×
×
Red Internacional

El pasado 6 de junio los y las maestras de Nayarit decidieron irse a paro ante la Ley Navarro.

Lunes 13 de junio | 15:09

La nueva Ley de Derechos y Justicia Laboral para los Trabajadores al Servicio del Estado de Nayarit, llamada también “ley Navarro” ya que la propuso el gobernador estatal Miguel Ángel Navarro, fue aprobada el 26 de mayo con 18 votos a favor en el congreso del estado.

Sin embargo esta ley causó descontento y motivó un paro de más de 20 mil trabajadores. En su gran mayoría participaron los y las maestras de las secciones 20 y 49 del SNTE.

El pasado lunes 6 de junio hubo paro en más de 2 mil 500 escuelas públicas, participando maestros de educación básica así como de las universidades tecnológicas. También se sumaron trabajadores del sector salud. Los y las docentes del estado de Nayarit han expresado su inconformidad sobre dicha ley ya que ataca los derechos laborales, como con el recorte de montos de las primas vacacionales y del aguinaldo; también restringe el derecho de los sindicatos a defender a un trabajador despedido e impone las UMAS para calcular algunas prestaciones, en lugar del valor del salario mínimo.

Hay varios artículos de dicha ley que resultan muy agresivos con los derechos laborales de los y las trabajadoras, como el artículo 57, en donde se menciona que habrá una disminución del sueldo con base a las finanzas del gobierno del estado; el artículo 75 expresa que puede haber despidos injustificados sin necesidad de iniciar algún procedimiento; el artículo 100 menciona que la autoridad educativa tendrá 2 años para anular plazas definitivas.

Represión y detención de maestros

Este paro se dio en medio de amenazas por parte del gobernador Navarro, presionando a las autoridades educativas para que intimidaran con el descuento del día, así como para levantar actas administrativas e incluso se refirió a este paro como ilegal, diciendo que atentaba contra el derecho a la educación de las niñas, niños y adolescentes. Se hizo el llamado a los padres de familia para que mandaran a los alumnos a las escuelas, pero esto no sucedió, pues las madres y padres decían que estaban con los y las maestras.

Miguel Ángel Navarro, perteneciente al Morena, en los últimos días ha mencionado que quiere tener un diálogo con los sindicatos para explicarles los beneficios de dicha ley, y que con la misma se avanzará a la transparencia y a la honestidad en Nayarit.

Escalando la represión por parte del gobierno de Morena, los maestros Moisés Martínez Flores, José María Ruiz Covarrubias y Osiris Maldonado de la Paz fueron detenidos sin órdenes de aprehensión el 6 de junio, en la víspera del paro laboral. Cabe destacar que los dos primeros salieron en libertad el martes pasado, tras tramitar amparos.

El maestro luchando también está enseñando

Los maestros nayaritas no solo han mostrado descontento por dicha ley, sino que también expresan que las escuelas están en terribles condiciones, no fueron mejoradas durante la pandemia y por tanto no cuentan con los servicios básicos. En realidad quien atenta contra el derecho a la educación de los niños y adolescentes es el gobierno al no asegurar las condiciones mínimas de las escuelas.

Legislaciones como la “ley Navarro” no son nuevas. Hace unos meses, por ejemplo, también hubo una reforma a la ley del ISSSTE en el estado de Zacatecas violentando los derechos laborales de miles de trabajadores al servicio del estado, en donde también se organizaron paros y los docentes zacatecanos se pusieron al frente.

Te puede interesar: Issstezac. Claves para entender la crisis en Zacatecas

Cada día aumenta el ataque a la educación pública y contra su principales defensores, las y los maestros. Otro ejemplo es el de los docentes de Michoacán en plantón frente a la SEP, a quienes el gobierno no les ha pagado 70 quincenas atrasadas, además de tener bajos salarios y ni siquiera estar basificados.

Te puede interesar: [email protected] [email protected] michoacanos exigen a la SEP que les paguen 70 quincenas

Los y las maestras debemos unirnos a nivel nacional en defensa de nuestros derechos y echar atrás los planes del gobierno que atenten contra la educación pública. Debemos exigir un aumento al presupuesto educativo para que se mejoren las escuelas, que cuenten con los servicios básicos y otros que cubran las necesidades de nuestros alumnos, como comedores gratuitos, servicio médico y psicológico en cada escuela; también la construcción de más escuelas para evitar el hacinamiento.

Asimismo, condiciones laborales dignas, como aumento salarial automático cada vez que suba la inflación y el respeto a los periodos de descanso.

* Maestra de primaria, integrante de la agrupación magisterial y normalista Nuestra Clase.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias