×
×
Red Internacional

Viaje oficial.Haciendo lobby en su segundo hogar: Massa busca apoyo en EE.UU. para negociar con el FMI

El presidente de la Cámara de Diputados ya está en Washington. En una cena con un asesor de Biden comenzó sus gestiones. ¿Qué pide y qué ofrece el gobierno argentino?

Lunes 14 de junio | Edición del día

Sergio Massa sonríe. Siempre sonríe, por lo menos ante las cámaras. A su lado camina Juan Sebastián González, asesor del presidente Joe Biden para América Latina.

La cena que compartieron este domingo fue la primera de una serie de reuniones que tendrá el jefe de Diputados y referentes del Frente de Todos.

¿Cuál es el principal motivo de la gira? La búsqueda de apoyos para la renegociación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Aunque no están previstas reuniones con integrantes del Departamento del Tesoro, sí habrá con otros funcionarios de la administración Biden.

Como analiza Claudio Mardones este domingo en Tiempo Argentino, Massa “tiene la misión de profundizar el lobby argentino sobre el gobierno norteamericano para lograr que el Fondo Monetario Internacional (FMI) flexibilice las condiciones de la renegociación de la deuda contraída durante el gobierno de Mauricio Macri”. Es considerado también la “previa” de la visita de Fernández a Washington en los próximos meses.

Por eso la gira fue preparada, según distintos medios, por el mismo presidente Alberto Fernández, el canciller Felipe Solá y el ministro de Economía Martín Guzmán. Incluso Cristina Kirchner participó de los preparativos.

La postergación de los pagos al organismo internacional, que alcanzan los 44 mil millones de dólares, es el objetivo principal, pero la primera señal se espera que llegue antes del 31 de julio, cuando se vencen el pago al Club de París y que podría llevar al país a caer en cesación de pagos.

El discurso de Massa sería: “si el préstamo a Macri en 2018 tuvo un origen político, la solución en 2021 también debería ser política”.

El anfitrión de Massa en su primer evento, Juan Sebastián González, asesoró a Biden durante parte de sus ocho años como vicepresidente de Barack Obama en cuestiones relacionadas con América Latina. Hoy intenta explicarle al nuevo habitante de la Casa Blanca qué pasa en este continente cada vez más “caliente”, con rebeliones en varios países y elecciones polarizadas con ganadores que no estarían siendo los preferidos de Washington.

Esa situación es vista por el gobierno como una oportunidad. Según señaló el enviado de Infobae, Sebastián Fest, “la Argentina quiere ser un garante de estabilidad en una región política y socialmente convulsionada. El presidente cree genuinamente, pese a los importantes traspiés diplomáticos recientes, que tiene llegada e influencia sobre líderes y desarrollos políticos regionales para reencauzar esos procesos e instalarse como un referente confiable para Washington”. Parece que Fernández y Massa ven con demasiado optimismo la situación de nuestro país, atravesado por la pandemia y una crisis social cada vez más profunda.

Massa es reconocido por sus vínculos empresariales y con la embajada norteamericana. La relación tuvo varios hitos, algunos de ellos reflejados en el libro Argenleaks. La visita “solidaria” a la Embajada norteamericana en medio del conflicto de Kraft en 2009, reprimido por el gobierno de Daniel Scioli, fue uno de ellos. Luego se convirtió en uno de los fanáticos de la doctrina de mano dura del ex alcalde neoyorquino Rudolf Giuliani, a quien trajo a dar charlas sobre "seguridad" en Tigre. En vísperas del Foro Empresarial en Davos de 2016, Massa acompañó al presidente Mauricio Macri a su encuentro con el mismo Biden. Además fue el político argentino más representativo el 20 de enero de 2017, asunción de Donald Trump.

Con ese currículum, fue el elegido por Fernández y Fernández para intentar recoger algún apoyo norteamericano a las difíciles gestiones con el Fondo.

Aunque la deuda es el tema principal, la gira tendrá otros objetivos políticos y económicos.

El enviado oficial tendrá reuniones con Jack Rosen, presidente del Congreso Judío Americano, con miembros de la Cámara de Representantes, el Consejo de las Américas (un grupo de lobby) y una reunión con el expresidente Bill Clinton.
Habrá que esperar qué consigue el dirigente peronista en otra gira por su “segundo hogar”.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias