Cultura

REVOLUCIÓN MEXICANA

José Carlos Mariátegui y la Revolución Mexicana

Humberto Miranda escribió el texto más completo sobre el tema: Mariátegui, Amauta y la Revolución Mexicana tesis de licenciatura defendida en 2002.

Sergio Abraham Méndez Moissen

México @SergioMoissens

Jueves 1ro de agosto | 21:12

José Carlos Mariátegui es el más importante marxista latinoamericano; publicó Ensayos de interpretación de la realidad peruana en 1928, heterodoxo, sostenía que las tradiciones indígenas eran un elemento positivo para la construcción del socialismo en el Perú. Polemista, gran articulista, editor de Amauta y Labor así como fundador del primer Partido Comunista del Perú su pensamiento es, en definitiva, una fuente inspiradora para recuperar las tradiciones indígenas de los pueblos de América Latina en una perspectiva comunista.

Su concepción de la cuestión del indígena lo llevó a enfrentarse con la Internacional Comunista, ya estalinizada, ya que el Buró de América Latina consideraba que el indígena era pequeño burgués y que no podría jugar un papel importante en la lucha revolucionaria anticapitalista.

México, revolución de Zapata y Villa

Mariátegui escribió varios textos sobre la Revolución Mexicana. El primero titulado “México y la Revolución” escrito en 1924. En dicho documento, escrito luego de un largo periplo de exilio en Europa, existe una visión constitucionalista de la revolución.

El texto menciona la lucha de Francisco I. Madero contra la dictadura de Porfirio Díaz pero no menciona, aludimos al desconocimiento, la lucha de Emiliano Zapata y Francisco Villa. En su texto si menciona a los militantes del Partido Liberal Mexicano o aún más importante la obra de Ricardo Flores Magón: “Flores Magón, desde Los Ángeles, inyectaba en México algunas dosis de ideología socialista. Y, sobre todo fermentaba en los campos un agrio humor revolucionario. Un caudillo, una escaramuza cualquiera podían encender y conflagrar al país”

Tal parece que la distancia llevó a Mariátegui a sostener que “El gobierno de Obregón ha dado un paso resuelto hacia la satisfacción de uno de los más hondos anhelos de la Revolución: ha dado tierras a los campesinos pobres. A su sombra ha florecido en el Estado de Yucatán un régimen colectivista. Su política prudente y organizadora ha normalizado la vida de México. Y ha inducido a los Estados Unidos al reconocimiento mexicano.”

Humberto Miranda escribió el texto más completo sobre el tema: Mariátegui, Amauta y la Revolución Mexicana tesis de licenciatura defendida en 2002. Este texto aporta aún más documentos sobre la interpretación del Amauta sobre la lucha de México en 1910.

5 años después de “México y la Revolución” Mariátegui publicó “Portes Gil contra la CROM” en la que concluye que la Revolución de 1910 no culminó en una revolución socialista “El Estado Mexicano no era, ni en la teoría ni en la práctica, un Estado socialista. La Revolución había respetado los principios y las formas del capitalismo. Lo que este Estado tenía de socialista consistía en su base política obrera. Por moderada que fuese su política, la CROM como organización de clase, tenía que acentuar día a día su programa de socialización de la riqueza. Pero, al mismo tiempo que la clase obrera, se solidificaba dentro del régimen creado por la Revolución, la clase capitalista. Y ésta tenia en su favor una mayor madurez política. Los elementos pequeño-burgueses, los caudillos militares de la Revolución, colocados entre las dos influencias, tenían que ceder regularmente a la influencia capitalista.”

Es de tener en cuenta que Mariátegui desconoció el movimiento de Emiliano Zapata que impuso en Morelos una Comuna que cuestionaba la propiedad capitalista; y del movimiento de Villa con la División del Norte. Resulta más que curioso el desconocimiento por Mariátegui sobre las figuras más importantes de la Revolución.






Temas relacionados

José Mariátegui   /   Revolución mexicana   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO