Mundo Obrero México

PRECARIZACIÓN LABORAL

La situación de los trabajadores estatales

Despidos y precarización laboral en el Estado, la tónica del gobierno de López Obrador.

Miércoles 11 de diciembre de 2019 | 22:05

Debido al tamaño de la administración pública es imposible que sus problemáticas pasen inadvertidas para el jefe del ejecutivo. Ante la llegada de López Obrador al poder, pocos imaginaban que sus promesas de mejorar las condiciones de los trabajadores se convertirían en los hechos en una serie de ataques contra los trabajadores estatales bajo el engaño de la "austeridad republicana" que aseguraba que iba a barrer "de arriba hacia abajo" la corrupción y desigualdad salarial entre los trabajadores al servicio del Estado.

A un año de ejercer el poder hemos visto cómo en los puestos de arriba, los altos funcionarios y principales cuadros, mantienen sus altas prestaciones, obteniendo ingresos muy por arriba del salario presidencial, mientras que la "austeridad" de ha concentrado y ensañada con los trabajadores de más bajo nivel. A continuación algunos datos.

Para 2016 había un total de 4 millones 202 mil 694 servidores públicos con remuneración, de éstos más de un millón y medio pertenecían a la federación (39%) y más de dos millones y medio a las administraciones estatales (61%). (1)

De todos éstos, el 81% percibe menos de 20 mil pesos mensuales (Tabla 1), prácticamente la mitad percibe menos de 10 mil pesos.

En dos rubros se concentran poco más de dos millones de trabajadores: educación y salud (Gráfica 1), por lo que se intuye que se trata de trabajadores que provienen de medios estudiantiles, es decir, con grados de educación entre medio superior y superior.

En la Ciudad de México, por ejemplo, implica que muchos de ellos no estuvieron ajenos a procesos políticos como el levantamiento zapatista de 1994, la huelga en la UNAM de 1999, el movimiento #YoSoy132, las movilizaciones en diciembre de 2012 contra Peña Nieto, la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa en 2014, hasta las movilizaciones contra la reforma educativa en 2016, entre otros. Por lo que tienen cierto grado de politización.

Los despidos

Desde finales de 2018, comenzó la ola de despidos masivos en la administración pública, una de las primeras fue la de a al menos 2 mil trabajadores del Sistema de Administración Tributaria (SAT).

El Financiero reporta 12 mil 817 hasta enero (2); la Secretaría de la Función Pública reconoce un despido de 5 mil 81 trabajadores contratados como eventuales al 15 de mayo (3); para julio, Proceso indica 7 mil 837 tan solo en el sector federal (4); La Silla Rota, para octubre, contabilizaba un total de 444 mil 503. (5)

A pesar de que no contamos con una cifra total homologada, ésto no impide mostrar algunas tendencias partiendo de algunos ajustes que ocurrieron en el periodo que va de diciembre de 2018 a septiembre de 2019.

1. El Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia de la Ciudad de México (DIF-CDMX) tuvo un recorte presupuestal del 20% para el ejercicio fiscal del 2019. Para el periodo de diciembre de 2018 a enero de 2019 logramos contabilizar 279 despidos y diversas irregularidades que reportamos en este artículo.

2. En la Secretaría de Cultura, para julio del presente año, rastreamos un despido de más de mil trabajadores (6). Cabe señalar que esta Secretaría tiene mil trabajadores contratados por honorarios.

3. En el INBA, según Alejandra López del Sindicato Nacional Independiente de Trabajadores del INBA, hubo un recorte de 1850 trabajadores (Proceso 21/04/2019). Este instituto tiene 800 trabajadores contratados por capítulo 3000 (personal de honorarios, sin prestaciones), mientras que el INAH tienen 1750.

4. En Faro de Oriente, que es un órgano centralizado de la Secretaría de Cultura (SC) de la CDMX, trabajan alrededor de 80 talleristas, de ellos el 30 % bajo el capítulo 3821 (honorarios) y el 70 % como becarios, bajo el programa de talleres TAOC 2019. En la SC-CDMX, del último trimestre de 2018 al primero de 2019, según la PNT, detectamos un despido de 45 trabajadores, 26 de honorarios y 19 contratados por base o confianza.

5. Las nuevas autoridades del Fondo de Cultura Económica (FCE) impusieron despidos de aproximadamente 60 trabajadores. La PNT, en 2018 no registra trabajadores por honorarios, para enero de 2019 aparecen 31.

6. Notimex reportó para julio, un despido de 100 personas, de los cuales 70 trabajadores son de base y 10 de honorarios (7). En sus movilizaciones, los trabajadores refieren la disminución de periodos vacacionales, falta de liquidaciones a los despedidos y acoso laboral, además, denuncian las amenazas que la nueva administración hace a los trabajadores para desafiliarse al sindicato que existía y adherirse a uno nuevo que pretenden imponer.

7. Cabe añadir que las diversas dependencias subcontratan a empresas privadas para los servicios de limpieza, mediante el outsourcing. Incluso entre los trabajadores se sabe que las empresas siempre son las mismas, solo que cambian de nombre para poder entrar a las licitaciones, pues por reglamento la misma empresa no puede hacerlo de forma continua. Aunque en lo real también son trabajadores estatales, en lo formal no figuran como tales.

Sin ser exhaustivos, estos ejemplos nos dan una idea de la magnitud del problema.

La Austeridad republicana contra los trabajadores estatales

Podemos conjeturar algunas tendencias de la situación de los trabajadores estatales:

1) La ofensiva laboral (encubierta como política de Austeridad Republicana) se lanzó contra los trabajadores estatales que perciben menos de 10 mil pesos mensuales (el 47%), esta ofensiva fue más grave para quienes tienen contratación simulada.

2) Los despidos se han realizado con mayor facilidad a quienes presentan contratos simulados.

3) Pérdida de derechos laborales para quienes tienen formas de contracción con reconocimiento a la relación laboral.

4) Los recortes salariales afectan a los trabajadores de menores ingresos, pues en su conjunto se termina destinando menos masa salarial, hay una caída relativa del salario.

5) Los contratos simulados van sustituyendo a los constitucionales.

6) Mantenimiento del outsourcing.

7) El sindicalismo se está reajustando con la llegada de la nueva administración, dirigencias y sindicatos están siendo sustituidos o alineados a las nuevas autoridades, a su vez bloqueando la independencia y la combatividad de sectores disidentes.

La contratación simulada radica en que a los trabajadores que cumplen con los requisitos constitucionales para ser trabajadores de base, no se les reconoce la relación laboral y son contratados bajo figuras ilegales que les impiden acceder a derechos laborales.

Esta situación ha dado como resultado los diversos movimientos que durante un año han ido emergiendo y es un reto político lograr realizar acciones unificadas que nos permitan tener más fuerza para conquistar derechos laborales. Esta es una de las tareas de la Campaña Queremos Trabajo Digno.

¡Organízate!

Notas

1. Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) (2018), Comunicado de prensa núm. 274/18.

2. El Financiero. "En 38 días 12 mil 817 trabajadores despedidos o en vías de serlo".

3. Secretaría de la Función Pública. (30 de mayo de 2019), “Austeridad republicana es eliminar gastos excesivos y canalizar recursos para los más necesitados”. Recuperado de <https://www.gob.mx/>

4. San Martín, N. (4 de septiembre de 2019), “En la 4T, despidos a rajatabla y sin diagnósticos”, Proceso.

5. Muedano, M. (1 de octubre de 2019), “Gobierno Federal sumó, en siete meses, casi medio millón de despidos”, La Silla Rota.

6. Mateos-Vega, M. (4 de julio de 2019), “Detalla Cultura su programa de austeridad; van mil 189 despidos”, La Jornada.

7. San Martín, N. (10 de julio de 2019), “En Notimex, despidos ‘ilegales’ y ‘violentos’”, Proceso.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO