×
×
Red Internacional

Este próximo lunes 30, las conducciones de los docentes de la UTE, del subte AGTSyP, estatales de ATE y judiciales de Sitraju, convocan a una movilización conjunto exigiendo al Gobierno porteño una respuesta ante la demanda salarial de los trabajadores que depende de su administración. Esta es nuestra posición desde las oposiciones clasistas en los gremios porteños.

Pablo Peralta Trabajador del Subte | Línea H

Jueves 26 de mayo | Edición del día

Este lunes pasado, muy temprano en el local del sindicato docente UTE, los dirigentes de ese gremio, junto a los de ATE, Judiciales y del subte realizaron una conferencia de prensa para exigirle al gobierno de Rodríguez Larreta una respuesta a la demanda salarial de los trabajadores que dependen de su administración.

Allí expresaron demandas de cada uno de ellos, como el rechazo de los docentes a la modificación de su Estatuto y también la exigencia de los trabajadores del subte para que dé una vez por todas se retiren las formaciones que tienen material cancerígeno y que ya causaron tres muertes de trabajadores y afectado la salud de otros cincuenta y cinco.

Por todos estos motivos llaman a una movilización conjunta para el próximo lunes 30, a la legislatura de la Ciudad, a las 13 horas.

Una unidad importante para dar pelea

Esta marcha va a reunir gremios que vienen sufriendo distintos ataques. Tenemos trabajadores despedidos entre los municipales, como los de la dirección de adicciones, está en pie una persecución enorme contra los docentes, con la suspensión sin goce de sueldo del compañero Jorge Adaro y otros compañeros, la pelea contra el cancerígeno asbesto en el subte, la reincorporación de las enfermeras despedidas y su su pase a la carrera profesional de salud para enfermería y todas sus reivindicaciones, como el pase permanente de todos los contratados, monotributistas, tercerizados, etc. Y en todos los gremios la demanda de un aumento salarial que no solo nos mantenga lo que tenemos frente a una inflación descontrolada, sino que nos permita empezar a recuperar lo que perdimos con el macrismo, la pandemia y la política de Alberto y Guzmán.

Desde nuestras agrupaciones de trabajadores del subte, docentes y estatales daremos esta pelea, porque creemos que es importante esta unidad, para conseguir fuerzas para pelear y ganar por estas demandas. Y desde la unidad de estos importantes gremios ser un polo de atracción para quienes en esta Ciudad vienen peleando aislados, como los compañeros de LATAM en lucha por sus puestos de trabajo y los compañeros de GPS que enfrentan las persecuciones de la burocracia, entre otros conflictos. Y se deberían sumar también los compañeros de ADEMYS que al día siguiente de la marcha van a realizar una medida de lucha decidida en sus asambleas, contra el estatuto y contra las persecuciones, una pelea que no podemos ganar con la sola fuerza de este sindicato.

Pero no alcanza con una conferencia de prensa, en la que no se hizo ningún esfuerzo para que tenga la repercusión que podría, ni con una marcha al mediodía. Ya vimos como la importante marcha federal de las organizaciones sociales juntaron decenas de miles de compañeros desocupados y no logran siquiera que les permitan incorporar todos los movilizados en los planes sociales. No le vamos a ganar a Larreta con una movilización en frío que puede reunir apenas el 10% de los que estuvieron en las calles contra la política de miseria del gobierno nacional. Otra cosa sería si logramos un paro conjunto de los trabajadores docentes, de los municipales, de los estatales nacionales, de los judiciales de la Ciudad, de los del Subte y de otros gremios que quieran sumarse a esta pelea. Hay que llamar a asambleas en todos los gremios y proponer un paro conjunto como inicio de un plan de lucha, así empezaríamos a desarrollar la fuerza para ganar.

Y a la vez todos estos dirigentes son parte de una central, la CTA de los Trabajadores, con trabajadores que sufren las mismas consecuencias con administraciones provinciales peronistas y radicales y los propios trabajadores estatales nacionales de la Ciudad. Dividir estas demandas para tratar de ocultar el ajuste del gobierno al que adhieren (todos son candidatos o militantes de las listas de Alberto) es un error enorme que nos debilita para pelear. Por eso también exigimos a las centrales sindicales un urgente paro nacional en defensa del salario y por la urgente creación de empleo.

Los objetivos del conflicto

También es importante levantar bien alto las banderas por las que peleamos. En la conferencia de prensa de habló de reclamos sectoriales y del salario, sin precisar qué necesitamos. Ya sabemos que con el crecimiento de la inflación todos los gremios van a ser llamados para que se mejore un poco la oferta, para conseguir aumentos que vayan arrimando a la inflación, siempre desde atrás. Pero los compañeros están esperando que se pelee por recuperar lo perdido, por terminar con este camino en que la mayoría necesita dos empleos y changas para llegar a fin de mes.

Necesitamos actualizar los salarios para cubrir la inflación, sobre eso un aumento del 20% real para recuperar lo perdido estos años y cláusula gatillo para mantener el sueldo.
Necesitamos que ningún compañero esté por debajo de la canasta familiar.

El discurso de la reducción de la jornada laboral. Jornada Nacional para difundirlo

Los dirigentes de estos gremios suelen referirse a la necesidad de reducir la jornada laboral, trabajar 6 horas y sumar puestos de trabajo. Pero no alcanza con alguna mención en los diarios y un discurso sin sostenerlo con las acciones. La idea de reducir la jornada laboral, sin reducción salarial, y crear millones de puestos de trabajo es de enorme importancia para darle una salida a los trabajadores, un horizonte alternativo al que le da este gobierno y su pacto con el FMI.

Tenemos que pelear por una jornada Nacional de Lucha por las 6 horas de trabajo sin reducción salarial




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias