Mundo Obrero México

CRISIS ECONÓMICA

Jóvenes Construyendo el Futuro sin más espacio para nuevos aprendices

El programa para abatir el desempleo en la juventud ha “superado la meta de nuevos ingresos en este periodo” y no permite inscribirse a los millones de jóvenes que perdieron el empleo durante la pandemia ni a los que tuvieron que abandonar sus estudios.

Alex Osorio

México

Martes 14 de julio | 21:08

Jóvenes Construyendo el Futuro ha sido pieza fundamental de los programas sociales que la cuarta transformación ha impulsado. El programa tiene como objetivo abatir la tasa de desempleo de jóvenes a partir de brindar una “capacitación” que por la vía de los hechos se transforma en trabajo precario en dependencias estatales principalmente, algunas empresas privadas y Pymes, por una remuneración de 3 mil 748 pesos mensuales.

Así uno de los principales programas del Morena se apuesta a brindar una apoyo a miles de jóvenes desempleados para intentar abatir la monstruosa cifra de desocupación en la juventud, pero la realidad es que apenas cubre un pequeño porcentaje de los desempleados y lo hace bajo un esquema de trabajo precario.

Esta situación se agudiza en medio de la pandemia donde la cifra de despidos alcanzó niveles históricos con más de 12 millones y medio de desempleados en el sector formal e informal según cifras del Inegi, dónde más de la mitad de los despidos han sido a jóvenes de entre 15 y 29 años según datos del IMSS.

Pero la precarización laboral no termina ahí, el 65% de los jóvenes trabajadores no gana más de dos salarios mínimos y seis de cada diez jóvenes trabajadores en el país tiene poco más de tres años de antigüedad laboral, lo que habla de la enorme rotación entre distintos trabajos precarios.

Frente a esta labor titánica que se profundiza frente a la crisis económica, los programas sociales que el gobierno federal imprenta resultan francamente impotentes.

Como si fuera poco con este panorama, los malabares que el gobierno federal realiza con tal de no tocar el bolsillo de los grandes empresarios mediante la prohibición de los despidos e impuestos progresivos a las grandes fortunas o dejar intacto el presupuesto del poder judicial, la cámara de diputados, senadores, la Secretaría de Marina, la Secretaria de Defensa Nacional y la Guardia Nacional, mientras decreta la extinción de fideicomisos y recortes a las dependencias estatales, resultan insuficientes y los programas sociales están llegando a un límite.

Esta semana con 562 mil 757 aprendices vinculados a centros de trabajo, Jóvenes Construyendo el Futuro anunció en su plataforma que “Hemos superado la meta de nuevo ingreso para este periodo” con lo cual deja de recibir jóvenes que por la crisis económica hayan periodo su empleo o se vieron forzados a dejar sus estudios para intentar encontrar trabajo.

Leer: ¿Qué es la precarización laboral y cómo nos afecta?

En medio de la crisis económica, las respuestas de la cuarta transformación a los grandes problemas estructurales que motorizaron enormes movilizaciones en sexenios pasados, revelan la imposibilidad de dar respuesta a un problema estructural como el desempleo juvenil, en los estrechos márgenes de los programas sociales, política que se deriva de la negativa del gobierno federal a tocar el bolsillo de los empresarios, que en última instancia, es parte esencial de la política de gobernar para ricos y pobres.

Frente a esta situación, los jóvenes no podemos resignarnos a tener un futuro precario, con salarios que no alcanzan para llegar a fin de mes, rotando de trabajo en trabajo sin certeza de cómo será nuestra vejez, tenemos que cambiar nuestra realidad.

Por eso cientos de jóvenes impulsamos el Movimiento Nacional Contra la precarización y los Despidos, queremos cambiar nuestras condiciones laborales con la organización de miles, conoce las principales propuestas en nuestras redes sociales, escríbenos y ¡súmate al movimiento!






Comentarios

DEJAR COMENTARIO