×
×
Red Internacional

Cultura precarizada en la CDMX. La farsa del verano divertido en los PILARES: Sin materiales, con amenazas y sin vacaciones

Un “verano divertido” impulsado interinstitucionalmente por SECTEI-SECULT con apoyo de la SEP, sin garantizar materiales para las actividades masivas. ¿Solo buscan que los PILARES, FAROS y Centros DIF sean espacios para depositar a las niñas, niños y adolescentes mientras su madres y padres laboran sin descanso?

Miércoles 17 de agosto | 23:00

En 2020 la Secretaría de Educación Pública (SEP) creo el programa “verano divertido” como una supuesta herramienta para garantizar “el aprendizaje de los alumnos durante las vacaciones escolares”. Se transmitió en las 32 entidades del país por los canales de televisión abierta buscando mantener “ocupados en casa” a los estudiantes de nivel básico, de una forma didáctica.

Sin embargo, como hemos planteado en notas anteriores, “el programa “Aprende en casa” profundizo el rezago educativo en niñas y niños de las familias trabajadoras, ante la falta de condiciones como luz, equipos de cómputos, televisión, internet y frente a las enfermedades y/o fallecimiento de familiares a causa de COVID-19.

En vedad, el “verano divertido” tampoco fue un parteaguas que permitiera regularizar a quienes venían enfrentando el rezago, ni aportó a que las niñas, niños y adolescentes tuvieran aprendizajes significativos sin interrupción de su proceso pedagógico.

Te puede interesar: https://www.laizquierdadiario.mx/La-educacion-teledirigida-una-afrenta-al-verdadero-aprendizaje

Siguiendo con la apuesta, este año, el gobierno de la Ciudad de México programó el “verano divertido” del 1 al 20 de agosto en más de 200 sedes de las 16 alcaldías, con 700 actividades y la participación de 25 mil niñas, niños y adolescentes en los Puntos de Innovación, Libertad, Artes, Educación y Saberes (PILARES), Red de Fábricas de Artes y Oficios (FAROS) y Centros Culturales del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), entre otros.

Dicha iniciativa fue impulsada entre las secretarías de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación (SECTEI), y la secretaría de Cultura y el Instituto del Deporte de la CDMX, con el apoyo de la SEP en las capacitaciones para las figuras de SECTEI, las que se realizaron tan solo 2 días antes de la fecha de inicio con una programación que no representa las necesidades de la comunidad.

Docentes y talleristas garantizamos el “verano divertido” sin materiales, ni derechos

La publicitada “cooperación interinstitucional” de las secretarias antes mencionadas no fue una ayuda directa para las y los trabajadores que, como las figuras docentes y talleristas, hemos financiado con nuestros magros salarios los materiales para recibir a más de 50 niñas, niños y adolescentes (NNA) por día en cada uno de nuestros centros de trabajo -con la instrucción de tener un mínimo de 20 inscritos en cada una de nuestras actividades-.

Pero tampoco contamos con infraestructura adecuada en los PILARES para recibir a esta población de forma simultánea, en los mismos espacios, con actividades a puertas abiertas; y en el caso de los espacios que realizan actividades a puertas cerradas, tenemos que soportar saber que las y los NNA son obligadxs a asistir bajo la amenaza de quitarles el apoyo económico. Ejemplo de esto es la población de 0 a 17 años que recibe la beca “Leona Vicario” por parte del DIF, cuya indicación es que deben acudir a 10 actividades semanales para que no les retiren el apoyo económico de $832.

Es importante saber que, esta beca se otorga a 35,500 NNA que viven en situaciones de alta vulnerabilidad, extrema pobreza, víctimas de violencia, cuyas madres, padres o tutores fallecieron por COVID-19, tienen incapacidad permanente que les impide trabajar o se encuentran privados de su libertad.

Hay testimonios de madres y/o familiares que cuentan que, cada día, el gasto en transporte para trasladarse a las sedes autorizadas para las actividades de verano, es de $32 (tomando en cuenta el aumento al pasaje del camión a $8.00), así que por los 20 días que dura el verano divertido serían de $640.00, por lo que, de “la beca” solo le quedan como apoyo real $192. Aberrante, ¿no?

Además, en redes sociales, muchas madres han mostrado inconformidad debido a que en sus trabajos no siempre les dan permiso para llevar a sus peques a los PILARES y tampoco cuenta con una persona de confianza que lxs puedan llevar a las niñas, niños y adolescentes. ¿Qué pasa en estos casos? ¿Cómo es que el DIF obliga a invertir gran parte de la beca mensual en traslados para que no te quiten ese derecho?

Por otro lado, las figuras de enseñanza, -las y los trabajadores-, estamos ejecutando el “verano divertido” sin los recursos elementales, ni insumos sanitarios. En muchos casos tenemos cupo lleno con la atención de 30 o 40 NNA y nos han aumentado las horas de atención diaria, e incluso, han aumentado nuestros gastos y el tiempo de traslado al trabajo, pues algunxs fuimos reubicados en otras sedes y no tenemos ni tendremos derecho a descansar, ya que no somos reconocidxs como trabajadorxs, por lo que no habrá vacaciones pagadas (ni sin pago), y al ser solo los lunes el día en que no laboramos (porque es el día en que no se abren los PILARES), no tenemos ni tiempo, ni derecho a la recreación, y solo nos sirve para recobrar las fuerzas que nos permitan seguir adelante el resto de la semana.

Una vez más, la situación que estamos viviendo como trabajadores dentro de los PILARES, muestra la enorme necesidad de organizarnos ante la aguda explotación y precarización que las autoridades buscan que normalicemos día a día.

Te puede interesar: https://www.laizquierdadiario.mx/Docentes-talleristas-y-promotores-de-PILARES-Nos-encontramos-para-organizarnos

¡Para cambiar esta realidad, organicémonos ya!

Compártenos: ¿Cómo ha sido tu experiencia con las actividades del verano divertido?
Escríbenos al 5574525325




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias