligir daños financieros a esos inversores". Esos negociantes "altamente apalancados", por cierto, son los fondos de cobertura. Warren está preocupada porque alguien inflija daños sobre ellos.

Cómo funciona el capitalismo

Todo el episodio está haciendo que mucha gente se pregunte: ¿Es ésta alguna forma de organizar un sistema económico? Después de todo, a medida que el intercambio de ida y vuelta se ha desarrollado a través de estas maquinaciones más bien absurdas, ¿quién ha estado pensando en el efecto en los medios de vida de decenas de miles de empleados de GameStop?

Pero este casino muestra cómo se toman todas las decisiones en el sistema capitalista. ¿Dónde se construye la vivienda y quién puede vivir en ella? ¿Qué avances médicos obtienen financiación?¿Qué guerras se libran? Las mismas reglas que deciden el futuro de GameStop también deciden todas estas preguntas.

El mercado bursátil y su capital ficticio, condensa todos los absurdos del sistema capitalista en un pequeño espacio. Gran parte del mercado se trata de "capital ficticio": dinero que carece de cualquier base material en mercancías reales o actividad productiva. Como explicó el economista marxista Rudolf Hilferding:

En la bolsa de valores, la propiedad capitalista aparece en su forma pura, como un título de rendimiento, y la relación de la explotación, la apropiación del trabajo excedente, sobre la que descansa, se pierde conceptualmente. La propiedad deja de expresar cualquier relación específica de producción y se vuelve una reivindicación al rendimiento, aparentemente desconectada de cualquier actividad particular. La propiedad está divorciada de cualquier conexión con la producción, con el valor de uso. El valor de cualquier propiedad parece estar determinada por la rentabilidad, una relación puramente cuantitativa. El número lo es todo; ¡la cosa en sí no es nada! El número solo es real, y dado que lo que es real no es un número, la relación es más mística que la doctrina de los pitagóricos.

Un camino a seguir

Dentro de este sistema absurdo, miles de personas de la clase trabajadora, invirtiendo sus cheques de estímulo, podrían robar algo de Wall Street, con la ayuda de una aplicación cínicamente llamada Robinhood.

Sí, la clase dominante está molesta porque la gente normal está perturbando su casino. Pero el mercado sigue siendo su casino. La experiencia de este tipo de "activismo" llevará a la gente a sacar conclusiones equivocadas. Ya estamos viendo llamados por reglas más "democráticas" y "justas" para el mercado de valores, en lugar de llamar a derrocar al mercado de valores en sí.

¿Y qué pasa si los pequeños inversores tienen éxito? Entonces, algunos de ellos podrían convertirse en grandes inversores. Entonces, este tipo de activismo puede crear nuevos capitalistas, pero no es la forma de vencer a la clase capitalista. En una pelea por las acciones, los que gobiernan siempre tendrán una ventaja.

Pero estás de suerte: el marxismo es una ciencia de 150 años sobre cómo eliminar a la burguesía y su explotación y opresión. Si juntamos nuestro dinero, no deberíamos invertirlo en acciones; - deberíamos usarlo para construir organizaciones que luchen por nuestros intereses -, no negociando acciones, sino organizando nuestra fuerza en términos de fuerza material.

Un aliado problemático

Si no está convencido, considere una figura pertubadora que ha estado animando a los pequeños inversores contra los vendedores en corto: el beneficiario de la pandemia y troll de Internet Elon Musk. Él entiende el casino gigante que pasa por una economía global. Después de todo, ha sacado provecho de una pequeña empresa de automóviles, casi en absoluto rentable, haciendo una fortuna personal de 180,000 millones de dólares.

Obviamente, Musk no está tratando de derribar el sistema que lo recompensa con una riqueza tan vasta, ni tampoco tiene alguna venganza personal contra los vendedores en corto. En realidad, Musk entiende que esto es capitalismo en acción.

Musk puede tener varios cientos de miles de millones de dólares, pero es una pequeña parte del sistema capitalista global. No necesitamos comprarlo, ni vencer a los de su calaña en el mercado de valores. Podemos usar nuestra fuerza para tomar el poder y expropiarlos. Un gobierno obrero puede poner todas esas riquezas al servicio de toda la humanidad. Hoy en día, ese es un proyecto en el que vale la pena "invertir".


_______________________________________________________________
Este artículo, del cual ofrecemos su traducción, se publicó en la página de Left Voice de Estados Unidos, la cual es parte de la red internacional La Izquierda Diario.

Traducido por Raúl Dosta para La Izquierda Diario México.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias