×
×
Red Internacional

FRANCIA.Francia aprueba la ‘ley contra el separatismo’ que refuerza la islamofobia institucional

El pasado martes, la ‘Ley contra el separatismo’ ha sido aprobada en la Asamblea Nacional francesa. Un texto de ley islamófoba con el cual el gobierno ataca cada vez más los derechos democráticos en plena crisis sanitaria y económica. Frente a esta ofensiva reaccionaria y ante todas las leyes liberticidas, es necesario construir una respuesta en las calles.

Lunes 22 de febrero | Edición del día

El martes 16 de febrero, tras 135 horas de "debate", en comisión especial o en sesión de Asamblea, repartidas a lo largo de un mes, los diputados aprobaron el proyecto de ley contra el "separatismo" en primera votación, con 347 votos a favor, 151 en contra y 65 abstenciones. Con este proyecto de ley, que pretende "reforzar los principios republicanos", el Gobierno está llevando a cabo una violenta ofensiva reaccionaria e islamófoba, jugando en el terreno de la extrema derecha.

La comunidad musulmana, abiertamente atacada por la nueva legislación, es vista como un chivo expiatorio en una situación de violenta crisis económica y sanitaria, con la lucha contra el "separatismo islamista" y el terrorismo como leitmotiv. Al atentar contra las libertades de reunión y de asociación, pero también contra la libertad de prensa, la votación de este texto en la asamblea es la culminación de un refuerzo autoritario e islamófobo que está en marcha desde hace varios meses, con el objetivo de que Macron y Darmanin repitan en 2022 una segunda vuelta de las elecciones presidenciales contra Marine Le Pen.

A lo largo de los debates, la derecha trató de enmendar ampliamente esta ley con enmiendas más y más islamófobas, desde la estigmatización de las personas con velo hasta su prohibición total en el espacio público, defendida por la RN.

Aunque la izquierda institucional ha ofrecido una fachada de oposición al texto llevado por el ejecutivo, a menudo se ha limitado a abstenerse cuando no ha votado "a favor" de determinados artículos del proyecto de ley. Así, mientras que el PS y su portavoz en la Asamblea Nacional, Valérie Rabault, han declarado que lamentaban un texto "cojo" y represivo, 29 diputados de los 30 del grupo socialista se han abstenido en la Asamblea Nacional. La diputada del PCF Manuéla Kéclard-Mondésir votó "a favor" del texto, mientras que Marie-George Buffet, André Chassaigne, Sébastien Jumel, Jean-Philippe Nilor, Stéphane Peu y Fabien Roussel, también elegidos por el PCF, se conformaron con la abstención, al igual que Gabriel Serville, otro miembro del mismo grupo parlamentario. Y por una buena razón, en una entrevista publicada en el NouvelObs, la figura del PCF Marie-George Buffet declaró que "el separatismo es una realidad" y validó así la campaña islamófoba del gobierno.

Por último, aunque los diputados de la Francia Insumisa de Melenchon han votado todos en contra del proyecto de ley y habían presentado previamente una moción de rechazo del texto en bloque, en las últimas semanas habían votado un número considerable de artículos que componen el texto del proyecto de ley, sirviendo así de aval por la izquierda al contenido de un texto profundamente reaccionario, manteniendo la ilusión de que, tomadas una por una, algunas propuestas serían fructíferas.

Estas posiciones son escandalosas por parte de la izquierda institucional ante la magnitud del ataque, después de que hubo, además, una importante respuesta social en las calles, con miles de manifestantes contra las leyes liberticidas, incluida la ley de separatismo del pasado diciembre. Que un diputado que dice luchar contra el racismo se abstenga es una grave traición y un insulto a las decenas de miles de manifestantes que salieron a la calle contra la Ley de Seguridad Global y la Ley de Separatismo.

Frente a la estrategia parlamentaria de la izquierda institucional, que ha demostrado su inconsistencia, necesitamos urgentemente reconstruir la relación de fuerzas que pueda hacer retroceder al gobierno para la derogación de la ley de separatismo y de todas las leyes liberticidas. Debemos movilizarnos en las calles siguiendo los pasos de las manifestaciones que reunieron a los habitantes de los barrios obreros, a la juventud y a la clase trabajadora en las calles contra estos ataques en diciembre de 2020.

Autor del artículo original en francés: Nathan Erderof
Traducción: Natalia Pons




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias