×
×
Red Internacional

Jujuy.La pauperización de la niñez y juventud en puna y quebrada contradice a Morales

Niñxs y jóvenes de la localidad de Pasto Chico cursan sus estudios con escasez de suministro de agua potable, al igual que toda esa comunidad, porque las mineras dejan a su paso solo arsénico en los cursos de agua. En Pueblo Viejo caminan dos horas para llegar a la escuela. La pauperización de la vida tiene rostro de niñxs y jóvenes de la puna y quebrada, lo que contradice el relato del gobernador Morales y su ministra Sarapura.

Miguel LópezConcejal del PTS-FIT en Libertador Gral. San Martín-Ledesma

Jueves 21 de octubre | Edición del día

El gobernador Gerardo Morales viene prometiendo todo este año, en cada acto de campaña electoral, la construcción de 250 escuelas con fondos que se consiguieron a través de un préstamo que endeuda por décadas al estado provincial, en última instancia a las mayorías trabajadoras que son los principales contribuyentes.

El relato oficial, armado para mostrar como un estratega y gran gestor de políticas públicas al gobernador, pinta un panorama muy distante de la realidad que vive la comunidad educativa, sobre todo en el interior profundo de Jujuy.

Ya que la realidad de la educación pública es la que pasan las y los niños y jóvenes de la quebrada y puna que caminan kilómetros y kilómetros, y tardan hasta dos horas en llegar a los establecimientos escolares, porque no hay carreteras ni transporte constante para llegar a varias localidades de estas regiones.

Este es el caso de estudiantes de la escuela de Pueblo Viejo (departamento de Humahuaca), que lejos de mostrarlo como una zaga romántica, tal como lo muestra el canal de televisión Todo Noticias - TN, hay que denunciarlo y exigir caminos asfaltados para las comunidades de estos pueblos y transporte escolar para las y los estudiantes, y mayor frecuencia de transporte para la docencia.

Otra problemática estructural es la escasez de agua potable que padecen los estudiantes de la escuela primaria y secundaria de Pastos Chicos (departamento de Susques) porque las empresas mineras solo dejaron a su paso cursos de agua dulce contaminados con arsénico, y parte de la población ya sufre los efectos de haber bebido agua contaminada o consumido alimentos contaminados por el arsénico, por eso no toma el agua de esos arroyos, ni esta se puede potabilizar, y tienen que comprar agua envasada, porque el agua que provee el Estado provincial es insuficiente.

Para esta niñez y juventud los anuncios rimbombantes del gobernador Morales y su ministra Sarapura, cuestionada en las comunidades de pueblos originarios por su política clientelar y su sumisión a las empresas mineras multinacionales que saquean los recursos mineros y contaminan los cursos de agua, la tierra, flora, fauna y perjudica sus actividad pastoril y agrícola de pueblos enteros de la puna y quebrada, son falsas promesas, porque ni los servicios básicos se garantizan en las escuelas de estos pueblos de la puna y quebrada jujeña.

El relato del gobernador muestra sus flaquezas y enormes contradicciones cuando las y los trabajadores de la educación dan cuenta de los salarios de pobreza de la docencia, las escuelas que se caen a pedazos, sin calefacción en invierno ni con buena ventilación en verano, la poca frecuencia de los colectivos que transportan a los docentes que dan clases en el interior rural tanto en la quebrada, puna, yungas, valles y chaco, la falta de condiciones para los docentes rurales que descansan en las escuelas, la precarización laboral de las mayoría de las trabajadoras de maestranza, los descuentos de los días de paro, los ataques a las condiciones laborales y derechos adquiridos de maestras, maestros y profesores, y la persecución a quienes protestan.

De está realidad de pauperización de la vida de la niñez y juventud de la puna y quebrada, de sus demandas más sentidas y reclamos no habla el gobernador Gerardo Morales y su candidata a diputada nacional Natalia Sarapura, surgida hace dos décadas y medias de las comunidades originaria pero actualmente transformada en integrante de la burocracia social y casta política que se arrodilla ante las empresas saqueadoras, contaminadoras y explotadoras.

Solo el Frente de Izquierda y de los Trabajadores que encabezan Alejandro Vilca y Natalia Morales habla de las problemáticas de los pueblos originarios, docentes, la niñez y la juventud del norte profundo, y también acompaña sus reclamos por tierra, territorio, trabajo genuino y contra la contaminación y saqueo de las empresas mineras multinacionales, y el pasivo ambiental que también dejan empresas nacionales a las que el gobierno de Morales les entrego la explotación de los recursos no renovables de la provincia.

Por eso, la elección de diputados nacionales del 14 de noviembre no es una contienda más, está en juego si queremos que la provincia siga sometida a las empresas multinacionales mineras, y la destrucción ambiental, la desocupación y el saqueo que dejan a su paso, lo que lleva a que el Estado provincial, que no les exige ni siquiera que dejen regalías considerables, no garantice condiciones mínimas para la educación y salud de la niñez y juventud en edad escolar, y mucho menos para las comunidades de la puna y quebrada, o si queremos que los trabajadores logremos que uno de los nuestros ingrese al Congreso y que desde esta banca amplifique las demandas de lucha de los trabajadores, juventud, las mujeres y los pueblos originarios en cada sesión de diputados nacionales y en cada medio de comunicación, y que de este modo se escuche la voz del pueblo trabajador jujeño y esto ayude a visibilizar y rodear de solidaridad nuestras luchas por salarios igual al costo de vida, trabajo con derechos, educación y salud pública y gratuita de calidad, tierra, viviendas, territorio y obras públicas bajo gestión de los trabajadores.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias