×
×
Red Internacional

Michoacán. Madres de familia toman escuelas y protestan ante falta de docentes

En dos municipios de Tierra Caliente, Michoacán, madres y padres de familia han mantenido protestas y tomas de escuela, así como movilizaciones en demanda de tener docentes para sus hijas e hijos, mientras USICAMM jinetea el derecho de trabajo a aspirantes.

Miércoles 26 de octubre | 15:17

En los municipios de Tepalcatepec y Buenavista, ubicados en la región de Tierra Caliente de Michoacán, decenas de madres y padres de familia han encabezado protestas de escuela y la toma de una presidencia municipal en el segundo caso, en demanda de que haya profesores en sus comunidades.

Las escuelas Melchor Ocampo y José María Morelos han padecido este problema durante años, según relatan madres y padres de familia, quienes exigen que haya personal tanto docente como administrativo en ambos planteles. En el caso de la primera escuela el propio director asegura que se ha solicitado este faltante de personal desde hace más de 9 años, sin embargo, la respuesta no ha llegado, tanto de la autoridad federal como de la local.

Fue hasta el pasado lunes en la madrugada que las madres y padres de familia decidieron tomar la escuela secundaria del municipio de Tepalcatepec, ya que será una comunidad que se quedará sin escuela, lo que implica que las y los estudiantes tendrán que trasladarse a comunidades más lejanas, o de plano dejar de estudiar. A esto hay que agregar las condiciones sociopolíticas de la región, pues la amenaza constante de inseguridad y los grupos del narco que se disputan la región está latente, y estos jóvenes quedan condenados a ser carne de cañón para los bandos en disputa.

Te puede interesar: La GN implicada en la desaparición de tres jóvenes en Michoacán

Mientras el faltante de docentes ha perdurado en el tiempo, la Unidad del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros (USICAMM) mantiene esquemas de selección, ingreso y promoción que representan trabas para cientos de egresados normalistas y docentes que en el estado han reclamado durante años su derecho a tener un trabajo en las escuelas, así como nombramientos basificables y el pago en tiempo y forma. Este último problema ha traído ya varias protestas dentro del magisterio de la región y a nivel nacional.

Te puede interesar: Docentes en Michoacán se movilizan por falta de pagos e inseguridad en el estado

¿Es un caso aislado? El abandono a la educación pública

La situación que padecen estas dos escuelas, donde no hay docentes para atender comunidades de cientos de jóvenes que viven en comunidades alejadas de las capitales, es parte de una situación más general, expresada en el sobrecupo en las universidades, la falta de construcción de más escuelas y el hacinamiento en las ya existentes de educación básica.

Según cifras oficiales , existen en la matrícula de educación básica más de 25 millones 253 mil estudiantes, atendidos por 1 millón 200 mil profesores, dentro de 230 mil 242 escuelas. Esta cifra pone a 25 estudiantes por profesor, lo cual ya representa una saturación de la labor docente, pero tomando en cuenta que las comunidades no son homogéneas, llegamos a atender grupos de más de 40 estudiantes por aula.

Si existieran al menos 800 mil profesores más, se podría reducir la tasa de atención a 15-20 estudiantes por docente. Un plan educativo de emergencia también debería incluir la reapertura de los turnos vespertinos para atender el sobrecupo y la construcción de otras 200 mil escuelas de educación básica, que vayan desplazando a la educación privada, que representa el 10% de la matrícula total en este nivel educativo.

Por otro lado, la eliminación de USICAMM es fundamental, ya que al igual que el odiado INEE funge como intermediario para el acceso al trabajo de miles de docentes, incluidos egresados normalistas, y con sus requisitos burocráticos, que poco o nada tienen que ver con los contextos reales de las escuelas, entorpecen la entrada al servicio docente y condicionan el aumento salarial a estos parámetros, funcionando como un mecanismo de control y exclusión contra las y los docentes y el normalismo.

La estadística oficial también señala que durante los últimos años, del sexenio anterior y el actual, se ha mantenido el financiamiento público al sistema educativo en solo un 4.5% del PIB, cuando la recomendación de los propios organismos internacionales es al menos de 8% del Producto Interno nacional. Es decir, se necesita al menos el doble de financiamiento al sistema educativo para que se puedan ir resolviendo los principales problemas de la educación en nuestro país. Entonces, ¿por qué no lo hace la 4T?

En los últimos meses se hizo evidente que la política central del gobierno actual consiste en fortalecer la presencia de las fuerzas armadas en las calles y la construcción de los megaproyectos. Para lo primero se tienen contemplados casi 112 mil millones de pesos para la Sedena, a los que se sumarían 34 mil 500 millones de pesos correspondientes a la Guardia Nacional, que ahora forma parte de dicha secretaría.

Así mismo, para los megaproyectos como el Tren Maya, la Refinería Dos Bocas o el Corredor Transístmico se han destinado 143 mil 73 millones de pesos, 90 mil millones en dos años y 10 mil millones de pesos respectivamente.

Para las y los docentes esto no debería de ser algo ajeno, ya que estos recursos podrían utilizarse para las necesidades sociales, como la educación y la salud.

Las y los docentes de la Agrupación Nuestra Clase luchamos por esta perspectiva y te invitamos a que te sumes a este proyecto como docente o trabajador de la educación, contáctanos a través de nuestras redes sociales.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias