×
×
Red Internacional

CFE.Monreal contra el no pago de indemnizaciones por reforma eléctrica

El senador de Morena pidió prudencia a la CFE por declaración de Bartlett sobre la no indemnización a empresas por cancelación de contratos.

Maestro Arturo Méndez Agrupación Magisterial y Normalista Nuestra Clase

Lunes 18 de octubre | 20:53

El director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, dijo en conferencia de prensa del viernes 15 de octubre que no se indemnizará a empresas que se les cancelen contratos por la reforma eléctrica que promueve López Obrador.

Se trata de empresas que actualmente operan bajo la legislación que permite la cogeneración de electricidad (producción simultánea de electricidad y calor) y la compra de energía entre particulares.

Asimismo, Bartlett aseguró que desaparecerá el esquema de autoabasto eléctrico. En consecuencia, las grandes cadenas comerciales como Wal-Mart y tiendas de autoservicio como OXXO estarían obligadas a comprar energía a la CFE.

En respuesta, el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal, del Morena, publicó al día siguiente un tuit diciendo que “Las personas servidoras públicas de la CFE y otras instituciones están obligadas a mantener recato y prudencia, esperando que el Constituyente Permanente decida sobre las modificaciones constitucionales que le han sido planteadas.”

Días antes, Monreal había expresado el respaldo de la bancada del Morena en el Senado a la iniciativa presidencial. Ahora, lo que parece preocuparle es que los empresarios, los mismos que se han enriquecido con la apertura del sector energético a la iniciativa privada, no saquen algún beneficio de la reforma.

Lo anterior, con miras a poder amarrar un acuerdo con el PRI para aprobar la reforma en el Congreso, el mismo partido que promovió el Pacto por México, a partir del cual se votó la reforma energética privatizadora del sexenio anterior.

Una reforma limitada

Aunque la reforma eléctrica presentada por AMLO tiene en general un carácter progresivo, lo que ha generado una furibunda respuesta de rechazo por parte del sector empresarial, la misma se queda a la mitad en el camino de conquistar la soberanía energética.

Por ejemplo, aunque se diga que no habrá indemnizaciones por cancelaciones de contratos, la reforma contempla -según declaraciones oficiales- que la CFE produzca y distribuya por lo menos el 56 % de la energía que se genera en México, mientras que al sector privado podrá corresponder un 46 %.

Además, según la secretaria de Energía, Rocío Nahle, a las empresas privadas“no se les va a nacionalizar ni un tornillo”.

Por otro lado, a pesar de que se anuncia la protección de los yacimientos de litio como bien nacional, ya existen concesiones otorgadas para la explotación del mineral, mismas que según declaraciones oficiales se evaluará si están en operaciones o no. Pero todo apunta a que la de Bacanora Ltihium -empresa de la cual Gangfeng Lithium adquirió 50 % de las acciones- se quede con su concesión, en el municipio Bacadehuachi, Sonora, la del yacimiento más grande del mundo de este mineral.

La conquista de la soberanía energética pasa por la nacionalización de todo el sector, sin indemnización a las empresas privadas y bajo control de sus trabajadores democráticamente organizados, que son quienes pueden garantizar una producción al servicio de las necesidades sociales, así como un plan de transición energética acorde a las necesidades medioambientales.

Para ello, es indispensable la más amplia movilización obrera y popular independiente encabezada por los trabajadores de la energía, tanto de CFE y Pemex como de las empresas privadas nacionales y transnacionales.

Te puede interesar: Luchemos por la nacionalización de toda la industria eléctrica




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias