Política México

GUARDIA NACIONAL

Guardia Nacional: “sucursal del Ejército”

El gobierno Federal lanzó una convocatoria a principios de año donde reclutó 50 mil nuevos integrantes para la Guardia Nacional de la juventud. Con una estructuración y capacitación con disciplina militar.

Emilia Macías

@EmiliaMacas1

Martes 30 de junio | 16:25

Después de un largo período de militarización, se impulsó desde las calles el regreso de las Fuerzas Armadas a los cuarteles como una de las demandas centrales de sectores de la juventud. En el Plan Nacional de Seguridad y Paz propuesto por el Gobierno Federal, se declaró que la Policía Federal no estaba capacitada para erradicar la delincuencia, por eso necesitaba el apoyo de las Fuerzas Armadas.

AMLO mencionó que tenía que tomar decisiones, una de ellas era apoyarse en las Fuerzas Armadas para buscar la unidad. Para que todo funcionara, modificó la Constitución para que la Guardia Nacional tuviera “certeza legal y jurídica” para poder intervenir en asuntos de seguridad pública.

A pesar de que la Guardia Nacional sería “pueblo uniformado”, se ha convertido en una institución meramente militar y no civil; “es una extensión directa de las fuerzas armadas”, afirmó David Blanc durante la presentación del informe realizado por la organización Causa en Común titulado “Guardia Nacional: a un año de su puesta en operación”.

Este lunes, activistas y expertos denunciaron que este cuerpo de Seguridad Pública funcionaba como “sucursal del Ejército”.

Para eso, ¿qué era el Ejército mexicano?

El ejército cuenta con el mayor número de denuncias por violaciones a derechos humanos en el país. Más de una década se utilizó para enfrentar las causas de crimen organizado, pero fueron utilizados como carne de cañón los trabajadores, las mujeres y la juventud.

No hay que dejar de lado que altos mandos de las fuerzas armadas están coludidas a distintos niveles con los grandes capos del crimen organizado, quienes no sólo se dedican a traficar droga, sino que también son responsables de gran parte de la trata de personas.

Otra gran contradicción del cuerpo de seguridad es el gran presupuesto destinado a ésta: 70 mil millones de pesos sólo en 2019. Mucho mayor al presupuesto al sector educativo (4 mil millones de pesos para la UNAM, UAM e IPN), o el presupuesto que se está destinando para tratar la pandemia del COVID-19.

Además de que ahora, la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum informó que la Guardia Nacional servirá como apoyo a la Secretaría de Seguridad Ciudadana después del atentado contra Omar García Harfuch.

Si te interesa saber más sobre Omar García Harfuch entra aquí

La Guardia Nacional no está cumpliendo el papel que le había asignado AMLO al principio de “pacificar al país”, todo lo contrario. Los ataques a los y las migrantes siguen incrementando.

Con la llegada del presidente Donald Trump a la Casa Blanca y la propuesta del muro contra migrantes ha hecho que haya aún más odio hacia las caravanas y el gobierno mexicano a accedido a hacer todo lo posible para que éstas no lleguen a territorio estadounidense, evidentemente, con la ayuda de la famosa Guardia Nacional.

¡Y no sólo eso!

Mientras los contagios por coronavirus no bajan, los hospitales siguen hasta el tope y el papel de la Guardia ha sido militarizar 41 hospitales en el Estado de México para “proteger” al personal sanitario ante agresiones que se han registrado.

Asimismo, el despliegue de esta tiene la indicación de mantenerse alerta para prevenir los feminicidios durante la etapa de resguardo y distanciamiento social por la pandemia ¿cómo piensan hacerlo?

A pesar de que AMLO quiera pintar de “pacífica” a la Guardia Nacional, o decir que es para la protección del pueblo, no nos compramos esa idea. Los uniformados no garantizan la seguridad de la población estando o no en medio de una pandemia.

Se ha demostrado que las Fuerzas Armadas están diseñadas para reprimir a la clase trabajadora, como el caso de Giovanni, y que son la mano derecha del Estado.

Es necesario destinar el presupuesto de la Guardia, el Ejército y la Marina para recatar la salubridad pública para enfrentar la pandemia, ya que laboran en condiciones terribles, sin materiales necesarios para su protección.

Es necesaria la abolición de la Guardia Nacional y la desmilitarización del país, contra la subordinación al gobierno estadounidense y el imperialismo.






Temas relacionados

Covid-19   /   Guardia Nacional   /   Antiimperialismo   /   Política México   /   AMLO   /   Fuerzas Armadas

Comentarios

DEJAR COMENTARIO