×
×
Red Internacional

Feminicidio. Fiscalía de Nuevo León revictimiza a Debanhi Escobar: seleccionan y filtran evidencia

En esta semana diversos medios se han lanzado en una cruzada para validar ante la opinión pública la versión de las autoridades sobre el caso Debanhi Escobar. Buscan desviar la atención a un juicio moral sobre la víctima pues a generado un gran descontento y movilizaciones en el país.

Viernes 29 de abril | 15:08

La fiscalía del Estado de Nuevo León ha estado filtrando videos de los últimos momentos de Debanhi Escobar a diversos medios de comunicación, tras la imagen que recorrió las redes sociales y convocó movilizaciones en distintas ciudades: antes de ser encontrada sin vida en una cisterna en un motel en Nuevo León, la última ocasión que se le vio con vida fue esperando en la carretera por la noche en Nuevo León.

En estos videos presentados por la fiscalía se quiere representar a la víctima en un mal estado de consciencia, desviando la atención pública a un juicio moral sobre si “andaba en la fiesta”, “¿Por qué tan tarde?”, ¿Por qué sus amigas no regresaron por ella?”. El Estado, a través de la fiscalía, está construyendo el camino hacia “ella se lo buscó”.

La negligencia e impunidad con la que actúa la fiscalía de Nuevo León, -y de la justicia en México en general-, quedó evidenciada una vez más con los casos más recientes de feminicidios en esta entidad. Ahora que el ojo público carga la mirada hacia este y hacia una fiscalía “modernizada” para atender casos de desapariciones y feminicidios, tienen que buscar rápidamente la “contención” de sus errores y omisiones. ¿Cómo logra llevar a cabo este “control de daños”? Por un lado despidiendo a dos “altos funcionarios” de la fiscalía, mientras que por otro lado, realizando una campaña de revictimización de Debanhi Escobar.

Desde “arriba” intentan instalar la idea de que hay compromiso para con las víctimas y que “caerá quien tenga que caer”; mientras que por “abajo” cínicamente ellos mismos filtran audios, videos a modo, permiten entrevistas a diversos medios nacionales y locales. Es una práctica totalmente perversa la que lleva a cabo la fiscalía, pero que es coherente con la lógica de un Estado que no está comprometido con acabar de raíz con la violencia estructural en el país.

La familia de la joven han hecho distintas declaraciones señalando que no “no cree en la justicia en México”. Ante las "evidencias" presentadas por la fiscalía reiteran su enojo e indignación pues aseguran que el operativo de la policía tenía la intención de sembrar el cuerpo de Debanhi en el hotel. “Habíamos confiado en ellos y así es como en verdad actúan” fueron las declaraciones de la prima de Debanhi.

Te puede interesar: Caso Debanhi: familia denuncia montaje de la Fiscalía

Este sistema con sus instituciones no puede garantizar la impartición justicia, reparaciones integrales de daño y mucho menos garantías de no repetición. Garantizar justicia, garantizar “ni una menos”, es cambiar el sistema de raíz. Y esto es simplemente imposible en los marcos de un Estado burgués. El moderno sistema económico, político y social en el que vivimos, es el mismo que construye una cultura en la que las personas somos reducidas a un mero “valor monetario” en una lógica de “costos y beneficios”.

La impunidad o justicia -al parecer no hay gran diferencia- en este sistema está estrechamente relacionada a la esfera social en la que nos encontremos. No es lo mismo ser una muerta de un barrio marginal en Ciudad Juárez, ser obrera o maestra rural a ser la muerta o desaparecida de alguna “buena” colonia, ser whitexican o la esposa de un gobernador, -así se lo dijeron al gobernador de Nuevo León estando presente su esposa. La fiscalía claramente se moverá más rápidamente en relación a sus intereses de clase que son contrarios a los de las mujeres trabajadoras y pobres, y al de las grandes mayorías.

O bien, cuando el caso se vuelve mediático visibilizando que los casos de feminicidios no son aislados y las autoridades ven crecer el descontento y la organización, entonces deciden “meter manos en el asunto” para controlar el "costo político". Para personas como Samuel García, esto es una oportunidad para “ganar popularidad”. Hacen show de la desgracia ajena desde sus redes sociales.

Esa lógica de “costos y beneficios” y de “tanto tienes, tanto vales” es la lógica de un sistema económico que tiene por centro de interés las ganancias de orden económico, político, social. - en el caso del gobernador de Nuevo León, intentos de ganancias de orden simbólico. Esta lógica de usura y acumulación permea todas las instituciones de la sociedad, llegando al extremo de reducirnos a un valor monetario o, a un cálculo más entre varios cálculos.

Impunidad en México ante la violencia feminicida

Hay más elementos de por medio para explicar la impunidad en México y en los modernos Estados burgueses, sin embargo, para poder explicar centralmente la impunidad, la violencia y la revictimización es clave denunciar esta lógica institucionalizada que cosifica a los seres humanos en mercancías con valor de cambio y de uso. El neoliberalismo acentuó profundamente esta racionalidad económica capitalista en todas las esferas de la vida social; empujó más aceleradamente este cálculo de costos y beneficios que trae congénitamente las instituciones del moderno Estado.

Estas instituciones de “impartición de justicia”, como en general cualquier institución del Estado, lo primero que hacen en su cálculo racional es someter a una báscula, donde por un lado ponen los costos (dinero a gastar en investigaciones) y, por otro lado, los beneficios (mejores estadísticas o capital social o simbólico). Cuando los costos económicos son mayores que los beneficios, los carpetazos a los casos son moneda corriente, pero cuando los costos políticos de no hacer nada son “insoportables” para la imagen de las instituciones, es cuando se inclina la balanza para el otro lado.

La alta burocracia, la casta política razonan igual que un empresario a la hora de atender las necesidades del pueblo. El empresario se pregunta ¿Qué es más óptimo para mí empresa, invertir el capital en este país o este otro? ¿En dónde las ganancias (plusvalía) será mucho mayor?; las instituciones del Estado, en este caso la Fiscalía también se pregunta ¿Qué casos son los más viables para atender, los casos de gente pobre o los de las familias acaudaladas?

La función del Estado y de las instituciones no es garantizar la vida y el bienestar del pueblo, estos son sólo un instrumento, un medio para garantizar la dinámica económica y la dominación de los sectores beneficiados por ese orden económico. Si se logra obtener justicia en casos puntuales, o la conquista de algún derecho, es una conquista que sólo es posible a través de la movilización y la lucha, y no porque la “bondad” de las instituciones o del presidente en turno así lo quiso.

A la lógica moderna que reduce la vida a una mera expresión dineraria, los oprimidos y explotados, el pueblo, las víctimas de este sistema debemos de oponerle la solidaridad, la empatía, la fraternidad. Tanto en la justicia como en la economía, obtener para nuestro favor la defensa y validez de nuestros derechos, de nuestra vida, es una cuestión de relación de fuerzas.

Con un sistema de justicia que mantiene la impunidad frente a los feminicidios se hace evidente que la Fiscalía junto a las instituciones del estado perpetra, reproduce, legitima y revictimiza la violencia contra las mujeres. Por eso no debemos confiar en las instituciones del régimen, ni sus cuerpos policiales, para luchar por presentación con vida de todas las desaparecidas y por justicia ante los feminicidios.

Necesitamos tomar la justicia en nuestras manos confiando en nuestras fuerzas y en nuestra organización. Ante los casos de desapariciones y feminicidios tenemos que partir de la visión de las víctimas y de sus experiencias organizativas que impulsen Comisiones de Investigaciones Independientes del Estado.

Conquistar una vida libre de violencia machista requiere de una lucha revolucionaria por acabar, de raíz, con este régimen social y su Estado fundado en la violencia de la explotación y la opresión de la inmensa mayoría.

Te puede interesar: Una nueva oleada violeta en las calles ¿puede enfrentar la violencia feminicida?




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias