×
×
Red Internacional

Pese a la acreditación para su estancia legal en México, la Secretaría de Gobierno del Estado precisó que, durante la madrugada de este domingo, comenzaron las labores de detección de grupos migrantes.

Jueves 16 de junio | 17:29

Miles de migrantes de varias nacionalidades de centro y sur América, llegaron a Saltillo durante la madrugada del domingo 12 de junio. Según los informes de la Secretaría de Gobierno del Estado de Coahuila los Integrantes de la caravana migrante posterior a su ingreso a México, recibieron un salvoconducto de 30 días de vigencia expedido por el Instituto Nacional de Migración (INM), para atravesar el país sin ser perseguidos.

Sin embargo, y pese a tener este permiso, cientos de migrantes fueron detenidos en Coahuila, siendo frenados por la política antinmigrante de la 4T y del gobierno de Miguel Ángel Riquelme Solís que, en acuerdos binacionales con su homólogo en Texas, el republicano Greg Abbott, han pactado detener el flujo migrante e impedir su cruce en la frontera con los Estados Unidos.

Te puede interesar: Gobiernos de Texas y Coahuila van a colocar alambre de púas en muro fronterizo

Ante la detección de migrantes, la Secretaría de Seguridad Pública informo que los migrantes venían en autobuses de pasajeros, siendo ubicados en la carretera federal 57 en predios del municipio de Allende, Coahuila.

Una vez ubicados, los elementos de Seguridad del estado abordaron los cuatro camiones detenidos y comenzaron la inspección revisando la papelería de cada una de las personas y verificaron si su estancia en México era legal.

Este operativo innecesario, muestra que, las autoridades en los tres niveles de Gobierno, Estatal, municipales y federales, coordinan la detección de estos grupos para amedrentar y pasar por encima de los derechos de cientos de migrantes y así como de los ciudadanos en las localidades por donde transiten.

Coahuila y la antinmigración

El permiso, expedido por el INM, otorgaba libre tránsito por México a cientos de personas, sin embargo, en Coahuila la política no ha estado a favor de los migrantes, por el contrario, al llegar a la región se topan con un sinfín de irregularidades, violencia, represión y eso en el mejor de los casos, ya que las diferentes células delictivas en complicidad con el gobierno estatal, han mantenido el negocio del tráfico de personas, siendo víctimas miles de seres humanos en búsqueda de mejores condiciones de vida.

Es precisamente la coordinación binacional la que mantiene alerta día y noche a los elementos de seguridad, siendo así como a las 2:00 de la mañana elementos de Migración bajaron de los autobuses a los migrantes detectados, señalando que el documento carecía de legalidad y alegando que no les servía para nada, por lo que no pudieron avanzar.

Ante la arbitraria situación, el grupo de personas detenidas solicitaron a los elementos del INM mostrar una identificación, sin embargo, se negaron y procedieron a retirarse una vez efectuada la detención. Por lo ocurrido a otros migrantes, muchas personas de la zona comenzaron a dudar si es prudente abordar los autobuses rumbo a la frontera norte ya que la detención de nuestros hermanos centroamericanos a las afueras de Saltillo provoca miedo en incertidumbre.

Por su parte, el gobierno de Coahuila lanzo un comunicado en el que afirma que todas estas acciones se realizan con apego a los derechos humanos y que, luego de la reunión del Gabinete de Seguridad que se llevó a cabo el lunes 13 de junio, se tomó la decisión sobre las acciones las caravanas de migrantes.

Mientras tanto, decenas de migrantes, niños incluidos, viven las consecuencias de esta política anti derechos, ya que al no tener ni siquiera un lugar donde dormir, han acamparon en la Central de Autobuses de Saltillo en espera de poder continuar su camino hacia el norte.

Por una unión internacional democrática y antimperialista

Para controlar la crisis migratoria, Washington se interpone e impone sus condiciones en la relación con México y los gobiernos de toda Centroamérica, con el fin de reafirmar y fortalecer su poder sobre la región, mostrando su carácter xenófobo y racista evidenciando el rol de los gobiernos mexicanos, su subordinación, y la dependencia económica y política.

Te puede interesar: Despliegan operativo antinmigrante en Coahuila: “polleros” son detenidos

Creemos que, para frenar la crisis migratoria es necesaria y urgente la unión multiétnica de la clase obrera estadounidense y a ambos lados de las fronteras, en primer lugar, con las y los trabajadores que están luchando por su sindicalización, como los de Amazon y los de Starbucks. Exigiendo el libre tránsito y plenos derechos para toda la población migrante. Imponiendo nuestra voluntad sobre los partidos de derecha y su política xenofóbica, así como de los supuestos partidos ’progresistas’ -como el MORENA en nuestro país- que respaldan la política antinmigrante del imperialismo, y del mismo Partido Demócrata en Estados Unidos que, desde el gobierno que hoy preside, la promueve.

¡Que los militares regresen a sus cuarteles!
¡Alto a la criminalización y persecución de las y los migrantes!
¡Ningún ser humano es ilegal!




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias