×
×
Red Internacional

Después de que la gobernadora de Campeche, filtrara audios del presidente del PRI, Alejandro Moreno, en los que se escucha que habría cometido actos de corrupción y decir que “a los periodistas hay que matarlos de hambre”, este lunes fue cateada su casa por la Fiscalía.

Lautaro AdrianoTrabajador de la educación pública e integrante de la agrupación magisterial y normalista Nuestra Clase

Miércoles 6 de julio | 21:18

Además, este martes fueron dadas a conocer otras filtraciones en las que “Alito” entabla conversación con el exgobernador de Oaxaca, el priísta José Murat, donde presuntamente tendría un plan, Reforma Fiscal mediante, para extorsionar a los empresarios:

También, usa palabras altisonantes contra diferentes empresarios mexicanos como Germán Larrea, de Grupo México, Carlos Slim y la presidenta de Grupo Modelo, María Aramburozabala, entre otros magnates.

Después, en el mismo audio menciona haber tenido una conversación con el ex consejero de Andrés Manuel López Obrador, el abogado Julio Scherer, donde le pide que metan a la cárcel a sus aliados de “Va por México” pero no a los de su partido:

“Mira, yo ahorita me dijo Scherer... No, le dije. Él ha cumplido. Que meta al bote al PAN, al PRD, pero no se meta con nosotros. El 7 nos estamos tomando un café con él. Muy bien, bueno, le dije que nomás tengo interés en una cosa: la reforma fiscal”.

Entre tanto, el dirigente del PRI ya acusó persecución política en su contra orquestada desde Palacio Nacional.

Va Por México se tambalea y el obradorismo se fortalece

Esto no hace sino echar más leña al fuego a la frágil alianza del PRI, PAN y PRD. Luego de la arrasadora victoria de Morena en la reciente jornada electoral, y tras estas filtraciones que exhiben escandalosamente al presidente del PRI, tanto frente a los empresarios como frente a sus aliados, la alianza derechista "Va Por México" corre el peligro de desmoronarse, a menos de un año de las elecciones en las que el priísmo se juega la vida en Coahuila y Estado de México, sus últimos dos bastiones.

Por otra parte, los viejos cuadros del PRI, entre los que destaca Osorio Chong, ya están pidiendo la renuncia del dirigente ante los malos resultados y las acusaciones en contra.

Según podemos deducir, con la denuncia en su contra y la lluvia de audioescándalos que lo ponen contra la pared, Alejandro Moreno podría estar sufriendo las consecuencias de haber votado en contra de la Reforma Energética, tal como su compañero de partido, el coahuilense Rubén Moreira.

Y es que, como lo informamos aquí, la Fiscalía General de la República está cercando al coordinador del Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados, ya que, al menos tres de sus ex funcionarios son investigados por presuntos desvíos millonarios del erario para campañas electorales cuando éste era gobernador de Coahuila.

El reacomodo de fuerzas, así como el fortalecimiento institucional vertiginoso de Morena que está significando la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia, sin duda es un elemento importantísimo para entender el cambio histórico que está sucediendo en el sistema de partidos en la historia contemporánea.

Desde luego, nadie duda de lo inescrupulosos que son estos dirigentes priístas, amantes del poder y del dinero ilícito.

Sin embargo, no se debe elegir qué corruptos son menos malos para llevarlos a proceso. Mientras a unos los premian con embajadas en otros países por aceptar ser aliados tácticos, a otros los procesan. La justicia no debe ser regateada. Queremos ver en la cárcel, a “Alito”, los Moreira y compañía, pero también, por ejemplo, al ex gobernador de Chiapas Manuel Velasco, represor de los indígenas zapatistas y hoy “soldado” de la 4T en el senado por el Partido Verde.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias