Grupo México niega afectaciones a vida marina por derrame en el Mar de Cortés

Directivos de Grupo México descartaron que el derrame de ácido sulfúrico afecte al ecosistema marítimo de la zona. Esto pese a las imágenes que muestran animales especies muertos en la costa por el envenenamiento de las aguas.

Viernes 19 de julio | 13:34

Luego de que el pasado 9 de julio en la terminal portuaria de Guaymas, Sonora, una de las válvulas fallara, ocasionando el derrame de tres mil litros de ácido sulfúrico al Mar de Cortés, la empresa minera dueña de la planta Grupo México descartó que dicho accidente ocasionara pérdidas a la vida marina del lugar.

Esto a pesar de que se viralizaran imágenes de especímenes agonizando en las costas de la zona que es conocida como el “acuario del mundo”. En las imágenes se muestran a ostras, lobos marinos y hasta una tortuga que presuntamente murieron a causa del envenenamiento de las aguas.

La empresa perteneciente a Germán Larrea, señaló mediante un comunicado de prensa que el ácido sulfúrico es una sustancia que al entrar en contacto con una solución alcalina como el mar, que tiene un PH de 8.3, se neutraliza y por tanto no correría riesgo la vida marina de la zona. Lo cual no se cumple en el punto del derrame del ácido, ya que esta neutralización es una reacción exotérmica y al momento del vertido se modificaron abruptamente las condiciones de temperatura y acidez, afectando a los seres vivos alrededor de ese punto de derrame. Afortunadamente sólo fueron 3 metros cúbicos, sino hubiera sido una catástrofe de enormes proporciones.

“Tres metros cúbicos de ácido sulfúrico en el mar es imposible que genere reacciones a la flora, fauna, o afectaciones al ecosistema. (…) La Terminal se ubica en la Bahía de Guaymas cuyas características geográficas hacen menos factible la presencia de corrientes de agua que permitan la dispersión de sustancias al Mar de Cortés. Esto, aunado a las baja cantidades del producto vertida al mar, hacen poco probable que la sustancia genere afectaciones", expresó Grupo México.

Ante esta situación el secretario de Medio Ambiente Víctor Toledo, declaró que “un derrame de ácido sulfúrico aparentemente no tendrá mayor efecto" ambiental, dijo el martes en conferencia de prensa y reiteró que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) -que acostumbra favorecer indebidamente los megaproyectos del gran capítal nacional y extranjero- tiene facultades para suspender las actividades de la empresa pero agregó que "en su momento tomaremos una decisión". Pese a esto aún no hay dictamen de ninguna dependencia que señale algún tipo de sanción hacia Grupo México.

Incertidumbre por la vida marina de la zona

Por otro lado, el diputado Carlos Navarrete Aguirre, miembro de la Comisión de Energía, Medio Ambiente y Cambio Climático del Congreso en Sonora, publicó el 14 de julio un video de la muerte de una tortuga marina en la Playa San Francisco de San Carlos, y atribuyó esta ’tragedia ambiental’ al derrame de Grupo México.

Según directivos de la minera, tras el incidente, la empresa dio aviso inmediato tanto a la (Semarnat) como a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), así como a las autoridades de Administración Portuaria Integral (API) de Guaymas, de la Secretaría de Marina y de Protección Civil municipal.

Sin embargo, hay dos versiones de lo ocurrido, pues en entrevista con el diario El Universal, un trabajador de la Administración Portuaria Integral de Guaymas denunció que tanto las autoridades como el consorcio desconocen la cantidad de ácido derramado.

La denuncia del trabajador, quien mantuvo su anonimato por la amenaza de despido por revelar lo ocurrido coincide con la denuncia que presentó el mismo diputado Navarrete, quien acusó que hay dos reportes que no coinciden.

Por su parte la Profepa esperará un periodo de seis semanas para dictaminar si es posible que el derrame de ácido sulfúrico haya afectado a los ecosistemas. En la zona del desastre, que se ubica en la entrada a la Bahía de Guaymas y el municipio porteño de Empalme, también se han reportado peces y moluscos sin vida, los cuales fueron atribuidos al contacto directo con el derrame tóxico por especialistas en ecología y biología de organismos acuáticos, que incluso tomaron muestras del agua y determinaron que el ya PH recobró sus niveles en la zona del impacto.

Lo cierto es que se han presentado reportes de especies afectadas en la zona, además de que organizaciones ambientalistas denuncian la debilidad de las leyes en estos casos, pues no hay dependencias o instituciones científicas que avalen las declaraciones de Grupo México y prueben que en realidad no habrá afectaciones a la vida marítima.

Cabe recordar que hace cinco años, la empresa también intentó minimizar las consecuencias del derrame en los ríos Sonora y Bacanuchi, donde precisamente el dueño de la empresa Germán Larrea quedo impune, además de consolidarse como la segunda fortuna más grande de México.






Temas relacionados

Guaymas   /   Germán Larrea   /   Derrame tóxico en Sonora   /   Grupo México   /   Ecología y medioambiente

Comentarios

DEJAR COMENTARIO