Deportes

Argentina

ENTREVISTA

Mónica Santino: “El fútbol feminista tiene conciencia de clase y de género”

Mónica Santino es exjugadora y actual técnica de fútbol del colectivo feminista La Nuestra, que hace doce años sostiene un proyecto de fútbol para mujeres en la villa 31.

Miércoles 7 de agosto | 15:37

Fotografía: Bárbara Continanza

El viernes 27 de julio estaba, junto a muchas mujeres futbolistas, en la puerta de la Asociación de Fútbol Argentino, apoyando el reclamo de las jugadoras de la selección argentina que piden un cambio de entrenador y de paradigma en la dirigencia del fútbol femenino y por el cual cuatro de ellas, principales figuras, fueron dejadas fuera de la competencia de los Juegos Panamericanos en Perú.

“Creo que es un momento en donde hay que unir cabezas, voluntades y corazón en torno al fútbol de mujeres y que una respuesta así, como la que tuvieron las chicas de la selección, es algo de otro tiempo, no de este”. Mónica es muy clara y precisa al contar porqué está frente a la AFA una tarde de julio bajo un cielo gris oscuro que amenaza tormenta. “Estamos acá para visibilizar eso (la protesta de las jugadoras del seleccionado nacional) y para pedir por un fútbol federal, por un torneo, una liga nacional, divisiones inferiores, más mujeres dirigentas, más mujeres entrenadoras, para entender que el fútbol de mujeres está pasando por un momento histórico gracias al feminismo y a la lucha en las calles. El deporte se metió en la agenda como nunca antes por todo lo que está pasando y porque podemos hacerlo mucho más popular desde el feminismo”.

Días antes de la manifestación, la AFA hizo público el lanzamiento de un fondo de retiro para futbolistas en el que contempla a las profesionales de la Liga femenina. El “Fondo Final de Carrera” lo percibirán quienes hayan jugado seis años sucesivos y el pago es de única vez. Mónica opina que la medida es un muy buen primer paso, pero sin embargo no es suficiente porque en la Liga Femenina los contratos profesionales “no son para todo el plantel, son para entre ocho y once jugadoras nada más”. Excepcionalmente algunos clubes como Boca juniors o San Lorenzo de Almagro “se la jugaron” e hicieron contratos para quince jugadoras de un plantel de veintidós.

También recientemente se anunció que el equipo femenino de Rosario Central fue invitado a participar de la Primera A de la AFA, el primer equipo del interior del país, con una inserción directa, es decir sin pasar por la Primera C y la Primera B. “Central viene de una gran campaña en la Liga de Santa Fe, ganando prácticamente todo, y tiene a jugadoras mundialistas como Vanina Correa, la aquera de la selección y a Milu Menéndez, pero le corresponde entrar desde abajo, desde la C como el resto de los equipos. Este tipo de decisiones genera desigualdad, es empezar haciendo las cosas mal”, dice Mónica Santino. Y agrega que su crítica de ninguna manera es en contra de Rosario Central y que está a favor de potenciar lo que sucede deportivamente en las provincias.

La lucha feminista a través del fútbol

“El fútbol femenino se trata de lo que sucede más allá de la cancha. En el barrio es una herramienta para erradicar la violencia de género. Una piba que practica fútbol, un deporte que siempre le fue negado, puede salir de la casa, de las tareas domésticas, y entiende que tiene derecho a un rato para el ocio, para el placer; entiende que su compañero puede quedarse en casa cuidando a los pibes por un par de horas”. Dice Mónica que eligió militar el feminismo desde su lugar como entrenadora de fútbol, y entiende su lucha y la llama “nacional, popular y villera”. “El fútbol feminista tiene conciencia de clase y de género. Es el camino y lugar de resistencia que elegimos muchas”. “El feminismo que conocía cuando era más piba era más blanco, más académico, de otro palo. En este feminismo entramos todos los cuerpos, todas las posibilidades y es un gran desafío que lo tenemos que seguir construyendo".






Temas relacionados

Fútbol argentino   /   Villa   /   Deportes   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO