×
×
Red Internacional

Efemérides.Hace 57 años Roger Waters y Syd Barrett fundaban Pink Floyd: ¿qué tema vas a escuchar hoy?

El 5 de julio de 1964 nacía una de las bandas de rock británico más importantes de la historia de la música popular marcando un estilo propio que trasciende décadas por su originalidad, letras filosóficas y melodías psicodélicas. No podemos pasar este día sin recordar algunos discos y subir el volumen.

Liliana Vera IbáñezRedacción LID @liluzlisam

Lunes 5 de julio | Edición del día

Un 5 de julio pero de 1964, nacía una de las bandas británicas más importantes de la década de los 60´ y que hasta el día de hoy suena como un clásico del rock psicodélico y progresivo que con el paso del tiempo adquirió un perfil hacia un rock sinófnico.

¿Quién no vio algún brazo alguna vez con el tatoo de The Wall o se topó con una remera con sus letras?. Es que los discos de Pink Floyd despertaron décadas de pasión por sus solos de guitarra, el bajo subliminal y las letras propias de poemas surrealistas.

El genial Syd

Roger Keith Barrett nació en Cambridge el 6 de enero de 1946, hace 75 años. El apodo, el nombre por el que será recordado, lo adquirió en la adolescencia. Había en la ciudad un veterano bajista de jazz llamado Sid Barrett. Sus amigos lo empezaron a llamar igual: él cambió una letra, el suyo se escribiría Syd. Mientras estaba estudiando en el secundario la música se transformó en una obsesión e integró varios grupos hasta que se incorporó a una formación con unos compañeros del colegio. Ese grupo sería Pink Floyd.

Antes de concretarse como tal, la banda pasó por varios nombres como Sigma 6, T-Set, Megadeaths, The Screaming Abdabs, The Architectural Abdabs y The Abdabs, llegando a denominarse The Pink Floyd Sound. Inicialmente el grupo estaba formado por el batería Nick Mason, el teclista y vocalista Richard Wright, el bajista y vocalista Roger Waters y el guitarrista y vocalista principal Syd Barrett, quien se convirtió en el primer líder de la banda.

Desde 1965 el grupo había encontrado la formación definitiva. Se había alejado Bob Klose, el quinto integrante, ahora eran el bajista Roger Waters, el baterista Nick Mason, el tecladista Richard Wright y el guitarrista y cantante Syd Barrett.

Eran Pink Floyd, los músicos que acompañarían largas noches de toda una generación ( o dos, o tres) de amigos. El nombre lo había propuesta Barrett y lo había tomado de dos viejos músicos de blues que admiraba Pink Anderson y Floyd Council (también se llamaban así sus dos gatos). El nombre lo habían acortado del original The Pink Floyd Sound.

El primer single fue Top 10 en Inglaterra, See Emily Play. De inmediato les propusieron grabar un disco. A mediados de 1967, los cuatro entraron a los estudios de Abbey Road y llamaron a su debut The Pipers at the Gates of Dawn, nombre sacado de un capítulo de El Viento de los Sauces, una novela infantil de principios de siglo, una de las lecturas habituales de Barrett.

«"Hace demasiado tiempo que he estado
A la deriva en este océano que me inundó

Diluyendo los secretos que tenías que guardar
Del mundo que ha sido

Girando a tu alrededor, con y sin ti
Sedando, poco amable" «
( The Piper At The Gates Of Dawn)»

Crédito de la imagen: Michael Ochs Archives / Getty Images

Más y más Pink Floyd

Meddle (1971), terminó por cimentar el rumbo que tomaría la banda hacia el Rock progresivo. Los aficionados a Floyd estamos de acuerdo en que este fue el punto donde Pink Floyd tal como los conocemos realmente comenzó.
La canción «Echoes», de 23 minutos de duración, fue descrita por Waters como un «poema sónico» debido a sus constantes efectos de sonido,46​ y está considerada como una de sus mejores piezas, pues contiene largos y enervantes lapsos instrumentales que demuestran cabalmente el talento de Gilmour en la guitarra, de Mason en la batería y de Wright con el Órgano Hammond. Albatros, cuevas de coral y "el eco de un tiempo distante / viene envolviendo a través de la arena/ y todo es verde y submarino".

Dejaron de lado la orquesta que tanto protagonismo tuvo en Atom Heart Mother para dar paso a las improvisaciones y experimentación de estudio. Poco tiempo antes del lanzamiento de este álbum en 1971, la banda afirmó en una entrevista que para este entonces la calidad y sonido de sus presentaciones no tenían ningún secreto (como los que afirmaban que requerían una gran cantidad de ingenieros de sonido), más que los 4 instrumentos que cada uno de ellos dominaba. One of these days sigue siendo una de las mejores canciones de Floyd jamás grabadas.
Meddle alcanzó el tercer puesto en el Reino Unido.

Fue solo un inicio. El grupo grabó durante esta época muchos álbumes que se convirtieron en enormes éxitos comerciales, como The Dark Side of the Moon (1973), Wish You Were Here (1975), Animals (1977) y The Wall (1979) los que fueron considerados de los discos más influyentes en la historia de la música popular.

"No necesitamos ningún control de pensamiento"

En 1976 el grupo decidió tomar un descanso donde todos sus integrantes a excepción de Roger Waters, tomarían diferentes caminos.
En 1979 salió a la luz The Wall, compuesto prácticamente por Waters. Álbum fuertemente basado en la vida de Roger Waters, y su pesar por la muerte de su padre como otros caídos de la Segunda Guerra Mundial. Las canciones cubren temas tan profundas que rozan entre la melancolía y el dolor ( la película completa se puede ver acá). Así regresaron a los primeros puestos con la canción “Another Brick in the Wall”. "No necesito brazos a mi alrededor/ Y no necesito drogas para calmarme/ He visto la escritura en la pared/ No creas que necesito nada en absoluto" cantarían varias generaciones en voz muy alta desde entonces.

El inicio de 1983 coincidió con el abandono de Waters, y cuatro años más tarde, Mason, Wright y Gilmour se reunieron de nuevo, lo que originó un proceso judicial entablado por Waters sobre la propiedad del nombre original. Resuelto el caso a favor de David Gilmour y compañía, el grupo regresó al mundo de la música con un disco que se convirtió en un éxito inmediato, A momentary lapse of reason (1987).

Pasados tantos años y centenares de cambios en la cultura musical, al fin de cuentas corremos "para alcanzar al sol, pero se está poniendo / Y girando velozmente para de nuevo elevarse por detrás de ti" ( Time).

Pink Floyd concierto del 20 octubre, 1994, Earls Court, London,Inglaterra, The Division Bell Tour.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias