Géneros y Sexualidades

CIUDAD DE MÉXICO

La policía de Sheinbaum viola a una menor

La madrugada del 3 de agosto, cuatro elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) sometieron y violaron a una menor en Azcapotzalco.

Joss Espinosa

@Joss_font

Martes 6 de agosto | 15:28

Otro relato más de la crueldad de elementos de seguridad pública. En esta ocasión, una menor a un par de cuadras de su casa a las 2 am fue sometida y violada por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

Después de descender de un vehículo rentado por aplicación, a dos cuadras de su casa en la delegación Azcapotzalco, una patrulla de la SSC La siguió, dos elementos la sometieron y posteriormente fue violada al interior de la patrulla por los elementos de la Policía.

Lo más cruento es que, el relato no sorprende, es bien sabido que en la ciudad y el resto del país elementos de la Policía son parte o colaboran con bandas delincuenciales y redes de trata.

De este secreto a voces se desprende la reacción de la menor al ver la patrulla. Según lo relata al ver el vehículo intentó fingir que había llegado a su casa para ahuyentarlos.

Mientras Sheinbaum intenta justificar el despliegue absurdo de tantos policías en la ciudad, (despliegue aún mayor del que Mancera hizo), los que vivimos en la CDMX sabemos que los elementos de seguridad pública no están al servicio de salvaguardar nuestra integridad, y al contrario hemos sido víctimas de cateos, detenciones arbitrarias, secuestros, por el simple hecho de ser mujeres o jóvenes.

Esto ha sido de la mano de un presupuesto de las de 40 mil millones de pesos, para nuevas patrullas y unidades que incluso tienen cámaras de reconocimiento facial. Un presupuesto absurdo mientras siguen sin resolverse cosas esenciales de la ciudad como transporte, educación, o los edificios caídos desde el temblor del 2017, o aplica recortes al presupuesto del DIF de la CDMX que tiene como consecuencia recortes salariales y despidos a trabajadores.

Los habitantes de la CDMX sumado a los millones que vienen de otros Estados a trabajar todos los días, hemos notado el aumento brutal en patrullas de la SSC, a esto se sumará la recién aprobada Guardia Nacional, que ahora tiene facultades para realizar tareas de seguridad pública.

El Estado es responsable

Cuando hablamos de que la violencia hacia nosotras es estructural, lo mencionamos en primer instancia porque el Estado genera las condiciones, culturales, sociales y económicas en las que se asienta está violencia. Pero también lo mencionamos porque en muchas ocasiones son las propias instituciones del Estado las que perpetúan la violencia como en este caso.

Desde esta perspectiva sabemos que el alto a la violencia que miles exigimos en las calles en múltiples movilizaciones, no vendrá de la mano de un Estado que perpetúa y permite la violencia, con el apoyo de instituciones que dejan a las víctimas en total impunidad como las procuradurías y ministerios públicos, o elementos de seguridad pública que lo perpetúan.

Lo que alertamos es que no se trata de fallas al interior de las instituciones, sino que las instituciones del Estado, que pretenden gobernar para ricos y pobres al decir de AMLO, pero solo lo hace para los ricos al apoyarse del sector empresarial, jamás van a dar una salida a la violencia que vivimos.

La justicia, entonces, no vendrá de la mano del Estado, incluso si hoy apresuran a los cuatro elementos de la SSC -cosa poco probable-, es nuevamente una lavada de cara de las instituciones que actúan en contra nuestra.

Mientras el brazo armado del Estado actúa con total impunidad en contra de nosotras, y está vinculado a redes de trata, nosotras vemos como a diario nos arrebatan la vida de mujeres, y otras tantas son víctimas de violencia sexual.

La rabia que nos dan casos como éste se ha convertido en la punta de lanza para las movilizaciones en todo el mundo contra la violencia.

La situación es cada vez más grave y hay que pensar de qué manera dejamos sólo de resistir y acabamos con este sistema que se basa en la opresión hacia nosotras y la explotación de millones.

Porque la verdadera justicia para este y todos los casos de violencia sexual o feminicidio, la conseguiremos poniendo en pie un amplio movimiento contra la violencia hacia las mujeres, independiente del gobierno y los partidos del congreso, del que participemos trabajadoras, trabajadores, estudiantes, activistas sociales, pueblos originarios y en la perspectiva de la lucha por una nueva sociedad en la que no haya explotación ni opresión.

Te puede interesar: De concepciones teóricas y estrategias para luchar por una sociedad no patriarcal






Temas relacionados

#NoMeCuidanMeViolan   /   Claudia Sheinbaum   /   Ciudad de México   /   Violaciones   /   Policía   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO