Cultura

Cine

Los veinte años de Chihiro

El 20 de julio de 2001 se estrenó Sen to Chihiro no Kamikakushi, más conocida como Spirited Away o El viaje de Chihiro. Hasta la fecha, continúa siendo el único film de habla no inglesa en ganar un Oscar como Mejor Película Animada.

Meke Paradela

@mekepa

Lunes 19 de julio | 22:04

Hayao Miyazaki no se anduvo con vueltas. En solamente los primeros diez minutos de película, el director deslizó una despiadada crítica a la sociedad actual y durante el transcurso de la historia, con las peripecias de la protagonista como excusa, realizó toda una reivindicación de las tradiciones japonesas. Quizás esta sea una de las tantas razones por las que El Viaje de Chihiro es la película más taquillera de este país.

La historia narra las aventuras de Chihiro Ojino, una nena de 10 años que se pierde junto a su familia de camino a una mudanza y que en el medio pasa por toda una serie de experiencias fantásticas con espíritus y criaturas extrañas, convirtiéndose casi en una especie de Alicia en el País de las Maravillas nipona al retratar el pasaje de la niñez a la adultez de la protagonista, que deberá lidiar con algunas situaciones para lograr la liberación de sus padres.

Producida por Studio Ghibli y con una recaudación de 395 millones a nivel mundial, Miyazaki, ganador del Premio de la Academia japonesa de cine a la mejor película por La Princesa Mononoke en 1997, basó la historia en la hija de un amigo y la llenó de características propias basadas en la belleza de las imágenes y en una gran carga de simbología oriental como crítica a la creciente globalización japonesa y a la pérdida de su propia identidad cultural.

Si bien El viaje de Chihiro fue aclamada por la crítica internacional, ganadora del Oso de Oro de Berlín y del premio Óscar a la Mejor Película Animada de habla no inglesa en 2002, el director se negó a recibir este último galardón ante el rechazo a Estados Unidos por la reciente invasión en Irak, declarando a la prensa que “es lamentable que mi corazón no se pueda regocijar por el premio, dados los difíciles momentos que atraviesa el mundo”.

Considerada una de las mejores películas animadas de todos los tiempos, algunos de sus personajes como Kamaji, el Dios del Río, Haku, Zeniba y Kaonashi (Sin Cara) se volvieron íconos de Ghibli y convirtieron a la película en la más conocida del estudio. En 2016 ocupó el cuarto puesto en la lista de las Cien Mejores Películas del siglo XXI confeccionada por la BBC y este año se anunció su adaptación teatral para 2022.

“Creé una heroína que es una chica corriente, alguien con quien el público puede simpatizar. No es una historia en la que los personajes crecen, sino una historia en la que pueden sacar lo que llevan dentro, dependiendo de las circunstancias particulares. Quiero que mis jóvenes amigos vivan así y creo que ellos también tienen ese deseo”, declaró Miyazaki sobre Chihiro, cuya amistad con Haku es probablemente una de las relaciones más hermosas del cine. Una gran oportunidad para descubrirla o volver, una y otra vez, a disfrutarla de vuelta.






Temas relacionados

Hayao Miyazaki   /   Chihiro   /   Cine japonés    /   Animación   /   Cine   /   Japón   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO