×
×
Red Internacional

El Círculo Rojo. Hong Kong, de colonia británica a ciudad que desafía a China

Hace 24 años la isla dejaba de ser colonia. Cómo es la relación con China y por qué se convirtió en un desafío domestico para el gigante asiático.

Diego Sacchi@sac_diego

Viernes 2 de julio de 2021 | Edición del día

De esos temas hablamos en la columna sobre noticias internacionales del programa de radio El Círculo Rojo, que se emite todos los jueves de 22 a 24 hs por Radio Con Vos.

Un primero de julio, de 1997, la ciudad de Hong Kong dejaba de ser colonia británica y pasaba a quedar bajo el control de China.

Pasó casi un cuarto de siglo y la integración que esperaban de Beijing en los últimos años se volvió una fuente de crisis y manifestaciones.

La isla quedó en manos británicas al final de la Primera Guerra del Opio, en 1842 y pasaron más de 140 años hasta que en 1984, la primera ministra británica Margaret Thatcher y el primer ministro chino Zhao Ziyang negociaron el traspaso.

Según esos acuerdos Hong Kong tendría cierta autonomía, algo que se conoce como el modelo de "un país, dos sistemas" vigente hasta 2047 que básicamente es:

Un estatus político especial como Región Administrativa Especial, lo que incluye la posibilidad de que haya varios partidos legales (no solo el PC como en China continental), reglas económicas más flexibles, absorber el capital extranjero de diferentes maneras y permitir el movimiento de ciudadanos extranjeros.

La isla hoy es uno de los centros financieros más importantes del mundo, uno de los principales puertos del planeta para el tráfico de contenedores y la cabeza de puente de la República Popular hacia el oeste a nivel político.

En los últimos años el gobierno chino buscó recortar estas “libertades” para tener un mayor control político, por ejemplo con la aplicación de una “ley de extradición”, a la que se opusieron desde grandes empresarios hasta sectores de la clase media.

De esas tensiones surgió lo que conocimos como “la revolución de los paraguas” donde millones de personas, en especial jóvenes, salieron a las calles contra la injerencia china y defendiendo las libertades que existen a diferencia de la parte continental.

Libertades que benefician la injerencia y los negocios extranjeros, pero que también tiene un costado diferente: en Hong Kong se encuentran muchas organizaciones que defienden los derechos de los trabajadores en China.

Hay también de fondo otras cuestiones que explican el descontento. Para millones vivir en Hong Kong es una odisea por el aumento de los costos de vida, en especial el de la vivienda, en una de las zonas del planeta más densamente poblada.

Para China, la situación en la isla es un desafío. Este jueves en la celebración por los 100 años del Partido Comunista, el presidente del país y secretario general del partido, Xi Jinping, dijo “El partido es la columna vertebral de China”.

Te puede interesar: Aniversario.Dossier: China a 100 años de la fundación del Partido Comunista

Esas palabras son la respuesta en el plano interno ante la dura transición que tiene por delante el país en los próximos años.

Entre esos desafíos se encuentra el qué hacer con esa pequeña isla, en el camino de China hacía tratar de ser la potencia dominante en el mundo.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias