Cultura

CINE DE HOY

Lo que nunca nos dijimos, un drama familiar y de género, de Sebastián Sánchez

Jueves 1ro de septiembre de 2016 | 22:34

1 / 3

La opera prima de Sebastián Sánchez Amunátegui enfrenta a un personaje gay con su familia tradicional la cual busca mantener las apariencias en una clase alta, una muestra de cómo enfrentar a un sector de la población que le niega derechos a la comunidad LGBTTTI

La Cineteca Nacional presenta la coproducción méxico-argentina Lo que nunca nos dijimos, un drama familiar y de género. La película es la opera prima del productor Sebastián Sánchez Amunátegui, quien estuvo tras las cintas La nana y Quemar las naves.

El filme cuenta con las actuaciones de Flavia Atencio, Ana María Picchio, Sandra Burgos, Juan Gil Navarro, Catalina Saavedra, Mario Bertone y Miguel Conde.
Una historia íntima sobre el reencuentro de una familia, Mariana (Flavia Atencio) vive en México con su pareja Fernanda (Sandra Burgos) tendrá que regresar con su familia que está en Mendoza, Argentina, debido a que su padre, el doctor Di Mateo, se encuentra grave.

El reencuentro de Mariana con su madre Cecilia (Ana María Picchio), una mujer de alcurnia, que es celosa guardiana de los secretos familiares y orgullosa esposa del doctor, será difícil y complicado. Han pasado muchos años de separación entre madre e hija: tendrán y tendrán que poner las cosas en claro sin eufemismos.

Además Mariana tendrá que lidiar con los fantasmas del pasado, aclarar las cosas que dejó a medias. Un drama que trata el tema de la homosexualidad y el tabú que todavía representa el tema en algunas familias, donde se ve esto como un simple capricho, sin aceptar al otro como lo que es, intentando que encaje en lo que llaman “normal”.

De la pantalla a la realidad

La película viene a abonar al tema de discusión en México, los matrimonios igualitarios son una realidad constitucionalmente, pero los jerarcas de la iglesia católica como Norberto Rivera Carrera, se ha pronunciado abiertamente contra dichas uniones legales, en defensa de lo que denominan la “familia tradicional”.

Incluso organizaciones no gubernamentales de derecha, han lanzado campañas contra la propuesta presidencial de los matrimonios igualitarios, con la campaña “No te metas con mis hijos”, de paso se oponen a la enseñanza de sexualidad en las escuelas públicas.

Se ha convocado a dos marchas para este mes de septiembre, las cuales pretenden mostrar la posición reaccionaria de un sector de la sociedad, que lanzan una campaña de discriminación en contra de la comunidad LGBTTTI.

De la realidad a la pantalla

Lo que nunca nos dijimos se filmó en Ciudad de México y en Argentina en la Ciudad de Mendoza, que es una provincia donde todavía hay familias muy tradicionales como la de la película, la actriz y guionista del proyecto Flavia Atencio, declaró en un boletín de prensa, “Yo nací en Mendoza y la atmósfera del otoño mendocino, muy bello y con un toque nostálgico, era perfecto para la historia. Desde que escribí el guión pensé en que era una historia muy mendocina”.

El filme se estrenó mundialmente en el Festival Internacional de Mar del Plata, el único de categoría A de Latinoamérica. Fue parte de la Selección Latinoamericana en competencia y ganó un premio por la música.

En México, se estrenó en el Festival Internacional de Mérida, Yucatán, en mayo de 2016. En el pasado mes de julio fue exhibida como parte de la Muestra Internacional de Cine Queer de Monterrey, que también se presentó en la Ciudad de México en la Cineteca Nacional.






Temas relacionados

Argentina   /   México   /   Crítica de cine   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO