×
×
Red Internacional

En su conferencia de prensa matutina, el presidente anunció la creación de un "tianguis de bienestar" de productos decomisados e insistió en el regreso a clases presenciales.

Viernes 13 de agosto | 13:04

Durante la conferencia matutina, el presidente introdujo la modalidad del "tianguis de Bienestar". Se trata de la venta de objetos decomisados al crimen organizado hacia las comunidades marginadas.

“Nosotros hemos tomado la decisión de entregar todos esos bienes al pueblo, todas esas mercancías, vamos a limpiar todas las bodegas y se le va a entregar a la gente, a los pobres y ya comenzamos, se llama Tianguis del Bienestar, se va a un municipio pobre y se entrega a la gente ropa, calzado, te llevan juguetes para niños, todo ello que está en las bodegas”, declaró.

El programa iniciará su piloto en el estado de Guerrero, para después continuar en comunidades de Veracruz, Chiapas y Oaxaca. En total serán 70 los municipios beneficiados del programa.

Los objetos decomisados van más allá de armas o casas que solían pertenecer al crimen organizado y son éstas las mercancías que serán vendidas en los "tianguis de Bienestar", dejando únicamente los objetos de investigación judicial.

"Habían estas prácticas, estas malas costumbres, de acumular, de guardar. Y se echaban a perder las cosas. Además cuesta tener estas bodegas, rentar estos almacenes. Entonces tomamos la decisión de entregar a la gente todo lo decomisado. Lo ideal es que sólo nos queden las bodegas en donde se tienen mercancías que tienen que ver con asuntos judiciales en tanto se resuelven".

Esta es otra medida acorde a la postura de "austeridad republicana" de la 4T. El gobierno reveló que tanto el Servicio de Administración Tributaria (SAT) como el Servicio de Administración Tributaria (Inddep) gastan $1,147,619,573 rentando los almacenes en los que se guardan dichos decomisos.

Es decir que no es un asunto de buena voluntad del gobierno, sino un asunto de gastos presupuestarios. No buscan vaciar las bodegas del gobierno, sino gastar menos en el uso de las mismas.

Regreso a clases presenciales: "la mayoría de los padres" quieren regreso a clases

El segundo tema abordado fue la insistencia en el regreso a clases presenciales. El gobierno viene preparando el regreso a clases como precondición de reactivar la economía, ya que se ha vuelto evidente en medio de la pandemia que la clase trabajadora no puede ser tan productiva (y por tanto, generar más ganancias al capital) si tiene que volcar sus energías en cuidar de sus hijos.

Estas medidas se dan mientras en México incrementan los contagios producto de la tercera ola y mientras decenas de miles continúan esperando las segundas dosis de su vacunación, mientras que en otros estados, como el Estado de México —varios de cuyos municipios forman parte de la Zona Metropolitana del Valle de México y el área conurbada de la ciudad—, apenas se inició la vacunación de la primera dosis.

Asimismo, en varias escuelas se está pidiendo un formato de carta compromiso de "corresponsabilidad" para los padres y madres de familia donde el gobierno esencialmente se deslinda de la responsabilidad hacia las niñas, niños y adolescentes, puesto que el padre, madre o tutor "manifiesta su compromiso de aceptar el retorno seguro a clases". Es decir que la responsabilidad de la salud de los jóvenes recae en sus padres y no en el hecho de que varias escuelas no cuenten con infraestructura adecuada para prevenir los contagios, y en caso de que éstos se den, por supuesto que la culpa recaería, si no en los padres de familia, en los maestros que tienen bajo su cuidado a decenas de menores, como si no fuera una consecuencia de una política sistemática del gobierno.

Paralelamente, el gobierno, a través de la Secretaría de Educación Pública, está en negociaciones tanto con el charril SNTE como con su ala disidente, la CNTE, para garantizar el regreso a clases presenciales. Esta política sistemática tiene como objetivo negociar entre las cúpulas sindicales y cooptarlas en favor del gobierno, mientras los profesores de base enfrentan las consecuencias de la misma.

Es por lo tanto urgente entablar espacios de discusión democrática en las escuelas que impulsen asambleas donde participen padres de familia y maestros para garantizar medidas de seguridad sanitaria. Asimismo, es imperativo que la CNTE, que dice oponerse al charrismo sindical del SNTE, rompa con su tregua con el gobierno y movilice a sus bases exigiendo condiciones sanitarias dignas para frenar la tercera ola que está afectando especialmente a los jóvenes.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias