×
×
Red Internacional

El Grupo de Trabajo para la Transición Hacendaria con una supuesta preocupación para evitar la pobreza en la vejez, propone ajustar parámetros para el retiro del afore, pese a que es el único ingreso ante la falta de un seguro de desempleo.

Jueves 12 de agosto | 21:30

Con más de año y medio en pandemia, los estragos de la crisis económica en el marco de esta emergencia sanitaria golpean los derechos laborales y han aumentado la precarización laboral y de la vida, ya que durante la pandemia al menos 15 millones de trabajadores han sido despedidos y esta cifra sigue en aumento.

Te puede interesar: Seguro de retiro por desempleo: laboramos años para afrontar la crisis presente

Tras el discurso de “evitar la pobreza para la vejez”, el Grupo de Trabajo para la transición hacendaria recomendó una reforma al sistema de pensiones, a través de un ajuste a los “parámetros clave como la edad de retiro” y la reducción a las oportunidades para el retiro de fondos ahorrados en las afores antes de la jubilación.

Enrique Díaz-Infante Chapa, miembro del Grupo de Trabajo y director del Sector Financiero y Seguridad Social del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), advierte: “se le está acabando el espacio fiscal a la 4T y tienen por fuerza que buscar fuentes de ingreso recurrentes, ya que no es posible seguir financiando el gasto de pensiones con ingresos petroleros, por lo que deben definir de dónde obtendrán los recursos”.

Sin embargo, con esta medida el Estado se deslinda de garantizar el derecho a la jubilación, a partir de implementar una obligatoriedad consistente en que seamos los trabajadores quienes con nuestros miserables salarios paguemos nuevos impuestos generalizados en alimentos y medicamentos. De esa manera justifican que existirán fondos en el erario para el retiro de los trabajadores del sector informal sin que aumenten los impuestos para las empresas.

Que los trabajadores paguemos ya de por sí un sinfín de impuestos, más lo que se descuentan de afores, significa reducir aún más nuestros salarios, en un contexto donde la inflación ha sido elevada en los últimos meses y el costo de la canasta básica está por encima de salario mínimo, lo que imposibilita mantener nuestros hogares.

Te puede interesar: ¿Que aumente el salario mínimo o se respeten las pensiones?: la falsa controversia de la 4T

Crisis por el ahorro

A inicios de la crisis sanitaria en el pasado 2020, la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), dispuso a más 142 mil 257 trabajadores para que realizaran retiros de sus afores en enero del año pasado, esto debido a la crisis económica y los despidos masivos que comenzaron en la pandemia.

Es importante señalar que la afore es una institución financiera privada que especula con los fondos para el retiro, propiedad de los trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y al Instituto de Seguridad y Servicios de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), con una cifra de 67.2 millones de cuentas individuales, correspondiente al mismo número de trabajadores mexicanos, a las que se destinan las aportaciones derivadas de su trabajo.

En México operan 10 afores que obtuvieron ganancias de 11 mil 116 millones de pesos, a inicios del año pasado lo que representa un incremento del 14% en relación con el año antepasado, lo que se deriva de los recursos pensionarios de las y los trabajadores, conformado por las aportaciones, plusvalías y el ahorro voluntario.

Durante este año y medio de crisis sanitaria quedo en evidencia que no existió un real seguro de desempleo, fueron los propios ahorros de los trabajadores los que se usaron para enfrentar las ilegales violaciones laborales sin que el gobierno de la 4T prohibiera los despidos con consecuencias a las grandes empresas.

Te puede interesar: Ante la emergencia sanitaria, medidas urgentes para enfrentar el covid-19

Sus ganancias a costa de nuestro futuro

Es importante recalcar que las Afores privatizaron los ahorros de los trabajadores, no resguardan los fondos en beneficio de los trabajadores para garantizar un retiro digno, por eso hay que plantear que para que existan recursos suficientes para las pensiones, se requiere una reserva económica en la que aporten los trabajadores, sus patrones y el Estado mes con mes.

Y es que mientras se plantea que el dinero no seguirá alcanzando para derechos sociales, como pensiones dignas, educación y salud pública, se otorgan presupuestos millonarios a la militarización del país y la impagable e ilegítima deuda pública. Ejemplo de este tipo de acciones se presentan desde el 2018 cuando se hizo público que más de 13,500 millones de pesos fueron usados por las afores Inbursa, Pensionissste, Profuturo y XXI-Banorte para invertir de manera arbitraria en el proyecto del Aeropuerto en Texcoco.

Actualmente en México hay más de 70 millones de personas que no cuentan con acceso a la seguridad social, equivalente a millones de trabajadores sin acceso a la jubilación por lo que es necesario destinar más recursos para garantizar que nuestros adultos mayores, adultos, jóvenes y niños cuenten con alimentación, salud, vivienda y una vida digna.

No terminar con las afores, que se enriquecen a costa de los ahorros de los trabajadores, es favorecer a los capitales especulativos por encima del bienestar de las mayorías. Un gesto más de AMLO para no confrontarse con los empresarios y los inversores extranjeros. Sin olvidar por supuesto que fueron el PRI y el PAN quienes pusieron los ahorros de los trabajadores a disposición de los especuladores financieros de las afores.

Es fundamental un sistema de reparto manejado por los trabajadores para que los aportes en activo sean realmente utilizados para financiar las pensiones de aquellos que ya se encuentran en el retiro.

Es importante señalar que frente al discurso de que no hay más recursos para garantizar y ampliar el retiro, estos se pueden obtener, sobre la base de impuestos a las grandes fortunas y el no al pago de la deuda externa, de esta manera no existirá ningún déficit en la seguridad social.

Te puede interesar: Instituciones financieras se frotan las manos con reforma al sistema de pensiones

Nuestras demandas las podemos conquistar haciendo un llamado a la movilización unitaria, impulsando asambleas democráticas de base en nuestros centros de trabajo para imponerle a las burocracias sindicales enfrentar una propuesta de reforma basada en que trabajemos más y paguemos más. ¡Luchemos por pensiones dignas!




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias