Sociedad

Ciencia

Hablemos de Ralph y la experimentación en animales

En redes sociales se ha viralizado el video de la campaña "Salva a Ralph", que busca concientizar sobre el uso de animales en la experimentación de la industria cosmética, pero, ¿qué hay detrás?

Axomalli Villanueva

@1quiahuitl

Jueves 15 de abril | 19:03

Hace algunos días salió a la luz una campaña de la Humane Society International, organización dedicada a los derechos de los animales, donde se mostraba a un conejo humanizado, con múltiples heridas y discapacidades producto del manejo cruel de la industria cosmética en animales de prueba.

El video cuenta con las participaciones de artistas como Zac Efron, Ricky Gervais, Olivia Munn, entre otros bajo la dirección de Taika Waititi (Jojo Rabbit), donde se muestra a manera de documental el día a día de Ralph, dentro de los laboratorios donde es sometido a perturbadoras formas de experimentación y que busca exponer el maltrato al que son sometidos millones de animales en la industria cosmética y de limpieza.

En el corto Ralph dice: “Solo quiero decirle a todos aquellos que aún compran productos con testeo de animales, que son casi todo lo que encuentras en tu baño, que bueno sin ti y esos países que lo permiten no tendría trabajo y estaría en las calles, bueno no en la calle … en el campo, como un conejo normal”.

¿Para que se usan a los animales en laboratorios?

El video de Ralph no es la primer campaña que busca concientizar sobre el testeo en animales, de parte de organizaciones "animalistas", desde años atrás, PETA, Greenpeace, Human Society International y muchas más han circulado imágenes y videos de supuestos maltratos dentro de laboratorios.

Sin embargo diversos expertos en manejo animal han expresado su rechazo a este tipo de campañas, pues al apelar únicamente a los sentimientos de las personas, se omite que presentan información sesgada en cuanto a protocolos y regulaciones como las de Estados Unidos, la Unión Europea y Latinoamérica, que han prohibido el uso de animales en pruebas de laboratorio para la industria cosmética desde los años 90s.

El genetista Lluís Montoliu, presidente del Comité de Ética del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, en Barcelona, España, relató al diario El País, que cuando un investigador plantea una investigación con animales, tiene que justificar que no existe un método alternativo que le permita obtener conclusiones compatibles con el experimento que quiere realizar. Si existen, está obligado por ley a utilizar el método alternativo.

Los procedimientos, según Montoliu son extremadamente controlados y diseñados para provocar el menor daño posible, además, se ha producido un descenso de aproximadamente un 40% de los experimentos con animales en los últimos 10 años, sin embargo aún no existe la técnica para poder eliminar por completo estos procedimientos, que entre otras cosas han podido garantizar el desarrollo de medicamentos vitales para humanos, como las vacunas de la Covid-19.

Sin embargo estas campañas son persistentes debido a una preocupación real de las personas en cuanto al bienestar animal, lo que ha llevado a campañas de concientización por adquirir productos con sellos de "cruelty free" o "sin crueldad animal".

Marketing o consumo responsable

Al mismo tiempo del video de Ralph, usuarios de redes sociales han viralizado listas de marcas que supuestamente no emplean animales en pruebas de laboratorio, sin embargo un artículo de la revista científica de la Universidad del País Vasco, aclara que ninguno de los certificados del tipo "not tested on animals" o "cruelty free" son oficiales.

Marcas que no utilizan animales para probar sus productos. 🐰Vamos a apoyarlas ! #nomaltratoanimal #tratoeticoalosanimales #makeup #crueltyfree #crueltyfreecosmetics

Publicado por Pet n’ Love en Martes, 5 de marzo de 2019

Es decir, que este tipo de sellos no sirven para acreditar algo más de lo que ya esta regulado a nivel internacional, pues cualquier producto que se comercialice en Latinoamérica, EEUU o Europa no esta testado en animales. Sin embargo, algunos fabricantes deciden pagar para usar alguno de estos sellos a las empresas que los han inventado, principalmente porque estiman que estos sellos mejoran su imagen de marca.

Dicho en otras palabras, empresas compiten con otras por medio de estos sellos, a pesar de que básicamente cualquier producto cosmético comercializado en estas regiones son "libres de crueldad", pagando fuertes sumas de dinero en campañas comerciales en las que están relacionadas ONGs como la misma PETA.

Al mismo tiempo reducen la responsabilidad en cuanto al maltrato animal a los consumidores sin cuestionar de fondo el modo de producción capitalista que esta detrás, que más allá de simplemente no usar animales en laboratorios, es responsable de sobreexplotar mantos acuíferos y una buena parte de las emisiones de CO2, causantes del cambio climático.

¿Consumir sin crueldad dentro del capitalismo?

Más allá de las campañas de organizaciones que promueven un estilo de vida sin crueldad animal, se debe cuestionar de fondo el sistema que permite que estas condiciones se den. La historia demuestra que la clase dominante para obtener ganancia explota a las clases oprimidas y también se beneficia de los animales y de la naturaleza.

Por tanto, en el capitalismo, los animales son propiedad privada que se encuentra a disposición de la producción. La brutalidad y el sufrimiento de los animales es consecuencia de este modo de producción cuyo único objetivo son las ganancias de los empresarios. Para, terminar con ello, es necesario atacar las ganancias de este sector ya que el enemigo de los animales tanto como de la clase trabajadora es el capitalismo.

En este sistema, las demandas de la liberación animal solo podrán ser llevadas a cabo si se analizan las condiciones especificas en la que tienen lugar la explotación de los animales y qué cambios sociales son necesario para ponerle fin.






Temas relacionados

Ecología y ambiente   /   Ciencia y Tecnología   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO