×
×
Red Internacional

La crisis hídrica que azota Nuevo León no afecta a todos por igual, los ricos, siguen teniendo agua en sus colonias exclusivas, incluso siguen regando sus campos de golf.

Jueves 16 de junio | 15:07

El suministro del vital líquido se encuentra fuertemente limitado, no obstante, en cinco municipios se siguen regando campos de golf con agua potable.

En estos campos va a jugar la burguesía, son espacios privados con altos costos de membresía: Las Misiones Club Campestre, en Santiago; Valle Alto, en Monterrey y el Club Campestre de Monterrey AC, en San Pedro Garza García, el segundo municipio más rico de México. Son algunos de estos espacios para ricos donde pareciera que no hay escasez de agua.

Solamente en el club de golf Las Misiones Club Campestre se riegan diariamente 60 hectáreas con agua potable proveniente de 11 pozos de su propiedad.
Ante el escándalo que esta situación ha generado, Víctor Martínez, del organismo no gubernamental Plan San Pedro expuso que los pozos son concesionados por la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Además, se ha señalado que existen campos que no cuentan con las autorizaciones, siendo que la mayoría son regados con agua potable, pues el sector acomodado que juega este exclusivo deporte “le hace el fuchi” al agua tratada.

En el caso de Las Misiones Club Campestre, rodeado de residencias de lujo, los pastos son regados dos veces al día, como denunciaron vecinos de ese fraccionamiento en las redes sociales, donde a través de un video se pueden observar grandes chorros de agua para regar el césped.

Ante este panorama, crece la indignación entre los sectores populares que carecen del recurso, incluso para satisfacer las necesidades básicas.

Ante este panorama de agotamiento de agua en Nuevo León y otros estados, el capitalismo muestra su verdadero rostro cuando una minoría privilegiada, los dueños de grandes empresas que con el trabajo de sus empleados se enriquecen, siguen viviendo con lujos y despilfarrando, mientras millones sufren la escasez.

El agotamiento del agua es resultado directo del calentamiento global que azota cada vez con más fuerza con sequías y huracanes, no obstante, los verdaderos responsables de la crisis climática, los dueños de las grandes corporaciones contaminantes, siguen viviendo como reyes sin importarles que se expanda la miseria y el hambre.

Una razón más para organizarse en clave anticapitalista y revolucionaria para terminar con este sistema irracional que, en medio de la crisis de agua más fuerte que ha vivido el norte del país, continúa regando campos de golf para que los ricos se diviertan.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias