×
×
Red Internacional

Pandemia en México.La covid-19 y la crisis de microchips, detrás de la caída en industria automotriz

La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) había proyectado una recuperación del 12% de las exportaciones del sector para el 2021, pero la variante Delta y los picos del coronavirus así como los terribles pronósticos de estancamiento de la economía mundial derribaron este pronóstico.

Martes 7 de diciembre de 2021 | 23:06

Los efectos de la pandemia de la covid-19 en la industria automotriz han sido profundos. La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) había proyectado una recuperación del 12% de las exportaciones del sector para el 2021, pero la variante Delta y los picos del coronavirus así como los terribles pronósticos de estancamiento de la economía mundial derribaron este pronóstico.

Debido a la política patronal de las distintas empresas, la caída en las ventas (-1.13% en septiembre y -9.14% en vehículos ligeros en octubre)[1] y las consecuencias de la crisis de suministros han recaído sobre las espaldas de las y los obreros automotrices. A esto hay que sumarle la inflación, que alcanza el 17% en México, los más de quince millones de despidos durante la pandemia y la profundización de la carestía de la vida.

Esta caída configura un cuarto año de retroceso en la producción (-33-3% en septiembre y-25.0% en octubre) y exportación de vehículos (-24.18% en septiembre y -19.9% en octubre), que alcanzó una caída productiva interanual de -20.25 %, cuya recomposición sera posible hasta el 2024.

Durante los últimos meses del 2021, varias empresas realizaron [paros técnicos- > https://www.laizquierdadiario.mx/Los-paros-tecnicos-un-brutal-atentado-contra-el-bolsillo-de-la-clase-obrera] frente a la caída de ventas, a partir del cual se estimaba una caída de entre un 4.5% y 5% en la producción automotriz. Entre las empresas, General Motos destaca por haber implementado el mayor recorte de ensamblaje de todas, con un 73% de disminución, seguida de Mercedes Benz y Nissan.

Respuesta obrera a la crisis

Frente a este escenario, además de los paros productivos y los recortes de turno, distintas empresas congelaron drásticamente los pagos salariales, incluso reduciéndolos a la mitad y avanzando en imponer despidos contra los trabajadores, pero la respuesta obrera no se ha hecho esperar, enfrentando a la patronal y a la burocracia, particularmente de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) que controla la mayor parte de los contratos colectivos de trabajo.

En Audi Puebla, miles de obreros impulsaron paro durante su turno para demostrar que no están dispuestos a bajar la cabeza. En GM de Silao, Guanajuato, organizaron actos contra los paros técnicos y se avanza en el cuestionamiento al charrismo de la CTM y en la lucha por democracia sindical.

Hace falta extender y profundizar estos ejemplos de organización, y combinar una respuesta defensiva frente al ataque de las patronales con una perspectiva que busque recuperar los sindicatos de las manos de los charros y burócratas para convertirlos en herramientas de combate por los derechos de la clase trabajadora.

Para lograr esto, es indispensable que la organización sea democrática, y la pelea por la unidad y la coordinación, lo cual implica exigir a las direcciones sindicales para retomar las demandas de los más precarizados, confiando en la movilización unitaria e independiente de la patronal para imponer las demandas de las y los trabajadores y una salida obrera a la crisis.

Si en tu centro de trabajo hay paros técnicos, te rebajaron el salario, hay amenazas o aplicación de despidos, puedes hacer una denuncia anónima a [email protected] o al WhatsApp +52 55 7899 0213.

No puedes perderte: La crisis de semiconductores y cómo afecta a la industria en México

[1] Cifras comparadas con el mismo mes durante 2020,INEGI




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias