Internacional

BRASIL - 13A

Miles salen a la calle en Brasil contra los ataques de Bolsonaro a la educación y las jubilaciones

Se han registrado manifestaciones en al menos 79 ciudades en 21 estados y el Distrito Federal el día 13 de agosto, día nacional en defensa de la educación y contra la reforma previsional. Decenas de miles muestran su disposición a luchar a pesar de que UNE no construyó una base verdaderamente masiva contra los ataques de Bolsonaro.

Miércoles 14 de agosto

Se han registrado manifestaciones en al menos 79 ciudades en 21 estados y el Distrito Federal en lo que va del 13 de agosto, día nacional en defensa de la educación y contra la reforma previsional. Las acciones contaron con miles de estudiantes, docentes, funcionarios, sindicatos y entidades estudiantiles.

El proyecto Future-se de Weintraub y Bolsonaro ya dejó en claro que su objetivo es aplastar la educación pública y entregarla al capital financiero. Los recortes del 30% en las universidades federales han dejado espacio para que el gobierno de Bolsonaro avance para socavar la autonomía universitaria, promover recortes en investigación y extensión, y ahora, con Future-se, tratar de transformar el MEC en un "mercado de valores" que se especialice en especular y sacar provecho de los especuladores y capitalistas extranjeros, incluidos los fondos públicos. Al hacerlo, quieren dejar aún más espacio para los monopolios educativos como Kroton, y para que las empresas privadas hagan aún más uso de las universidades como su aparato de investigación, explotando la fuerza laboral de los jóvenes y los trabajadores en nombre de las ganancias.

Esto, sumado a la reforma previsional que se aprobó en la segunda ronda de la Cámara (y ahora se dirige al Senado), muestra que el futuro de los trabajadores y los jóvenes es arrancado para garantizar que los empresarios, banqueros y capitalistas nacionales y extranjeros continúen beneficiándose de ello. El pago religioso de la deuda pública ilegal y fraudulenta.

Como en mayo, los días 15 y 30, la juventud se erige como la vanguardia del movimiento de resistencia del gobierno de Bolsonaro. Sin embargo, en medio de la votación sobre la reforma de las pensiones, la UNE (dirigida por PT y PCdoB), la dirección del movimiento estudiantil, se negó a unificar las luchas, lo que destaca un error estratégico que no promueve la unión entre jóvenes y trabajadores. Esta separación entre las luchas es el resultado de la política consciente de los líderes sindicales y el movimiento estudiantil, que se negó a construir asambleas y discusiones masivas en los lugares de estudio y trabajo, evitando cualquier posibilidad de manifestaciones más grandes que las del 15, donde muchos trabajadores o los jóvenes ni siquiera sabían que habría manifestaciones.

A pesar de esto, las manifestaciones han demostrado que los jóvenes y los trabajadores no quieren seguir con la cabeza gacha. En San Pablo, la manifestación, que se concentró a las 15 hs. en la brecha de MASP, cuenta con la participación de estudiantes y trabajadores.

Desde el MRT y Faísca - Juventud Anticapitalista y Revolucionaria, participamos plateando la necesidad de un plan unificado de lucha entre jóvenes y trabajadores para que los recortes educativos, el proyecto Future-se y la reforma previsional sean parte de una lucha única que se construya a partir de asambleas y reuniones en todos los lugares de trabajo y estudio, junto con la base, aliada con la población, para erigir un movimiento que esté a la altura de derrocar los ataques del gobierno de Bolsonaro, el Congreso y el STF.

En Río de Janeiro, los manifestantes también salieron a las calles del centro de Río, alrededor de la Candelaria, y se dirigieron a la sede de Petrobras, denunciando también la venta de activos de compañías petroleras.

En Brasilia, maestros, estudiantes y líderes indígenas de todo el país se reunieron en la Explanada de los Ministerios para manifestarse, cerrando tres carriles del Parque Núcleo Bandeirante. También hoy en Brasilia, tuvo lugar la marcha de las Margaritas, una manifestación organizada por trabajadoras rurales.

En Belo Horizonte, la manifestación también estuvo compuesta por estudiantes y trabajadores, concentrándose en la Plaza de la Asamblea. El MRT también exigió un plan de lucha para enfrentar los ataques y la reforma previsional.
En Bahía, Salvador hubo movilizaciones que comenzaron alrededor de las 9 de la mañana. También se movilizaron en Itabuna, Vitória da Conquista y Juazeiro.
En Ceará, los jóvenes también demostraron su odio por los ataques a la educación y la reforma previsional.

Hubo manifestaciones en Río Grande do Sul, Espíritu Santo, Mato Grosso, Santa Catarina, Pernambuco, Alagoas, Goiás, Paraíba. En total, hay 25 estados.

Esta demostración de que la juventud sigue siendo el sector que está a la vanguardia de la resistencia a los ataques debería servir como un paso en un plan de lucha que esté fuertemente construido con millones de jóvenes y trabajadores en todo el país, contra los ataques a educación y la reforma previsional, a través de asambleas y reuniones masivas en cada lugar de trabajo, superando a las burocracias del PT y PCdoB, que durante años han estado dirigiendo las entidades y los sindicatos, para poder derrotar los ataques. En vez de negociar nuestro futuro y entregarlo a los capitalistas, los jóvenes y los trabajadores muestran que debemos luchar en las calles.






Temas relacionados

Jair Bolsonaro   /   Educación pública   /   Reforma previsional    /   Brasil   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO