Mundo Obrero México

Luchas obreras

León: Recolectores de basura conquistan luchando aumento salarial de 4%

El 17 de junio más de un centenar de trabajadores de Promotora Ambiental de la Laguna S.A. (PASA) realizaron un paro laboral en la ciudad de León, Guanajuato. Demandaban aumento salarial, reinstalación de dos compañeros despedidos y mejores condiciones de trabajo. La media pone sobre la mesa las precarias condiciones en que labora este sector de trabajadores esenciales.

Viernes 18 de junio | 22:59

Trabajadores de la empresa de recolección de basura Promotora Ambiental de la Laguna S.A., conocida como PASA, realizaron un paro laboral en 33 rutas durante el turno nocturno del 17 de junio en la Ciudad de León, Guanajuato.

Más de cien trabajadores, que realizan la recolección en la mencionada ciudad se concentraron al exterior de las instalaciones de la empresa, negándose a trabajar y a permitir la salida de los camiones recolectores. A causa de esta medida de lucha, dejaron de recolectarse unas 297 toneladas de desechos en unas 100 colonias de la ciudad, cerca del 10% del total.

La empresa, contratada por el Sistema Integral de Aseo Público (SIAP), rompió el bloqueo con ayuda de la policía municipal y la Guardia Nacional, además contrató personal no certificado para operar las unidades ni realizar el servicio de recolección.

Los trabajadores exigían la reinstalación de dos compañeros despedidos, pero sobre todo un salario de $2,500 libres a la semana y seguro de accidentes para los camiones, pagado por la empresa.

También reclamaron el fin del hostigamiento laboral y los malos tratos que reciben por parte del personal de confianza de la empresa, en especial del gerente general Salvador Huerta.

Estos trabajadores perciben, según declararon ante medios locales y en redes sociales, entre $1,600 y $1,800 a la semana menos descuentos, no reciben pago por horas extras, deben realizar muchas veces dobles jornadas y costear los gastos por accidente de las unidades que operan.

Señalaron además falta de uniformes, de zapatos adecuados, de refacciones y denunciaron que deben trabajar con camiones en malas condiciones, enfrentando riesgo de accidentes.

Una vez más, la precariedad de los trabajadores esenciales puesta sobre la mesa

Estos trabajadores operan enormes unidades y cargan a diario aproximadamente 13 toneladas de basura para garantizar el servicio de recolección de basura en las calles y colonias de la ciudad.

Se trata pues, de un servicio relacionado directamente con las condiciones de higiene elementales que deben prevalecer en cualquier ciudad y que debería estar a cargo del Estado, pero que hoy se encuentra en manos de empresas privadas que se sostienen y enriquecen explotando el trabajado de obreros precarizados y con bajísimos sueldos.

El paro cesó durante la noche del mismo día en que inició, pero sirvió para demostrar la enorme importancia de la labor de los trabajadores de la recolección de basura.

Su trabajo, como el de muchos otros trabajadores precarios se ha demostrado esencial durante la pandemia de Covid-19. De la misma forma, ha quedado claro el contraste entre su importante labor con los bajos sueldos y precarias condiciones laborales que padecen, con prestaciones bajísimas, sin sindicatos auténticos y sin condiciones seguras de trabajo.

Este paro de trabajadores de recolección en León y su organización pueden parecer modestos, pero es un gran ejemplo de lucha y marca el camino a seguir para todas y todos los trabajadores esenciales que merecen mejores salarios y condiciones laborales.






Temas relacionados

Mundo Obrero México   /   Guanajuato

Comentarios

DEJAR COMENTARIO