×
×
Red Internacional

El pasado 28 de septiembre se llevó acabo el foro Youth4Climate, en el que se abordó el tema del cambio climático. En su participación, Greta acusó a los políticos de usar discursos bonitos para pretender que les importa el constante deterioro del planeta cuando en realidad no hacen nada.

Miércoles 29 de septiembre | 18:50

En agosto 2018 la estudiante sueca Greta Thunberg decidió iniciar una protesta por el cambio climático, faltando a la escuela hasta que se llevaran adelante las elecciones generales en Suecia. Desde entonces se convirtió en referente de la lucha por el medio ambiente y puso de relieve la gran preocupación que tenemos, principalmente, los jóvenes por el acelerado cambio climático.

Uno de los puntos resaltados por la joven sueca es la responsabilidad directa de los líderes mundiales en el deterioro del medio ambiente, anteponiendo intereses políticos y económicos. Y se ha enfrentado a negacionistas como Donal Trump, quien haciendo gala de su machismo y misoginia, la ha mandado a “sonreír más” para no estar tan enojada.

El día martes, fue oradora en el Foro Youth4Climate, donde también se reunieron diferentes líderes mundiales para abordar el tema del cambio climático. En su encendida intervención Greta acusó a los políticos de usar discursos bonitos para pretender que les importa el constante deterioro del planeta cuando en realidad no hacen nada: "No hay un planeta B, no hay planeta bla bla, bla bla bla, bla bla bla, economía verde bla bla, neutralidad de carbono para 2050 bla bla (…) Eso es todo lo que escuchamos por parte de nuestros llamados líderes: Palabras. Palabras que suenan bien pero que no han provocado ninguna acción, nuestras esperanzas y sueños se ahogan en sus palabras de promesas vacías”, provocando la ovación de 400 jóvenes de 200 países que fueron convocados allí y comparten su visión.

Denunció también el engaño que realizan al invitar a jóvenes a estos espacios para aparentar que les preocupan sus intereses, pero al final no los escuchan realmente, y señaló la complicidad de los medios de comunicación al difundir las promesas vacías sobre las acciones contra el cambio climático que solamente se quedan en la propaganda.

“La esperanza proviene del pueblo”

Luego de los duros reclamos, Greta concluyó diciendo que aún era posible cambiar las cosas, sin embargo "no podemos dejar al poder decidir qué es políticamente posible o no (...) que decida sobre la esperanza (...) Esta es decir la verdad, actuar, y la esperanza proviene del pueblo...".

Lo que no señaló la joven activista fue qué, estas acciones para el cambio no pueden estar supeditadas a las decisiones de los políticos que, mientras celebran este tipo de foros y cumbres, dan todas las garantías y concesiones a las grandes empresas para que saqueen y expolien de manera indiscriminada los recursos naturales del planeta.

El cambio climático no pasa desapercibido para el capitalismo, que a la par de destruir el planeta conscientemente, hace ideología por todos sus medios para convencernos de que la salida es individual, responsabilizándonos de generar desechos, usar plásticos y gastar agua.

Pero Veamos… ¿cuál es la relación en cantidad de agua que puede usar una persona en relación a una empresa?. Por solo dar un ejemplo conocido, la Coca Cola extrae anualmente 55 812 691 000 billones de litros de agua de los mantos acuíferos.
En el mismo sentido, el uso de materiales reciclados y de rápida descomposición, que millones hacemos enormes esfuerzos por usar, en verdad, ayuda bastante poco si vemos que tan solo 20 empresas generan más de un tercio de los gases de efecto invernadero a nivel mundial.

Las acciones son necesarias y a la vez urgentes, y sobre éstas, también depende de quién las lleven a cabo. La solución ¿vendrá de aquellos que explotan los recursos de comunidades indígenas, asesinándolos y despojándolos de sus medios de subsistencia? ¿De las empresas que contaminan los mares en su búsqueda insaciable de petroleó o pruebas de armas nucleares en océanos? ¿De los conglomerados que generan toneladas de desperdicios que terminan en los ríos?
Si la respuesta es no, vale la pregunta: ¿Renunciarán las grandes empresas a sus ganancias millonarias para conservar al planeta? Igual que Uds. También vuelvo a responder NO.

Te sugerimos ver este video: Crisis climática: ¿quiénes pueden salvar el planeta?

La solución al problema del cambio climático solo podrá surgir de la organización de aquellos a los que realmente nos importan conservar un mundo en el que sea digno vivir.

En este sentido, el pasado 24 se septiembre se llevó acabo la Huelga Mundial por el Clima, impulsada principalmente por jóvenes de todo el globo. En la marcha simultánea que se realizó, se puso de manifiesto el principal problema del cambio climático: el capitalismo. Y ante ello, las y los jóvenes, somos conscientes de que cambiar el sistema de raíz es fundamental para detener el cambio climático y la extinción de las especies, incluida la humana.

Te invitamos a ver este video: #24S Huelga Mundial por el Clima

Por esto, que las cumbres climáticas sean lideradas por las grandes corporaciones capitalistas, resulta una burla total. La única salida posible es la organización de aquellos a los que realmente nos interesa y preocupa el cambio climático. De las y los trabajadores y la juventud, que somos los que podemos reconvertir las producciones en beneficio de la mayoría y no solo de un sector privilegiado. De nada sirve la oleada de “pensamiento verde” al que tanta publicidad se le ha hecho, si no se cambia de raíz el origen del problema. La solución nunca vendrá de las grandes corporaciones, sino de la clase trabajadora mundial.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias