×
×
Red Internacional

Paro IPN. No es sólo corrupción, falta presupuesto para tener condiciones dignas en las escuelas

El lunes 22 de agosto, la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), en el Casco de Santo Tomás de la Cdmx, se declaró en paro indefinido por la falta de insumos e infraestructura, y por corrupción de las autoridades de la escuela.

1 / 1

El martes 23 de agosto se sumaron al paro la ENCB de Zacatenco y la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME) unidad Azcapotzalco, también en la Cdmx.
Solicitan que se abran grupos espejo con el personal académico suficiente para que los ya existentes no se saturen, demanda fundamental en medio de la pandemia de Covid-19, y porque ello garantizaría que todxs lxs estudiantxs reciban atención educativa. También piden el mantenimiento, rehabilitación e insumos mínimos necesarios para poder llevar a cabo sus prácticas presenciales.

Además, solicitan las renuncias de funcionarios de la ENCB del Casco de Santo Tomás, la directora Yadira Rivera; el subdirector interno de servicios educativos e integración social, Felipe Neri y el subdirector interino, Jesús Ramón, por las denuncias que tienen sobre supuestos desvíos de fondos y peculado (apropiación de recursos públicos sin fundamento jurídico), contrataciones indebidas y duplicidad de cargos.

A su vez, docentes de la Escuela Nacional de Biblioteconomía y Archivonomía del IPN, apoyaron el paro para sumar la demanda de que se lleven a cabo las elecciones del cambio de director en su unidad, pues ya han pasado 10 años sin este ejercicio.

El paro se da a unas semanas del recorte de matrícula de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) que denunciaron estudiantes a través de redes sociales; a más de año y medio del estallamiento del movimiento #UNAMnoPaga que protagonizaron docentes de asignatura de la Universidad Autónoma de México (UNAM); a unos años de la implementación de torniquetes y cámaras de vigilancia en los Colegios de Ciencias y Humanidades (CCH) de la UNAM, que para nada han contrarrestado la falta de seguridad que viven el estudiantado pero han servido para amedrentar las actividades estudiantiles, incluso el CCH-Sur paró el martes por la falta de seguridad en el plantel. Lo que es muestra de un ataque constante a la educación.

Te puede interesar: https://www.laizquierdadiario.mx/A-que-le-tienen-miedo-las-autoridades-de-CCH-Naucalpan

Por su parte, autoridades del IPN publicaron un comunicado “con el propósito de atender las diversas inquietudes y demandas de las comunidades de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB) y de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura (ESIA), Unidad Ticomán”. El edificio de esta última se encuentra tomado por Personal de Apoyo y Asistencia a la Educación (PAAES), pero las actividades escolares continúan.

El comunicado, con el que intentan contener el descontento, menciona que respeta la libertad de expresión de la comunidad escolar, llamando a resolver la situación a través de una mesa de diálogo con "las autoridades correspondientes del plantel".

El martes 23 de agosto, las y los estudiantes acordaron reunirse en el Casco de Santo Tomás para discutir y dar a conocer un pliego petitorio con un plan de acción común que entregaron a las autoridades, quienes están obligadas a contestar en un lapso de 48 horas. También quedaron en reunirse el miércoles 24 de agosto con el personal del PAAES para conocer y analizar sus demandas.

JPEG

¡Resolución de las demandas de la comunidad politécnica!

Las y los docentes de Nuestra Clase apoyamos la resolución de las demandas de la comunidad politécnica y denunciamos que es responsabilidad del gobierno garantizar que haya personal suficiente en las escuelas con condiciones dignas de trabajo, que haya insumos e infraestructura suficientes y adecuados a las necesidades de estudiantes y trabajadorxs, por lo que urge un aumento al presupuesto educativo, no sólo para el nivel superior sino en todos los niveles.

En educación básica las y los docentes en Michoacán, que reclaman su pago salarial, retenido desde hace más de dos años en algunos casos; o las y los trabajadores de la educación en Coahuila que no recibieron el pago de la prestación de “ahorro” en su nómina, por mencionar algunos ejemplos.

Las y los trabajadores de la educación debemos respaldar las demandas de las y los estudiantes para mejorar nuestros espacios de trabajo, así como ellxs necesitan retomar las demandas de las y los trabajadores para tener mejores condiciones educativas, pues la defensa de los derechos laborales es la defensa de la educación pública.

Es imprescindible la organización al interior de cada plantel cuya gestión debe estar en manos de la comunidad educativa para evitar que las autoridades ejerzan actos de corrupción y para asignar el presupuesto de acuerdo a las necesidades de cada plantel.

Debemos exigir que el presupuesto que hoy se asigna a la Guardia Nacional, al pago de la deuda interna y externa, sea para la educación y la salud; así como impuestos progresivos a las grandes fortunas.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias