×
×
Red Internacional

Puebla.La antiobrera y permitida pérdida del tercer turno de trabajo en Audi

La transnacional alemana, en complicidad con el silencio del Sindicato Independiente de Trabajadores de AUDI (SITAUDI), ha logrado redistribuir las cargas de trabajo en un número reducido de trabajadoras y trabajadores, obligándoles a hacer el trabajo de dos o tres personas.

Viernes 10 de septiembre | 21:57

La pandemia y la crisis económica mundial se han convertido en el argumento más sólido de los empresarios para descargar las pérdidas sobre el salario, mediante paros técnicos, despidos y artimañas como el cierre de un turno, han logrado evadir la baja de sus ganancias, golpeando de lleno el sustento de miles de familias a nivel nacional e internacional.

Hoy, además la crisis de microchips generada por la duopolización de estas piezas por parte de enormes empresas, pone en jaque al sector automotriz que depende de ellos al cien por ciento, provocando el paro técnico de las empresas a las que les es imposible sostener la producción.

Continúa la escasez de semiconductores y su impacto a la industria automotriz

La fórmula de los grandes consorcios para enfrentar estos paros sin perder ganancias ha sido la reducción salarial y el descanso obligatorio. Las rebajas van desde el 55% y toma de día de vacaciones a cuenta.

Esto lo hacen cuando ya han acumulado enormes riquezas con base a todo lo que han producido sus trabajadores. Es decir, dinero para pagarles la semana completa hay de sobra.

En el caso de Audi Puebla, la empresa ha recortado el tercer turno de trabajo, así comenzó con una serie de despidos cada 8 días, obligando a los que se quedaban a cumplir con las funciones de las y los compañeros despedidos, llenando con esto los huecos que la empresa misma ha provocado.

Esto hace evidente que la empresa tenía como objetivo reducir los pagos salariales pero no la producción, ahorrándose millones con la excesiva carga laboral sobre unos cuantos. Es una tramposa política patronal que el gobierno permite y que muestra que no está con las y los trabajadores.

Este tipo de medidas antiobreras y criminales ya provocaron la muerte de un compañero, que falleció el 11 de abril cumpliendo con un trabajo que no le correspondía, sin supervisión y sin la herramienta adecuada.

Ante esto, las denuncias han comenzado, pero Audi se niega a contratar; a su vez, las y los trabajadores han optado por denunciar estas condiciones al SITAUDI, pero hasta el momento la dirección sindical solo simuló un paro de brazos caídos, pactado con la empresa, en donde la “ganancia” fue que les avisaran de los despidos antes de llevarlos a cabo. Esto, por supuesto, es una medida burlesca, debido a que no hay ningún tipo de política o acción del sindicato para evitar contundentemente los despidos.

En el SITAUDI: ¿qué se entiende por independencia y democracia sindical?

Cabe mencionar que el SITAUDI es un sindicato que se dice ser independiente y democrático. Forma parte de la Federación de Sindicatos Independientes de las Industrias Automotriz, Autopartes, Aeroespacial y del Neumático (FESIIAAAN), federación que dice agrupar a 17 mil trabajadores y se declara como la mejor opción frente a las direcciones charras de la burocrática CTM. Y aunque se reclama independiente, en los hechos no han hecho absolutamente nada para evitar el despido de sus agremiados en la planta de Audi Puebla y para recuperar el tercer turno junto con la reinstalación de cientos de despedidos.

Resulta paradójico que en este marco de crisis tan profunda en Audi, el dirigente de la FESIIAAN [1], Juan Pablo Hernández Lara, se encuentre más interesado en dar entrevistas y conferencias de prensa sobre lo que ocurre en la General Motors Silao, y no se movilice por lo sucedido en uno de los sindicatos de su organismo.

Por su parte, Cesar Orta Briones, dirigente sindical de Audi, no ha sido visto en la planta y son docenas de trabajadores que han denunciado la ausencia de los delegados sindicales en los últimos meses.

Las y los trabajadores quieren respuestas ante la precarización que se vive en la planta como las extenuantes jornadas, la falta de tiempo para comer, comida echada a perder, el mal transporte, la falta de herramientas, etc. Pero las pocas veces que alguien puede contactar con alguien del sindicato la respuesta es “la empresa dice”.

Esta grave situación deja ver que además de los traidores dirigente llamados charros, la nueva corriente de sindicatos o “independientes” de la rama automovilística, se encuentra dirigida por grupos de burócratas que, más allá de sus declaraciones contra la CTM, mantienen pactos con los patrones y no representan los intereses de sus afiliados.

Es por esto que se hace necesario la autoorganización de las y los trabajadores del sector automotriz en agrupaciones verdaderamente independientes, organizadas por trabajadores honestos y combativos (como el Comité de Destitución Pacífica de Audi), para lograr luchar y recuperar la dirección de sus sindicatos y ponerlos al servicio de la clase trabajadora. Que luchen por reestablecer la fuente de trabajo del tercer turno de Audi para frenar el fenómeno del desempleo, repartir las horas de trabajo entre activos y despedidos para evitar las jornadas extenuantes sin que baje el salario, y exigir un alza de emergencia salarial y que a cada aumento de precio, se aumente proporcionalmente el salario.

Los sindicatos llamados independientes deben romper sus treguas con los patrones y el gobierno, y exigir estas demandas a favor de las y los trabajadores.

La crisis de los semiconductores y cómo afecta la industria en México


[1Cabe aclarar que la FESIIAAAN es la que busca que los trabajadores de General Motors Silao se afilien a su organización.





Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias