×
×
Red Internacional

Homenaje Rojo. Independiente y Bochini tuvieron su fiesta en la tarde en que se rebautizó el estadio

Con un golazo del maestro, un combinado senior del Rojo jugó con un San Lorenzo que se sumó al homenaje. Luego, los equipos de Primera empataron 1-1.

Domingo 5 de diciembre de 2021 | Edición del día
El Bocha saluda al público de Independiente luego del partido homenaje por el cambio de nombre del estadio. Foto: Fotobaires.

Tal como lo pidió Diego Armando Maradona, la casa de Independiente debía tener el nombre de su ídolo. Y así fue, en la tarde de este domingo 5 de diciembre se hizo justicia: el ahora Estadio Libertadores de América Ricardo Enrique Bohini fue inaugurado con un golazo de emboquillada del protagonista, un gol con su sello. Fue la fiesta de ese fútbol que tanto añora la gente del Rojo y que escasea cuando juega el equipo de Primera. Hace 30 años se retiró el ídolo máximo y salvo algunos oasis de gloria, en Independiente hay sed de aquel fútbol de paladar negro. Un Bochini con 67 años regaló un poco de esa magia.

Luego de ese partido de veteranos de Independiente y del Ciclón, que terminó 3 a 0 a favor del Rojo con otro gol del Bocha de penal y uno de Caggiano, hubo lugar para palabras del genio en conversación con el periodista Walter Nelson, para luego darle paso a un video en el que saludaron y felicitaron al Bocha glorias como Bertoni, Pepé Santoro, el Chivo Pavoni, Alzamendi, Burruchaga y hasta Juan Román Riquelme, además de artistas como Andrés Calamaro. La esperanza del público rojo era que ese regreso fugaz de la mística ganadora del Bocha contagiara un poco al primer equipo, que enfrentó a San Lorenzo un rato después, pero no pudo ser.

No vale la pena, no tiene ningún sentido hablar de ese 1 a 1 que Independiente ganaba con un gol medio de casualidad de su capitán Romero pero que luego le empató Ortigoza de penal, cuando el equipo azulgrana estaba con un jugador menos por expulsión de Alexis Flores. Tampoco es que fue un muy mal partido de Independiente pero estuvo en igualdad futbolística con un San Lorenzo que es de los peores equipos del campeonato y hasta lo complicó y vistió al arquero Sosa de protagonista.

No abundemos más en ese partido por un campeonato del que el equipo de Falcioni dejó de ser protagonista hace rato. A lo sumo puede clasificar a la Copa Sudamericana. Mejor que a los y las hinchas de Independiente nadie les despierte del sueño que vivieron por un ratito: sentir que Bochini volvía, como se pedía siempre en el cantito con la melodía de “Sólo le pido a Dios” de León Gieco (otro artista fana del Rojo): “que Bochini juegue para siempre, para toda la alegría de la gente”.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias