Géneros y Sexualidades

ABORTO LEGAL, LIBRE, SEGURO Y GRATUITO

La derecha reaccionaria quiere prohibir el aborto en todo México

Este lunes trascendió la noticia de que legisladores del PAN buscan presentar una iniciativa para modificar el artículo 4 de la Constitución.

Jueves 13 de diciembre de 2018 | 20:22

Este lunes, medios como El Universal informaron sobre las intenciones de un grupo parlamentario del Partido Acción Nacional de presentar una iniciativa de modificación al artículo 4 de la Constitución.

Esta modificación pretende que las leyes mexicanas que definen los derechos de los ciudadanos, consideren que el "derecho a la vida" se adquiere desde la concepción.

Iniciativas similares ya han conseguido dictámenes a favor en estados como Aguascalientes, en donde la alianza reaccionaria entre los partidos Acción Nacional y Encuentro Social (PES) promovió la modificación de los artículos 2 y 4 de la Constitución estatal. Fueron las comisiones unidas de la familia y derechos de la niñez y de gobernación y puntos constitucionales quienes finalmente dieron respaldo a esta iniciativa.

Para ser ley, esta iniciativa necesita 18 votos tras ser avalada en comisiones.

Este dictamen representa una avanzada en contra del derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos, reclamo que se ha escuchado en México y el mundo como parte de las masivas movilizaciones que encontraron en los pañuelos verdes un símbolo que une un grito a favor de la vida y derechos de las mujeres con la denuncia de la alianza criminal entre Iglesia y Estado.

Por más que lo nieguen alegando que los casos en los que el aborto es no punible continuarán operando, la iniciativa presentada por el PAN y el PES es un paso definitivo para criminalizar a quienes decidan interrumpir su embarazo.

Mientras las normas que regulan el aborto están rodeadas de obstáculos para las mujeres y en los hechos no aplican en todo el país, la prohibición que pretenden imponer el PAN y el PES sí alcanza a todo el territorio.

El escandaloso caso de la menor víctima de violación a la que las autoridades en Culiacán, Sinaloa, negaron el derecho a interrumpir su embarazo, es una prueba más de que aún las mínimas medidas no son una garantía para preservar la vida y los derechos de las mujeres.

Leer: La realidad tras el aborto clandestino en México

La posición del gobierno federal, que en voz de su secretaria de gobernación (que ha manifestado no estar a favor del aborto), ha anunciado que el aborto, junto a otros temas, sería sometido a consulta, está lejos de significar una buena noticia para las mujeres y cuerpos gestantes.

Más aún considerando en la Ciudad de México se aprobó la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) antes de las 12 semanas en 2007, una conquista aunque sólo se limite a la capital del país, ya que mujeres de otros estados han acudido a las clínicas gratuitas para terminar embarazos no deseados. En realidad, someter a consulta un derecho adquirido significa un retroceso.

Ninguna consulta, ningún acuerdo político puede estar por encima de la clara división entre quienes exigen aborto legal, seguro y gratuito y quienes se oponen al mismo, en detrimento de la vida y libertad de miles.

Para conquistar el derecho a decidir sobre sus cuerpos es necesario no sólo la lucha en el Congreso, sino principalmente la lucha en las calles y en alianza con otros sectores en lucha como la juventud y los trabajadores.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO