Internacional

ALEMANIA HUELGAS

Navidades combativas: sigue la huelga de Amazon en Alemania

En plena época de compras previo a las vacaciones de navidad y año nuevo, las huelgas en Amazon de Alemania continúan. Cientos de trabajadores han parado en casi todas las dependencias de Amazon. Sin embargo, la empresa sigue declarando que estos paros no afectan las ventas navideñas.

Miércoles 16 de diciembre de 2015

“Estamos más preocupados por las heladas que por el sindicato ver.di“, declaró el gerente general de Amazon Alemania, Ralf Kleber, refiriéndose a las medidas de los obreros industriales. Como un mantra, han asegurado la promesa de la empresa acerca de que todos los regalos serán entregados a tiempo a pesar de la huelga. Por supuesto, Amazon hizo lo mejor para asegurarse de que 10,000 trabajadores temporarios fueran empleados este año para poder lidiar con la creciente demanda, pero no fue suficiente.

La empresa también pidió permiso para trabajar los domingos en varias dependencias, además de una autorización para que 3.000 trabajadores trabajen el tercer y el cuarto domingo en Adviento, el centro de almacenamiento de Leipzig. De todos modos, esta solicitud así como muchas otras les fue negada el pasado viernes en la Corte Suprema Administrativa de la provincia de Sajonia, luego de que el sindicato ver.di haya elevado un reclamo.

Ver.di “La táctica de los mil cortes”

En contraste con las últimas dos vacaciones navideñas, este año ver.di está apostando a huelgas no anunciadas en distintos puntos. En ocho o nueve centros de almacenamiento, los trabajadores han parado espontáneamente. En Leipzig, los empleados han ido al paro en paralelo a la fecha en que la corte se ha expedido el día viernes. El lunes, los trabajadores de Amazon pararon en Bad Hersfeld. Los centros de almacenamiento han sido afectados, así como Elmshorn en la provincia de Schleswig-Holstein; esta dependencia corresponde al servicio de DVD y Video de “Amazon Prime Instant Video Germany”.

Amazon no se cansa de minimizar los efectos de las medidas que los trabajadores industriales están tomando. Tácticas como la intimidación van de la mano con la política anti sindical propia de Amazon. La empresa ataca deliberadamente al sindicato y a la comisión interna de la fábrica, y continúa negándose a cualquier negociación con ver.di, “No creemos que sea necesario un convenio colectivo para ser un buen empleador”, fueron las palabras de Ralf Kleber.

Solidaridad política

La huelga fue acompañada por una campaña del comité de solidaridad en Leipzig, que llamo a una “huelga de los consumidores”. Este llamado merece el apoyo ya que muestran al público las condiciones de trabajo que existen en Amazon, además de las muestras de solidaridad.

Sin embargo, es poco probable que esta campaña pueda incidir en una presión económica contra Amazon; así como los miles de trabajadores temporarios que Amazon emplea cada año, para esta temporada parece no tener sentido económicamente. Los trabajadores han reportado que la empresa los envió de vuelta a sus hogares porque sencillamente “no hay mucho trabajo para hacer”.

Para Amazon, llenarse de contratos no es necesariamente un crecimiento en la cantidad de trabajo. Tiene más importancia la necesidad de dividir a los trabajadores y de prevenir la organización sindical repitiendo año tras año los contratos temporarios, así como aumentar la presión en los ritmos de trabajo. A esta empresa le tiene sin cuidado tener que pagar por esto.

Solidaridad desde Polonia

El año pasado, Amazon contrató a más de mil trabajadores temporarios en el centro de almacenamiento de Brieselang. Este año ha habido “solamente” 500 contratos temporarios. Un motivo para esta reducción fue la apertura de centros de almacenamiento en Polonia y la República Checa, que se supone absorben parcialmente los efectos de las huelgas en Alemania. Pero los trabajadores polacos en la planta de Poznan han rechazado ser utilizados como rompehuelgas. Su huelga “slow-down” (enlentecer) de Julio en solidaridad con los trabajadores de Alemania es un ejemplo. La semana pasada, los trabajadores en Breslavia organizaron una movilización para llamar la atención sobre las condiciones de trabajo en Amazon.

La solidaridad internacional que los colegas polacos están llevando adelante es crucial en cuanto a los resultados de la huelga de Amazon. En septiembre y octubre ya habían realizado encuentros internacionales de trabajadores en donde han tenido un primer intercambio. Esta práctica en redes debe extenderse. Desde que Amazon intenta debilitar las huelgas a nivel internacional, los trabajadores deben responder con una huelga también a nivel internacional.

Traducción: Gloria Grinberg






Temas relacionados

Amazon   /   Lucha obrera   /   Alemania   /   Ciencia y Tecnología   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO