Internacional

INTERNACIONAL

Francia y Brasil: dos escenarios políticos claves

Combates en la construcción de una izquierda revolucionaria internacional.

Pablo Torres

Comité de Redacción / Partido de Trabajadores Revolucionarios

Lunes 4 de abril de 2016 | 14:22

La semana que pasó la crisis política en Brasil volvió a tener en vilo a América Latina. Otro hecho clave de la semana fue la enorme huelga general del 31 de marzo en Francia.

La lucha contra la reforma laboral y la represión en el país galo, y contra el golpe institucional y los ajustes del PT en Brasil, son dos combates de una misma lucha que tiene carácter internacional.

Desde esta perspectiva es que intervenimos las organizaciones que hacemos la red internacional de La Izquierda Diario, con sus ediciones en español, portugués, francés, inglés, y alemán, y que formamos parte de la Fracción Trotskista (Cuarta Internacional). Entre ellas el Movimento Revolucionário de Trabalhadores en Brasil y los compañeros de la Courant Communiste Révolutionnaire en Francia que forman parte del NPA (Nouveau Parti Anticapitaliste).

Brasil, contra el golpe institucional y los ajustes del PT

El gigante sudamericano vive momentos históricos, atravesado por la crisis económica y una gran crisis política que golpea no solo al gobierno sino al régimen y que continúa dando nuevos capítulos día a día.

La semana que pasó no fue la excepción. Comenzó con la anunciada ruptura del PMDB con el gobierno. De esta forma, el PT perdía su principal aliado. La derecha se debate entre diferentes estrategias de golpe institucional para redoblar el ajuste contra el pueblo trabajador: la destitución de Dilma y un gobierno encabezado por el vicepresidente Temer (PMDB), la impugnación judicial de la fórmula completa (presidenta y vice) y el llamado a elecciones anticipadas.

A su vez, el juez Moro está embarcado en una especie de “mani pulite” a la brasilera para reconfigurar el régimen fortaleciendo al poder judicial y la policía federal, estrategia que sufrió un revés el pasado jueves con el fallo del Superior Tribunal de Justicia que sacó a Moro de las investigaciones contra Lula, buscando cumplir ella misma el papel de árbitro.

Por otro lado, el ejecutivo busca avanzar hacia un gobierno incorporando a Lula, que le dé fuerza para estabilizarlo, comprar nuevos aliados a partir del reparto del presupuesto estatal para evitar el impeachment, y continuar con los ajustes.

Cientos de miles se han movilizado el pasado 31 de marzo contra el “golpismo institucional” cuando se cumplieron 52 años del golpe militar de 1964. El gobierno del PT intenta presentar estas movilizaciones como un apoyo a su política.

Pero cada vez son más, especialmente en la juventud, quienes, a la vez que se movilizan contra el golpismo critican también al gobierno de Dilma y Lula y su intento de descargar la crisis sobre los trabajadores y el pueblo. Frente a este escenario el Movimento Revolucionário de Trabalhadores (MRT) viene dando la batalla por una salida independiente, por un plan de lucha contra el impeachment y el ajuste del gobierno del PT, y llevando este planteo a las organizaciones estudiantiles, en primer lugar aquellas donde el MRT tiene peso dirigente como el Centro de Estudiantes de Letras de la USP, el de Humanidades de la Universidad de Campinas, en la UERJ de Rio, entre otros, donde asambleas votaron el planteo de lucha contra el impeachment y contra los ajustes del gobierno.

Así también en las asambleas de base de las organizaciones obreras, como el caso del Sindicato de Trabajadores de la Universidad de San Pablo, uno de los principales sindicatos combativos de Brasil, donde el MRT forma parte de la dirección, y que el pasado jueves votó en asamblea el planteo de plan de lucha contra el impeachment y los ajustes, y llevar esta posición a la Central Sindical y Popular – Conlutas, al tiempo que marchar con esta consigna en la movilización convocada por la central que tuvo lugar el 1 de abril.

FOTO: Bandera del SINTUSP en la movilización del 1/4

Esquerda Diário, a un año de su lanzamiento, con casi 2 millones de accesos (200 mil solo en el mes de marzo), se sigue consolidando como el principal portal de la izquierda brasilera, desarrollando diariamente una batalla contra la desinformación de los grandes medios como O Globo que están codo a codo con los golpistas y contra la opinión pública derechista y también contra la gubernamental, reflejando las luchas, movilizaciones, y los principales debates sobre la situación política entre los trabajadores y la izquierda.

En el debate en la izquierda, el MRT viene planteando la necesidad de una política independiente frente a partidos de la izquierda como el PSTU o PSOL –con sus divisiones internas- que bajo el planteo “fuera todos” y “elecciones generales” terminan siendo funcionales a la política de impeachment o golpe institucional de la derecha, y abandonando una política independiente de clase en pos de una supuesta “revolución democrática”. Frente a estos planteos el MRT, al tiempo que lucha contra el impeachment y los ajustes, viene sosteniendo la necesidad de una Asamblea Constituyente Libre y Soberana impuesta con la movilización independiente, para atacar la impunidad del sistema político del “Lava Jato” de raíz, hacer que los capitalistas paguen por la crisis y enfrentar los problemas estructurales del país.

En medio de estos combates, esta perspectiva fue discutida el fin de semana 26-27 de marzo en la Conferencia Nacional del MRT, con 62 delegados y más de 200 compañeros representando a la militancia de San Pablo, Rio de Janeiro, Minas Gerais, Rio Grande do Sul y el Distrito Federal. Las vías para confluir con los sectores de la juventud que comienzan a cuestionar este sistema en el marco de la crisis fue uno de los puntos centrales de debate.

Este objetivo tuvo un avance importante una semana después. Este sábado 2 de abril, con más de 400 jóvenes, del MRT e independientes, universitarios, secundarios, y jóvenes trabajadores provenientes de varios estados del país, pusieron en pie La Chispa – Juventud Revolucionaria y Anticapitalista, y votaron luchar contra el impeachment y contra los ataques del gobierno del PT, especialmente en educación, así como contra los despidos en las fábricas y por los derechos de los negros, las mujeres y LGTB. Mostrando las posibilidades para que al calor de la crisis política se vaya forjando una gran juventud estudiantil y obrera en una perspectiva anticapitalista y revolucionaria que se desarrolle al calor de estos combates.

FOTO: Plenario fundacional de Faísca (Chispa) - Juventud Revolucionaria y Anticapitalista

Francia, “tous ensemble” para derrotar la reforma laboral

El gobierno del Partido Socialista de François Hollande viene descargando la crisis sobre los trabajadores y la juventud. Utilizando la genuina hostilidad de la población frente a los aberrantes atentados del Estado Islámico, ha redoblado la intervención imperialista en el medio oriente e impuesto el Estado de excepción. Actualmente impulsa un proyecto de contra-reforma laboral que ataca duramente las condiciones de trabajo y la organización sindical como ningún gobierno derechista se atrevió antes a hacer.

La intervención de la juventud y los trabajadores enfrentando la llamada Ley Khomri (reforma laboral) ha abierto una nueva situación. La Corriente Comunista Revolucionaria (CCR) de Francia, parte del Nuevo Partido Anticapitalista (NPA) viene luchando por la extensión, coordinación y por la continuidad de la huelga general hasta el retiro de la ley. La huelga general del 31/03 con más de un millón de trabajadores y jóvenes en las calles, es la sólida base para esta perspectiva.
Se trata de una lucha contra el gobierno busca dividir, cooptar y reprimir, pero también contra aquellos que sostienen que la lucha es por “cambiar y mejorar” aspectos de la ley, como la burocracia sindical de la CFDT (Confederación Francesa Democrática del Trabajo) que de esta forma intenta desviar la movilización a los salones parlamentarios.

En las universidades, escuelas y empresas que interviene la CCR, viene impulsando la coordinación estudiantil y obrera. Un pequeño ejemplo de ello fue la reunión de convergencia de las luchas "Tous ensemble" (“todos juntos”), con 900 jóvenes y trabajadores que se desarrolló el 30/03, el día anterior a la huelga general. En el centro de Tolbiac de la Universidad Paris 1, y organizado por la Comisión de Movilización París 1, trabajadores de Goodyear, del ferrocarril, estudiantes secundarios, universitarios e intelectuales, denunciaron la contra-reforma de Hollande, debatieron y coordinaron, buscando masificar la lucha, cómo unir al movimiento obrero y estudiantil y dar continuidad al proceso de movilizaciones y a la huelga. Así también en Asambleas masivas en Paris VIII, Ciensces Po, Montpellier, y numerosas escuelas en todo el mes.

FOTO: Reunión de convergencia de luchas en el centro de Tolbiac

Estos combates son fundamentales en la perspectiva de desarrollar las Asambleas Generales de Coordinación y las Inter-profesionales (que relacionan diversos sectores del movimiento sindical) como “un elemento decisivo para la continuidad de la lucha” buscando superar la división y control de la burocracia sindical.

A su vez, desde el diario Revolution Permanente, uno de los principales sitios de referencia de la izquierda en Francia, la CCR refleja estos procesos y desarrolla una constante agitación y propaganda diarias para combatir la prensa derechista, al gobierno y para fortalecer y masificar la movilización independiente de los jóvenes y trabajadores. En La Izquierda Diario pueden leerse muchas de estas notas traducidas al español.

Esto es inseparable de la batalla más general para que emerja una alternativa política y de clase independiente. Un paso en esta pelea se concretó este mismo martes con la presentación pública de Phillipe Poutou, trabajador de la Ford, como candidato presidencial por el NPA. La postulación de un candidato propio por parte del NPA fue resultado de una intensa lucha política al interior del partido, donde la “Plataforma A” de la que formó parte la CCR y que reunió a las diferentes sensibilidades y tendencias de izquierda del partido, fue la más votada, sosteniendo que era “indispensable avanzar en una política plenamente independiente de las instituciones alrededor de un programa anticapitalista, internacionalista y revolucionario.” Una batalla que se propone enfrentar la perspectiva de acuerdos con la izquierda reformista (Partido Comunista y Frente de Izquierda de Jean-Luc Mélenchon) que viene apoyando la política de gobierno, y contra las variantes neo-reformistas bajo la fórmula de “gobiernos anti-austeridad” o “gobiernos de izquierda”, que en Grecia terminó en la bancarrota con el gobierno ajustador de Syriza y en España lleva a una nueva frustración con la búsqueda de acuerdo de Podemos con el PSOE.

La batalla por una alternativa de clase e independiente y por un partido revolucionario de combate forjado al calor de las luchas políticas y de clases, cobra un nuevo vigor en el marco de mayores convulsiones sociales y políticas, en este caso en Francia y Brasil. Es parte de una estrategia más general de la lucha por la construcción de un partido mundial de la revolución socialista, que venimos forjando desde las organizaciones que conformamos la Fracción Trotskysta en América Latina y Europa.






Temas relacionados

Reforma Laboral Francia   /   Juventud    /   Movimiento Revolucionario de Trabajadores (MRT)   /   FT- CI   /   NPA   /   Izquierda   /   Francia   /   Brasil   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO