×
×
Red Internacional

Violencia de género. La gran cantidad de feminicidios en Estados Unidos aumenta aún más, seguimos fuertes ¡Ni una menos!

La policía busca a un sospechoso de feminicidio en Utah, Estados Unidos, es posible que este haya huido a las montañas. ¿Cuántos feminicidios más tienen que haber para que las autoridades se hagan responsables?

Miércoles 20 de julio | Edición del día

La policía de Utah, Estados Unidos se encuentra buscando urgentemente a Michael Asman, sospechoso de matar a Julie Burns, su exesposa y madre de sus 2 hijos. Ya que una colega llamó a la policía porque su compañera había faltado al trabajo y que cuando se acercó a su casa la vio con un charco de sangre, pero no pudo ingresar. Cuando los oficiales se acercaron al domicilio alrededor de las 10:30 am pudieron verificar la información e iniciaron los peritajes forenses que afirmaron que la causa de muerte fue únicamente por un disparo en la cabeza.

Al estar en conocimiento de la causa de muerte se catalogó a Michael como un sospechoso muy violento y de alta peligrosidad, por sus antecedentes y por el hecho que tenía en su poder un arma.

Cuando se supo lo ocurrido, se pudo poner en contacto con los familiares de la mujer. Sus hijos declararon que ellos se encontraban en el segundo piso de la casa, escuchaban a sus padres discutiendo violentamente y después lograron escuchar algo que podría haber sonado como un disparo, acto seguido, su padre les dijo que bajaran, y también les pidió si podían cerrar los ojos, y ellos solo lo hicieron. Luego de eso, el mismo los llevó con un familiar, al cual Asman había llamado minutos antes.

Se considera a Asman sospechoso por la declaración de los niños, y también porque fue arrestado el 12 de junio por presunto asalto de violencia doméstica ya que él había golpeado en la cara y arrastrado en un vehículo a Burns, por eso fue encarcelado pero salió 1 semana después bajo fianza.

Se sabe que se le vio por última vez en una gasolinera a las afueras de Heber City, Utah, comprando energéticas con cafeína por lo cual se supone que va a hacer un viaje largo. Los familiares de Julie manifestaron que ellos sabían que él solía acampar en las montañas por lo cual se informó a los alguaciles de los sectores en el caso de que intentara huir a las montañas, y se hizo un plan de búsqueda a nivel nacional para dar con él, por lo cual se espera que sea encontrado en los próximos días.

La policía emitió un comunicado oficial que fue difundido por los medios de comunicación en donde se explica la situación, se dan sus datos y se pide que si se tiene información del paradero del sospechoso se entregue por llamada al número de policía local.

Aunque se tenga suficiente información del sospechoso, no deberíamos de confiar en que las policías estadounidenses resuelvan el caso ya que ellos estaban al tanto de que Burns temía por su vida, temía de que Asman la asesinara. También se sabe que la policía no se hizo cargo de protegerla, ya que este tenía una orden de alejamiento, y también tenía un localizador, que fue puesto luego de que Asman salió en libertad, pero nadie se hizo responsable de revisar este, ya que la empresa que los controlaba había recibido una notificación que podría haberse retirado.

Se le preguntó a la hermana de Burns sobre el manejo del caso por parte de la policía y ella dijo: "Estamos molestos, confundidos y no entendemos cómo algo como esto podría pasar desapercibido". "Si estaba usando su brazalete de monitor, no entendemos cómo fue capaz de acercarse tanto a ella sin que se les notificara".

En Estados Unidos se registran alrededor de 18.000 feminicidios anuales, lo cual lo posiciona entre los 10 países del mundo con más feminicidios al año lo cual es una cifra preocupante.

En Chile, este año se han informado 23 feminicidios y en los últimos 5 años anualmente se registran alrededor de 66 muertes de mujeres por parte de sus pareja y/o convivientes. Considerando estas cifras podemos ver una baja de un 7% en los feminicidios efectuados en el periodo, Enero-Junio.

Se deberían tomar medidas más efectivas para abordar estos casos, no es posible que no se tenga constancia de la información de los localizadores, ni que las personas que se consideren altamente peligrosas y violentas que hayan sido encarceladas puedan ser dejadas en libertad en un plazo tan corto de tiempo.

No queremos seguir existiendo en un mundo que se rija por este sistema, sistema que nos oprime por existir, por ser mujeres, por ser disidentes, por haber nacido así. Sigamos organizándonos y así, seguir luchando porque no queremos ni una mujer menos, ni una muerta más y que sigamos gritando fuertemente ¡Ni una menos!.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias