×
×
Red Internacional

El nuevo pliego de demandas del SNTE 2021 dice tener como objetivo representar las necesidades del magisterio. Distintas razones hacen notar que se dirige una nueva simulación por parte del charrismo sindical.

Javier MéndezProf. de Historia, Agrupación Nuestra Clase

Miércoles 27 de enero | 20:44

Desde el pasado lunes, 18 de enero, el charrismo sindical del SNTE anunció la consulta para la integración del Pliego Nacional de Demandas (PND), para lo cual activaron diferentes “encuestas individuales” a las y los agremiados que formamos parte del sindicato más grande de América Latina.

La convocatoria “invita” a las y los agremiados a llenar un formulario que consta de algunas preguntas relacionadas con las condiciones de trabajo, las principales prestaciones laborales con las que contamos y sobre si hay algún inconveniente en el pago de dichas prestaciones que son otorgadas.

Este sería el tercer año consecutivo en el cual los dirigentes charros realizan la “consulta”, sin que hayan presentado resultados concretos de las dos experiencias previas, que expresen el sentir real del magisterio y lxs trabajadorxs de la educación, donde los aumentos salariales no han superado ni el 7 % entre salario base y prestaciones.

Aprende en casa, rezago y lo que el SNTE dejó pasar

Desde que comenzó la pandemia por Covid-19, las y los trabajadores de la educación hemos sido sometidos a una serie de condiciones extraordinarias de trabajo vinculadas con las que padecen millones de trabajadores que realizan sus actividades a distancia. Pero en materia educativa, estudiantes, madres, padres y docentes han mantenido, hasta la fecha, los costos que representa sostener las clases en línea con la promesa de que se iban a regular estas actividades.

Te puede interesar: El estrés de las clases en línea

Hoy la realidad de más de dos millones de docentes y 36 millones de jóvenes estudiantes es que la educación a distancia profundiza el rezago educativo por la imposibilidad de las familias para acceder a servicios como internet (que en los hechos se está usando casi de manera obligatoria) así como a dispositivos e, incluso, la falta de luz eléctrica y aparatos suficientes cuando hay dos o más hijos en edad escolar.

Te podría interesar: “Aprende en casa” dejó fuera a la mitad de los estudiantes ¿lo resuelve la teleeducación?

Los dirigentes del SNTE han dejado pasar esas condiciones y, por tanto, permiten que el gobierno avance con este plan de rezago educativo en la mayoría de las comunidades escolares, avanzando en la pauperización del trabajo educativo, funcionando más como “el ejército intelectual de la 4T” y no siendo los representantes de las y los trabajadores de la educación.

Es por ello que esta encuesta está a años luz de, siquiera, responder a estas demandas, comenzando por el simple hecho de que resume las necesidades del magisterio a una encuesta individual; como si nuestra organización no pudiese tomar decisiones colectivas basadas en la democracia directa, donde las y los trabajadores definamos nuestras necesidades desde cada centro de trabajo.

Recuperar nuestro sindicato: una tarea que podríamos hacer realidad

Las y los docentes frente a grupo hemos visto durante años cómo los charros sindicales han entregado, en múltiples ocasiones, la soberanía sindical a los gobiernos en turno; no olvidemos a Elba Esther y sus acuerdos con Salinas de Gortari, Zedillo y Calderón, a Juan Díaz de la Torre quien dejó pasar la reforma educativa de 2013 en el sexenio de Peña Nieto y, ahora, los charros encabezados por Cepeda hacen lo propio con la 4T.

Ahora resurgieron los “elbistas” a través de Redes Sociales Progresistas, que se perfilan para retomar el SNTE, mientras que el referente más importante del magisterio democrático como es la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) mantiene la pasividad, llevando al movimiento disidente a la confianza en las llamadas “mesas de negociación”, a nivel federal y por estado, mientras siguen avanzando los planes educativos neoliberales con injerencia empresarial, como el Aprende en Casa, con el sello de la 4T.

Te puede interesar: Redes Sociales Progresistas, contra la organización independiente de los trabajadores

Ante esto las y los docentes que nos organizamos en la Agrupación Nuestra Clase opinamos que, para pelear por nuestras demandas hasta el final, es necesario recuperar nuestro sindicato, exigiendo un verdadero Congreso Democrático que parta de la elección de delegados con mandato de base desde cada centro de trabajo, para así crear un auténtico pliego de demandas, incluyendo aumento salarial de emergencia, internet gratuito para toda la población, equipos de cómputo para la comunidad escolar, basificación inmediata de todos los sectores precarios, como PRONI e interinos, y la incorporación de nuevos sectores, como las y los docentes de escuelas privadas, a las filas del SNTE, entre otras. Si la dirección de la CNTE no estuviera en tregua con el gobierno, podría ponerse a la cabeza de impulsarlo, pero lamentablemente el magisterio de base hoy no cuenta con ello, por lo que es necesario tomar esta tarea en nuestras manos.

Si estás de acuerdo y quieres organizarte, o tienes dudas sobre las posturas aquí expresadas, contáctanos en nuestras redes sociales.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias