×
×
Red Internacional

El Círculo Rojo.Feminismo de ministerios: con agenda pero lejos de la mayoría de las mujeres

Importan las agendas pero también los números. ¿Hasta dónde llegan las políticas del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad? Columna de Géneros en El Círculo Rojo, programa de La Izquierda Diario los jueves de 22 a 24 por Radio Con Vos FM 89.9.

Celeste Murillo@rompe_teclas

Viernes 24 de septiembre | Edición del día

Escuchá la columna completa

· Después del resultado de las PASO vinieron los cambios de gabinete, con mucho ruido por el nuevo jefe de ministros, Juan Manzur.

· Quedó instalado el debate disparado por Mayra Arena, conocida por su charla TED “Qué tienen los pobres en la cabeza”. En resumen: dijo que el gobierno perdió porque desatendió la economía y se distrajo con agendas de minorías.

· ¿Qué buscan estos discursos? Que creas que la mayoría vive mal porque se eliminan discriminaciones contra una minoría (como la Ley de Identidad de Género o medidas como el cupo laboral trans) o las mayorías conquistan derechos (como las mujeres y las personas con capacidad de gestar). En lugar de señalar que la mayoría vive mal porque este y otros gobiernos privilegian intereses que sí minoritarios: pagar una deuda ilegítima, cuidarle los bolsillos a los grandes empresarios y los bancos.

La ministra y el ministerio

· La ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta quedó en un lugar incómodo, en un gabinete conservador donde las mujeres quedaron básicamente relegadas a un ministerio “temático”. Hace unos días se refirió a las “agendas de minoría” y dijo cosas con las que nadie puede estar en desacuerdo.

· Las mujeres somos 7 de cada 10 en el sector más pobre. Muchas desigualdades se combinan y resulta en minorías sobre las que se multiplican los problemas de acceso a la educación, la salud, la vivienda, como la población travesti-trans.

· ¿Dónde está el problema? En las políticas del ministerio que preside Gómez Alcorta y qué lugar ocupan en las prioridades del gobierno. ¿Cómo se ven esas prioridades? Lo que se gasta en pagar la deuda representa 100 veces todo el presupuesto del ministerio de Mujeres.

· Es fácil burlarse del lenguaje inclusivo, que varias funcionarias publicitaron exageradamente, mientras eran desoídos o relegados problemas urgentes como el despido masivo de trabajadoras de casas particulares o el reclamo de vivienda en la toma de tierras de Guernica. En ambos conflictos, las mujeres llamaron al ministerio para que interceda y la respuesta fueron anuncios formales, en el primero, y el silencio (en el mejor de los casos), en el segundo.

Agendas pero también números

· Empleo Antes de la pandemia, 5 de 10 mujeres participaban en el mercado de trabajo. Hoy son 4 de 10. Es un problema internacional y es tan importante que en Estados Unidos hablaron de una “recesión femenina” por el impacto desigual del desempleo y de la recuperación. Esa desigualdad agudizada se quedó: según el Indec, la desocupación en el primer trimestre de 2021 fue de 12,3 % para las mujeres (8,5 % para los varones), los últimos números indican que la brecha se redujo pero se mantiene (10,4 % entre las mujeres y 9 % entre varones). La recuperación es lenta y desigual.

· La ministra de Mujeres dice que el programa Potenciar Trabajo es muy importante para atender el problema de las brechas. ¿En qué consiste este plan? Medio salario mínimo, vital y móvil (hoy cerca de los 30.000 pesos, es decir, 15.000 pesos).

Te puede interesar: Las mujeres suman el 60% de inscripciones en el Registro de la Economía Popular

· En septiembre se inscribieron 2.830.520 personas en el Registro Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular, un registro de trabajo precario. Un millón y medio (60%) fueron mujeres. Una porción significativa (1.215.000) corresponde a trabajadoras de casas particulares, un sector feminizado y precario y el 42% es jefa de hogar.

· Esta desigualdad afecta el presente y el futuro de las trabajadoras. La periodista Luciana Peker explicó en el programa de radio Pasaron Cosas cómo el proyecto que circula (para personas con aportes que no llegaron a la edad jubilatoria y no consiguen empleo) dejaría afuera al 90 % de las trabajadoras porque solo 1 de cada 10 llega a la edad de jubilarse con aportes completos (por la informalidad y porque son las mujeres las que relegan trabajo remunerado para realizar tareas de cuidado). La medida de reconocer años de aportes por cuidado es muy limitada (por las condiciones) y alcanza como máximo a 155 mil mujeres.

Te puede interesar: Jubilación para madres: de qué se trata el proyecto del Gobierno

· Violencia El año pasado, el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad presentó el Plan Nacional de Acción Contra las Violencias por Motivos de Género 2020-2022 y el Plan Acompañar.

· El presupuesto era de 18.000 millones de pesos. Pero si vas al presupuesto nacional, solamente encontrás un tercio de lo informado y no llegó a ejecutarse ni el 10% hasta junio de 2021.

Te puede interesar: Programa Acompañar: el 97 % de las mujeres que lo recibe no llega a fin de mes

· Buscaba atender dos problemas clave para salir de situaciones de violencia machista: un lugar adonde ir y un ingreso. El plan Acompañar es un salario mínimo vital y móvil (30.000) durante 6 meses para mujeres y personas LGTBIQ+ en situación de violencia.

· Hasta marzo de 2021 se habían dado de alta 843 personas. Hacia las elecciones se aceleraron los ritmos y llegaron a las 15.000. Hoy hay 46 mil beneficiarias (todavía lejos del objetivo original: 92 mil personas).

· El 97 % de las beneficiarias dijo que no cubre sus gastos. Si tienen otras asignaciones como la AUH o la tarjeta alimentar apenas superan los 40 mil pesos. ¿Quién sostiene un hogar con ese ingreso?

· Además de los debates, que son importantes, las agendas de las mayorías tienen que verse en los recursos destinados a políticas públicas que aspiren, como mínimo, a paliar desigualdades que siguen reproduciéndose, en invertir las prioridades. En un gabinete ordenado a la derecha y que mantiene los principales lineamientos económicos es difícil ver un cambio de rumbo, a menos que venga, como ya pasó otras veces, de la calle.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias