×
×
Red Internacional

ENTRETENIMIENTO.Netflix se beneficia de la pandemia ¿dónde quedan las ganancias?

Este segundo trimestre del año, la empresa de entretenimiento incrementa sus ingresos hasta un 88% respecto al año pasado. La pandemia es un factor importante para este crecimiento. Pero ¿dónde quedan los trabajadores?

Jueves 22 de julio | 23:33

La pandemia ha orillado a muchas familias a una cuarentena muy difícil. En este sistema de explotación, tener una vivienda para pasar el encierro de una manera digna es casi imposible; muchas casas y departamentos tienen un espacio muy reducido, además de que se encuentran en pésimas condiciones.

Los alquileres tienen precios altísimos en los que se va casi todo el salario de un trabajador. Es en estas condiciones donde el proletariado busca la forma de escapar de esta realidad tan difícil recurriendo a los medios de entretenimiento que ofrece el sistema capitalista.

Te puede interesar: Reduce gobierno de la Cuarta Transformación el presupuesto para el cine mexicano

Netflix es una de las empresas más importantes del nuevo negocio de “plataformas de streaming”. Sus ganancias incrementaron mucho después de tantas familias en cuarentena. La empresa, según registros del segundo trimestre del año (abril-junio), obtuvo ganancias de 353 millones de dólares gracias a que incrementó en 1.5 millones de suscriptores. Aunque la guerra comercial entre distintas compañías que buscan ganar terreno de streaming está más presente debido a la aparición de “Disney +” o HBO, Netflix sigue teniendo la corona de la distribuidora de entretenimiento a nivel mundial.

Las ganancias son evidentes, pero se quedan en los bolsillos de pocas personas. Antes de que apareciera Netflix como una plataforma de entretenimiento alternativa, la renta y el cine eran los grandes medios de comercialización de la industria de películas. Los servicios de streaming desplazaron por completo estos medios pues este es más funcional y eficiente, pues el avance tecnológico nos permite disfrutar de forma más sencilla, más barata y con más contenido.

Te puede interesar: De la sala de cine al streaming: La experiencia audiovisual en medio de la crisis sanitaria

El entretenimiento online es un ejemplo más de la modernización de los medios de producción, siempre evolucionando y optimizándose con el menor esfuerzo para mayor producción o distribución. La robotización y automatización es algo inevitable. Se supone que el desarrollo tecnológico debe estar al servicio de la humanidad. Sin embargo, el problema empieza cuando todas las ganancias de la industria, en este caso Netflix, se quedan en los bolsillos de un grupo muy selecto de personas: los dueños de la empresa.
Cuando aún rentábamos películas en Blockbuster o en Videocentro, las franquicias debían contratar cajeros, maquiladores, conserjes, etc. Pero las nuevas plataformas necesitan de una planta laboral infinitamente más pequeña, además de que generan mayores ganancias, pues no solamente reducen la cantidad de trabajadores, sino que ahora más personas pueden contratar el servicio.

Netflix, según un recorte del 2020, cuenta con 9.400 trabajadores. No se compara en nada con la planta laboral que llegó a tener Blockbuster, con una cantidad de 84 mil empleados.

En cuanto a las ganancias, Blockbuster en sus mejores años llegaba a acumular ingresos de hasta 5,900 millones de dólares; Netflix en el 2020 alcanzó un ingreso de 25,000 millones de dólares. Las diferencias son abismales.

Leer también: TV on demand: ¿lo que queremos cuando queremos?

Reed Hastings es el dueño de Netflix. Su fortuna ronda los 5,2 miles de millones de dólares. Los sueldos de los empleados, como es de esperarse, son infinitamente más pequeños, siendo los ingenieros quienes tienen los salarios más altos.

Esto demuestra que los medios de producción siguen transformándose para enriquecer de una forma más óptima. Antes eran las fábricas de películas acompañadas de la industria cinematográfica y de las distribuidoras (el caso de blockbuster); hoy los medios de producción son los grandes servidores, mega computadoras, servicios electrónicos, etc. Todo esto sigue estando bajo el mando de un grupo muy pequeño, que, por cierto, cada vez se reduce más.

Las empresas podrán tener recortes de trabajadores de forma abismal, así como perdidas multimillonarias, pero esto sólo afectará a la clase trabajadora. ¿Qué pasó con los empleados de Blockbuster? ¿Qué pasó con los cajeros, distribuidores, personal de limpieza? Hoy, aunque sea más fácil y barato hacer películas y distribuirlas, lo cierto es que los empleados siguen teniendo salarios bajos, a pesar de que las ganancias sean más grandes.

Lo que necesitamos es un servicio de entretenimiento bajo el dominio de la clase proletaria, con contenido de calidad y sin la reproducción de los valores del imperio. Un cine crítico que no esté al servicio de las ganancias capitalistas, sino que vele por la producción artística y las ganancias para el trabajador.

Te puede interesar: El planeta salvaje, ciencia ficción animada




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias