Política México

ACTUALIDAD

Krauze vs. AMLO: la pelea

Krauze, defensor de la represión de las manifestaciones ante el asesinato del joven albañil Giovanni López manos de la policía en Jalisco, se victimiza tras respuesta de AMLO ante carta “contra la deriva autoritaria”.

Bárbara Funes

México D.F | @BrbaraFunes3

Viernes 17 de julio | 12:33

“Mientras la pandemia arrasa con la vida de decenas de miles de compatriotas desprotegidos, mientras la economía y el empleo se desploman, mientras la violencia impera... el presidente ataca a un grupo de intelectuales”, tuiteó el ilustrado campeón de la “democracia” del garrote ante la protesta social.

¿Cómo inició la disputa? Luego de la publicación de la carta donde un grupo de intelectuales orgánicos de la derecha convoca a una amplia alianza ciudadana que junto con los partidos de la oposición construyan un bloque, el presidente AMLO festejó que los intelectuales defensores del modelo neoliberal se agrupen y den a conocer su proyecto.

Ante las acusaciones de autoritarismo, el mandatario señaló “¿Cómo contribuyeron a ‘los avances democráticos… para salir de un sistema autoritario y establecer democracia’ si casi todos ellos defendieron o guardaron silencio cómplice ante los fraudes electorales de la historia reciente del país?”.

Krauze, alias lágrimas de cocodrilo, ahora denuncia el manejo de la pandemia y la crisis económica, cuando él mismo fue uno de los intelectuales alfiles del PRI que sostuvo el avance de las reformas estructurales, como la laboral -que contribuyó a degradar aún más las condiciones laborales en México, incluyendo la imposición de unos de los sueldos más bajos del mundo- y la energética -la legalización de una nueva fase de saqueo de hidrocarburos en México que beneficie a las trasnacionales.

Encienden motores hacia el 2021

Inició la carrera hacia las elecciones del 2021 y la derecha vapuleada en 2018 producto de la crisis abierta con la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa quiere recobrar su cuota de poder y demostrar al imperialismo estadounidense y las trasnacionales que son los mejores para garantizar el saqueo de México.

El PAN, el PRI y el PRD busca ganar espacios en las elecciones que renovarán los 500 escaños en la cámara de diputados, 15 gubernaturas y 2 mil alcaldías.

El ataque contra dos de los puntos más débiles del gobierno de AMLO -una política errática para el manejo de la pandemia, que llevó a más de 37 mil muertos hasta ahora y el aval de despidos ante la crisis económica, que suman solo en el sector formal más de 1.1 millones de trabajadores arrojados a la calle- es una de las armas de la derecha para reposicionarse.

Subordinación al imperialismo

Que el gobierno de AMLO exhibe rasgos autoritarios es innegable: el fortalecimiento del Ejército y la Marina, con la entrega de las aduanas y los puertos para que los administren es una de las más recientes. Pero ya lo hizo con hospitales en los primeros meses de la pandemia, para conjurar el descontento de las y los trabajadores de la salud que exigen equipo de protección personal, insumos y protocolos de atención para pacientes covid. Lo hizo también con la creación y despliegue de la Guardia Nacional, continuidad de la militarización, cuyo objetivo es impedir el avance de migrantes hacia el territorio estadounidense, una orden de Trump que cumplió sin chistar.

Te puede interesar: La cuarta transformación de AMLO y el bonapartismo en México

A AMLO la derecha le critica que busca decidir sobre el presupuesto por encima de las facultades del Congreso. El presidente sacó a relucir las mordidas a grupos parlamentarios durante la votación de la reforma energética. A pesar del golpeteo de los intelectuales de la derecha, con las giras por Guanajuato y Jalisco el mandatario tendió puentes con los gobernadores de esas entidades, el panista Sinuhé y el ex Movimiento Ciudadano Alfaro, para suavizar la confrontación y unir las filas de los de arriba para que la crisis la pague el pueblo trabajador.

Ante la pandemia, el gobierno apuesta a la reapertura económica y pone en riesgo a las y los trabajadores, los más expuestos al contagio en nombre de las sacrosantas ganancias del gran capital. Pero no vendrá de la derecha ni de sus personeros como Krauze una salida ante la crisis que impacta como una ola enorme y arrojará a la pobreza a sectores cada vez más amplios.

La clase trabajadora tiene por delante un gran desafío: forjar un partido político propio, independiente del gobierno, de la derecha y los empresarios, una organización que luche para que se termine con la subordinación a los dictados de Washington y las trasnacionales, la única vía para que los costos de esta crisis histórica no recaigan sobre los hombros de las mayorías.

Te puede interesar: Ante la crisis actual, necesitamos una gran organización anticapitalista, socialista y revolucionaria






Temas relacionados

Elecciones 2021   /   Enrique Krauze   /   Política México   /   AMLO

Comentarios

DEJAR COMENTARIO