×
×
Red Internacional

Transmisibilidad, severidad y escape de inmunidad son los principales interrogantes. ¿Cuáles son las certezas y las presuposiciones hasta ahora? Las desigualdades en la vacunación y las determinantes estructurales de la pandemia.

Juan DuarteCiencia y Ambiente | tw: @elzahir2006

Lunes 29 de noviembre de 2021 | Edición del día

¿De qué se trata la nueva variante?

  • El 26/11 se informó en Sudáfrica el registro de la nueva Variante de Preocupación, denominada B.1.1.529 y el viernes denominada Ómicron por la OMS (se descartaron las que seguían en el alfabeto griego: Nu, porque parecía “nuevo”, y Xi, porque es un apellido común).
  • No desciende de ninguna de las variantes conocidas, sino que se cree que se remonta mediados de 2020 (en “un período prolongado de circulación en una geografía con una vigilancia genómica deficiente -ciertamente no Sudáfrica- o una evolución continua en un individuo infectado crónicamente”, según el virólogo Trevor Bedford). Y se cree que emergió el 7 de Octubre, duplicando cada 4,8 días.
Como señala el virólogo Trevor Bredford: "[en rojo] la rama extremadamente larga (> 1 año) indica un período prolongado de circulación en una geografía con una vigilancia genómica deficiente (ciertamente no Sudáfrica) o una evolución continua en un individuo infectado crónicamente antes de volver a extenderse a la población". Fuente: @trvrb
  • Tiene más de 50 mutaciones, de las cuales 32 están en la proteína spike (la corona del virus), más del doble de lo que tiene la variante Delta; tiene todas las mutaciones que le dan más transmisibilidad, severidad y escape de inmunidad de las anteriores, juntas, más otras más.

Sobre sus características: antes que nada, por ahora no se tiene certeza sobre transmisibilidad ni severidad según la OMS, se necesita más tiempo para las pruebas de laboratorio (cultivar el virus y probarlo con suero de pacientes recuperados o vacunados, por ejemplo) y ver el desarrollo epidemiológico real. Hoy OMS dijo que “el riesgo global es alto”. Pero lo que se sabe y presume hasta ahora es lo siguiente:

Transmisibilidad:

    • Tiene todas las mutaciones que le dan más transmisibilidad a variantes anteriores. Por lo que se presume que puede ser hasta 5 veces más transmisible
    • Se está haciendo rápidamente dominante frente a delta en la provincia de Gauteng; la positividad de testeo ahí saltó de 1 a 30%
    • El monitoreo de aguas residuales para estimaciones de carga viral tamaño del brote arrojó que en Pretoria (norte de Johannesburgo), la carga viral detectada en las aguas residuales ha alcanzado niveles similares a los del pico del Delta. Estos datos pueden indicar que la transmisión puede ser notablemente rápida, pero algunos investigadores señalan que también puede deberse al escape de inmunidad.

Escape de inmunidad: Según la OMS

    • Se presume que puede aumentar el riesgo de reinfección (en infectados o vacunados previos), pero no hay datos concluyentes.
    • Los test PCR la detectan, y se está estudiando si otros test rápidos (antígenos); también los tratamientos con corticoides funcionarían, pero se está estudiando.

Severidad:

    • Circularon declaraciones de una médica sudafricana de que era más leve, pero era sobre pocos casos y jóvenes sanos. Desmentido por OMS.
    • Se registró un aumento de hospitalizaciones en la provincia de Gauteng, que podría estar relacionado;
Aumento de hospitalizaciones en la provincia de Gauteng, Sudáfrica.

Hasta hoy hay confirmados más de 130 casos en 13 países: Sudáfrica (109), Holanda (13), Botswana (19), Egipto, Bélgica, Holanda (13 pasajeros de 600 hasta ahora), Canadá (2), Israel (1), Bélgica (1), Rep. Checa (1), Alemania (1), Austria (1), Inglaterra (3), Hong Kong (2), Australia (2), Dinamarca (2), Italia (1), Portugal (13 ), Escocia (6, comunitaria). Francia 8 posibles casos. El número crece hora a hora.

¿Qué efectos tuvo?

  • El viernes cayeron las principales bolsas de todo el mundo.
  • Diferentes países comenzaron a cerrar sus fronteras: Inglaterra; Estados Unidos; Canadá; Brasil; República Dominicana; Israel; Austria; República Checa; Italia; Rusia; Arabia Saudita; Filipinas; Emiratos Árabes Unidos; Marruecos;
  • Inglaterra convocó a ministros de salud del G7 para hoy lunes.

¿Cuáles son las causas de la emergencia de estas nuevas variantes?

En primer lugar, la irracionalidad capitalista. Dejando de lado las causas estructurales que posibilitaron la emergencia del Sars-cov-2 (deforestación por agronegocio, desfinanciamiento de sistemas de salud), hoy la distribución de vacunas regida por el lucro tiene un lugar central. Mientras hay países que van por la tercera dosis, África tiene en promedio solo el 10 % vacunado y solo con una dosis. Esto da un caldo de cultivo para la aparición de nuevas variantes.

Ayer, el sitio Our world in data publicó un tuit con datos contundentes:

Vacunación en el mundo:
Se han administrado 7.800 millones de dosis de vacuna COVID.
👥 53% de la población mundial con al menos 1 dosis
Distribución de 🌍 Dosis totales por 100 personas

    • Países de ingresos altos: 147
    • Ingresos medianos altos: 146
    • Ingresos medianos bajos: 68
    • Bajos ingresos: 7

Basta ver el gráfico para notar lo irracional de la distribución de vacunas y cómo el eje no está puesto en la salud sino en el lucro, garantizando el terreno para nuevas variantes. 3,6 mil millones de personas en el mundo todavía siguen sin ningún tipo de inmunización.

El panorama de fondo, dos carreras distintas y sus causas estructurales

El biólogo evolutivo Rob Wallace, dedicado a la emergencia de virus pandémicos lo resumió en una nota el viernes pasado [1]: “Lo que las variantes obtienen de un sistema huésped basado en el lucro que se deniega a sí mismo la inmunidad colectiva, la industria lo gana con la proliferación de las variantes.” Es decir, la emergencia indefinida de variantes es un negocio para farmacéuticas.

“En otras palabras –señala Wallace–, lo que debería haber sido una carrera entre el patógeno y una humanidad destinada a vacunar al mundo antes de que se estableciera el escape de la vacuna fue reemplazada por una carrera entre el patógeno y las inyecciones de refuerzo para una ráfaga de variantes que solo unos pocos países pueden permitirse. A pesar de que ambos involucran al patógeno, las vacunas y las personas de todo el mundo, las dos carreras son categóricamente diferentes. La primera hubiese sido una carrera real para extirpar el SARS-2. La segunda pone a las ganancias (y al patógeno) antes que las personas."

La liberación de las patentes, secretos comerciales y la transferencia tecnológica para producir las vacunas y se impone como necesidad elemental, como venimos señalando desde este diario.

¿Pandemia hasta cuándo?

Pero Wallace señala también algo importante frente al discurso reduccionista frente a la pandemia: “Las vacunas no son la mejor apuesta en la carrera contra nuevas variantes. La mejor apuesta es evitar que surjan enfermedades nuevas en primer lugar. Y evitar que los que surgen se propaguen organizando la gobernanza en torno a la salud pública y los bienes comunes públicos. Ambas intervenciones requieren reemplazar un modo de reproducción social organizado en torno al lucro que sacrifica millones de personas anualmente, incluidas a las víctimas del COVID."

“Sin una campaña de Covid cero –señala Wallace–, la pandemia está lejos de terminar. Los modelados tempranos predijeron que duraría hasta 2025. La Peste Negra, matando a un ritmo mucho más rápido a nivel individual pero quizás más lento a nivel de población, duró entre 1346-1353”.

Te puede interesar: El COVID-19 y los circuitos del capital

Fuentes

Science.
https://www.who.int/news/item/28-11-2021-update-on-omicron
https://www.nytimes.com/2021/11/28/health/omicron-variant-severe-symptoms-mild.html


[1Wallace, Rob, "Omicron prime", 27/11/21, disponible en https://www.patreon.com/posts/omicron-prime-59185790





Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias