×
×
Red Internacional

Causa indignación convocatoria de la SEP a cargo de Delfina Gómez y la CONALITEG para ilustrar libros de texto de primaria, a cambio de una constancia de participación y un ejemplar del libro en el que aparezca su ilustración. ¿Esta medida será parte del ataque a la educación pública y gratuita?

Miércoles 31 de marzo | 18:14
Imagen: Resistencia para la remuneración del trabajo de los artistas en México.

En días pasados la Secretaría de Educación Pública (SEP), en conjunto con la CONALITEG (Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos), lanzó una convocatoria para actualizar el contenido de los libros de textos gratuitos de primaria. Llaman a los artistas, ilustradores, pintores, fotógrafos, dibujantes, artesanos, diseñadores, etc. a participar enviando su arte para que aparezca en las portadas de los libros que se estarían distribuyendo a partir del siguiente ciclo escolar.

La convocatoria no pasó desapercibida para cientos de artistas que durante años han vivido la precarización que existe en el sector cultural. Repudiaron que sea precisamente la SEP la institución que indique, en la base ocho de la convocatoria, que “cada participante recibirá una constancia por sus materiales visuales, con valor curricular, por parte de la Dirección General de Materiales Educativos, así como un ejemplar del libro en el que aparezca su ilustración y su crédito”. La SEP también se queda con los derechos patrimoniales de la obra y con la libertad de editarla y manipularla de la manera que necesiten.

PRONUNCIAMIENTO CON RESPECTO A LA CONVOCATORIA A CREADORES VISUALES DE LA SEP.

Conaliteg SEP Secretaría de Educación...

Publicado por Sociedad de Tinta en Viernes, 26 de marzo de 2021

Espacios como La sociedad de Tinta, una red de apoyo a ilustradoras, la Asociación Mexicana de Ilustradores A.C. y decenas de ilustradores independientes tomaron las redes sociales para repudiar la convocatoria, argumentando que este tipo de acciones precarizan aún más su trabajo y exigen que se respete su arte. El hashtag #LaIlustraciónSePaga se posicionó en redes acompañado de ilustraciones y memes que llamaban a respetar el trabajo de los artistas y planteando que no se puede pagar la renta ni comprar alimentos con una constancia de reconocimiento. Los artistas también hicieron un llamado a boicotear la convocatoria saturando el correo de recepción de trabajos con ilustraciones de baja calidad y memes (los puedes encontrar en Resistencia para la remuneración del trabajo de los artistas en México).

Mientras la SEP normaliza la precarización de las y los trabajadores del arte y adeuda salarios de docentes de educación básica, mantiene un contrato de 459 millones de pesos con las televisoras por sus servicios para implementar el programa “Aprende en casa” durante el ciclo escolar 2020-2021.

La SEP de Delfina

El movimiento nacional #NoVivimosDelAplauso hizo un llamado a la secretaria de educación, Delfina Gómez, a revisar y modificar la convocatoria pues es inadmisible que se solicite trabajo artístico sin una remuneración justa, principalmente en un contexto de crisis sanitaria y económica que ha implicado la perdida de ingreso para la mayoría del sector cultural y artístico. También señalan que es contradictorio que a los convocados se les pida aportar su trabajo como una contribución voluntaria al mejoramiento del país, cuando todos los funcionarios de la SEP cobran un salario fijo.

La Dirección General de Materiales Educativos, que es el área encargada de la elaboración y distribución de los libros de texto gratuitos, registró este año el presupuesto más bajo en los últimos 8 años. También enfrenta la complejidad de realizar los libros en un periodo muy corto de tiempo, pues los materiales tendrían que ser entregados a los alumnos en agosto, lo cual dejaría un periodo de apenas 4 meses para su elaboración, cuando normalmente armar un libro de texto lleva alrededor de medio año, sin contar los periodos de distribución.

Con ilustraciones no pagadas y docentes altamente precarizados para la elaboración de los contenidos, ¿qué clase de libros se están distribuyendo a los estudiantes?

Con estas decisiones se demuestra que la política educativa a cargo de la 4T, bajo la titularidad de Delfina Gómez en la SEP, no tiene interés por construir herramientas al servicio de las necesidades de la comunidad escolar. Por el contrario, mientras abonan a la precarización de los trabajadores del arte y cultura para alcanzar sus objetivos, cuestión que no es menor, forman parte del ataque a la educación pública y gratuita.

En momentos de crisis sanitaria como los que vivimos actualmente, la cultura podría ser una herramienta que ayudara a sobrellevar el encierro y el estrés que genera la cuarentena, pero en lugar de invertir en programas que realmente abonen a la población, se implementan programas como el Aprende en casa cuyos contenidos son ineficientes, provocando más estrés tanto en alumnos, madres y padres como en maestros.

Vivir del arte

El sector cultural ha sido uno de los más vulnerados en los últimos años. En los hechos se le considera poco importante pues es el primero que sufre recortes presupuestales. Durante años los artistas han tenido que vivir a base de varios trabajos para poder continuar haciendo contenido cultural. Durante la pandemia se detuvieron las actividades culturales, dejando a la deriva a todo el gremio. Y con estas políticas de las dependencias de gobierno queda claro que no hay interés alguno en todos los trabajadores culturales que hoy enfrentan una situación de precarización extrema.

Aquí una ilustracion de Denarmen art

Las ilustraciones que está generando la comunidad de ilustradoras e ilustradores...

Publicado por Sociedad de Tinta en Domingo, 28 de marzo de 2021

La falta de pagos dignos para los artistas no es algo nuevo, es común que se les pida regalar su trabajo argumentando que contribuyen a la difusión cultural y que no hay mejor pago que el reconocimiento y la exposición. Esta situación no se limita a los ilustradores, los escritores de los libros también son sumamente precarizados, trabajando a destajo y con pagos atrasados que en ocasiones no se saldan sino hasta después de años de que la publicación ve la luz. Ser creador artístico en México implica, en la mayoría de los casos, renunciar a un empleo digno y seguro que garantice un verdadero desarrollo cultural de contenidos de calidad para la población.

Los trabajadores del sector cultural debemos unir fuerzas con todos los trabajadores de la educación de los distintos niveles en defensa de la educación pública y gratuita, para pelear por salarios acordes a la carestía de la vida. Al mismo tiempo, si bien nuestro principal objetivo es que las grandes mayorías tengan acceso al arte, no podemos dejar de lado que, al igual que todos, somos trabajadores que merecemos laborar con plenos derechos laborales.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias