Política México

CIENCIA, TECNOLOGÍA Y FUERZAS ARMADAS

La intervención de militares en ciencia y tecnología fue aprobada por diputados

La Cámara de Diputados aprobó la iniciativa de reforma a la Ley de Ciencia y Tecnología, permitiendo que fuerzas castrenses participen en decisiones y recursos destinados para la investigación científica y tecnológica.

Miércoles 14 de abril | 23:54

La Cámara de Diputados aprobó la iniciativa de reforma a la Ley de Ciencia y Tecnología, la cual permite que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y a la Secretaría de Marina formen parte del Consejo General de Investigación Científica, Desarrollo Tecnológico e Innovación.

Este Consejo se encarga de dictar la política y coordinación en la materia, así como controlar el presupuesto destinado y aprobar el proyecto del mismo, entre otras atribuciones, pero no cuenta con la participación democrática de las comunidades involucradas, sino solo de funcionarios y empresarios. También se encarga de vincular la investigación con sectores productivos y de servicios, en los que participan nuevamente empresarios. Las atribuciones de este Consejo no tienen vinculación con las actividades del Ejército y la Marina, sin embargo, la justificación que se da para incluir en el mismo a estas instituciones es que desarrollan actividades de “seguridad nacional” y atención a desastres.

Dicha propuesta pasó por mayoría de 426 votos a favor, 14 en contra y 1 abstención en la Cámara de Diputados, que cuenta con gran número de integrantes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). El siguiente paso es devolverla al Senado para su aprobación, aunque como ha ocurrido con el teletrabajo, con las desapariciones de los fideicomisos, con el outsourcing, las personas involucradas y con conocimiento en la materia, en este caso ciencia y tecnología, no han sido consultadas.

Dicha iniciativa ha causado controversia, sobre todo porque la 4T, en los hechos ha avanzado en otorgar mayores atribuciones y margen a las fuerzas armadas, volviéndolas base de su gobierno, a pesar de que durante su campaña AMLO se pronunciaba contra la militarización.

Menos recursos para la investigación

La 4T recurre a las actividades de seguridad nacional y atención de desastres naturales, aparentemente ligadas a la investigación científica y la innovación, para justificarse, cuando vemos que el Fondo de Desastres Naturales (Fonden) y 65 fondos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) fueron eliminados el año pasado, junto con distintos fondos y fideicomisos públicos. En total fueron aproximadamente 68 millones de pesos, que se ocuparían en el sector salud, la atención a la covid-19, crisis económica y programas sociales del gobierno federal. No obstante, su destino no fue transparentado ni aclarado.

Te puede interesar: Covid-19, excusa de la 4T contra derechos sociales

El papel del Ejército en la 4T

En México, desde el 2006, con el gobierno panista de Felipe Calderón, surgió una tremenda crisis de derechos humanos, como consecuencia de la militarización del país. Sin embargo, tanto en el sexenio priista de Enrique Peña Nieto como en el actual gobierno de Andrés Manuel López Obrador, se ha profundizado la militarización.

El actual gobierno federal le ha ido asignando cada vez mayores funciones a las fuerzas castrenses, como al Ejército, a la Marina, así como a la Guardia Nacional, borrando la diferencia entre las instituciones civiles y las militares, empezando por las tareas de seguridad pública. En muchos de los casos, los militares han ocupado actividades estratégicas, como las aduanas, los aeropuertos, puestos navales, el Tren Maya y de infraestructura. Mientras que en la pandemia se han utilizado para transportar y custodiar las vacunas.

Además, el incremento de su intervención en estos rubros, ha ido de la mano de un importante gasto presupuestal por parte de estas fuerzas, que choca con la “austeridad republicana” (la cual ha implicado despidos masivos y mayor precarización para las y los trabajadores estatales), así como recortes en servicios públicos, entre ellos recursos para la ciencia y la tecnología. En su primer año, la Guardia Nacional contó con 70 mil millones de pesos; en 2020 con más de 29 mil millones; mientras que en el 2021 fue de aproximadamente 27 mil millones.

Esta situación resulta preocupante, ya que con el avance de la militarización se han registrado más asesinatos (164 mil homicidios dolosos en los estados en los que se concentra la GN), feminicidios y vulneraciones graves y sistemáticas a derechos humanos. En 2020, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) identificó a la Guardia Nacional (GN) como una de las instituciones que comete más violaciones a los derechos humanos, con 209 quejas.

Te invitamos a leer: 62 mil asesinatos en 19 meses: “ni guerra, ni militarización” dice AMLO

Investigación al servicio de las grandes mayorías

Incorporar al Ejército y la Marina al Consejo General de Investigación les otorgar mayor poder, pues permite que sigan avanzando en el control de servicios públicos, para determinar a quién se asignan, como en el rubro de salud y las vacunas. A la par que se promueve la participación del sector empresarial en la ciencia y tecnología, se coloca a los militares en estos sectores estratégicos, permitiéndoles tener otra vía para hacerse de recursos, además de los que se le destinan a la Sedena.

Por ello se requiere que el presupuesto para la ciencia y la tecnología se destine a las universidades públicas, para desarrollar proyectos que redunden en beneficio de las grandes mayorías, como es el caso de la mejora de la salud sobre la base de investigaciones científicas.

De la misma manera, se requiere que las fuerzas armadas regresen a sus cuarteles y la desintegración de la GN, cuyo millonario presupuesto tendría que destinarse, a cuestiones como la lucha contra la Covid-19, asegurando la preservación de la salud y la vida de las y los trabajadores y de sus familias.






Temas relacionados

Cuarta Transformación de AMLO   /   Tecnología   /   Política México   /   Militares   /   Cámara de Diputados   /   Ciencia   /   Militarización   /   Ciencia y Tecnología

Comentarios

DEJAR COMENTARIO