×
×
Red Internacional

Pasta de Conchos. Familiares de mineros exigen rescatar sus restos antes de construir memorial

Pese a todos los antecedentes criminales sobre el caso y habiendo pasado ya 17 años desde la tragedia de Pasta de Conchos, la impunidad sigue reinando en México ya que no hay ningún culpable ni proceso abierto contra Grupo México.

Jueves 30 de junio | 10:28

Trini Cantú y Elvira Martínez Espinoza son representantes e integrantes de la organización Familia Pasta de Conchos, y llevan ya mucho tiempo exigiendo al presidente Andrés Manuel López Obrador frenar las labores de construcción del memorial por la tragedia que ocasionó el derrumbe aquel 16 de febrero del 2006, en la mina Pasta de Conchos, propiedad de Grupo México.

Dicha empresa ha tenido roces con los trabajadores en otras zonas del país por la negativa sobre su responsabilidad en los desastres que ha provocado, por lo que son los familiares de los mineros sepultados allí, los que hoy están en primera línea en las labores de rescate.

Actualmente, exigen el rescate de los cuerpos de los 63 mineros y que recién posterior a esta tarea, se inicie con la construcción del memorial y el reforzamiento de las medidas de seguridad de los trabajadores que laboran allí.

Te puede interesar: Crimen industrial. Pasta de Conchos: memorial e impunidad para responsables

A través de una carta, los familiares le demandan a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y a los gobiernos federal y estatal, cumplir con lo pactado al inicio del sexenio y recuperar los restos de sus padres, hijos y hermanos, además de señalar la indignación por no ser escuchados y proseguir con la construcción del memorial en lugar de los hechos.

Sin embargo, las autoridades estatales evaden también su responsabilidad, señalando que la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano es la instancia que debe encargarse de coordinar las labores de rescate, pero, según relatan los familiares, en su momento, el personal de esa dependencia alego que el tiempo para las labores de recuperación que les dieron no era el suficiente, pese a que las obras del rescate deberían concluir en diciembre de 2023.

Pero, la falta de tiempo no es para las tareas de rescate, sino para construir el memorial, pues solo les quedaría un año antes de finalizar el sexenio de Andrés Manuel, y sería muy “complicado” construirlo en tan corto plazo para que sea éste gobierno el que se lo atribuya.

No hay rescate solo Indignación

Tanto Elvira Martínez Espinoza como los demás miembros integrantes de la organización Familia Pasta de Conchos han señalado que, aunque los trabajos de rescate siguen, no lo hacen al ritmo que se requiere, y a pesar de que reciben cada 15 días un informe de las tareas, éste refleja los pocos avances y el nulo interés en recuperar los restos.

Ante la situación que atraviesan, Sra. Espinoza declaro que: “lo que digo es que nosotros tenemos que cargar con las consecuencias de sus errores, porque son errores de ellos (…) tomaron la decisión de hacer polideportivos. En ningún momento se les pregunto a las familias que necesidades había en las comunidades, que era lo que hacía más falta, entonces, ellos tomaron la decisión de hacerlo, por lo que ahora nos chantajean con que, el recurso está aquí, si no lo queremos se va air a otro lado”.

Recordemos que la postura del Gobierno de la 4T viene de la mano con las declaraciones del presidente López Obrador respecto a Grupo México, afirmando que no hay ningún problema porque Grupo México “se está portando muy bien”.

Su irresponsabilidad en los escombros

Tras el desastre ocurrido en 2006, la respuesta de la empresa fue cerrar la mina y suspender las labores para rescatar a los trabajadores que aún continuaban debajo de los escombros. Esto sumado a la no penalización de los directivos de la empresa, propició que el gobierno mexicano de entonces, fuera duramente criticado por actuar en favor de Grupo México y de Germán Larrea.

Hoy en día, aquel crimen continúa impune y la actual administración de la 4T, no solo absuelve de su responsabilidad a Grupo México en Pasta de Conchos, sino que, también, deja de lado los desastres de los ríos Sonora y Bacanuchi, debido a que las mínimas sanciones que se le impuso a la empresa, están lejos de remediar el problema de la contaminación por metales pesados en las cuencas, por lo que, los habitantes de la zona siguen enfermando y exigiendo justicia para que la empresa pague los daños materiales y de la salud, por los años de contaminación.

La falta de interés ante la situación de los trabajadores y sus demandas, se ha expresado muchas veces en todos estos años de luchas, huelgas y manifestaciones. Basta recordar que la huelga histórica en Cananea, lleva más de 15 años sin solución, de igual forma que en Taxco y Sombrerete, ambas huelgas iniciadas en 2007 y que aún siguen exigiendo el incremento de salarios, condiciones laborales dignas y equipo de seguridad para los obreros.

Grupo México, como muchas más megacorporaciones, son la prueba de como los empresarios solo se preocupan por la acumulación de ganancias a cualquier precio, siendo absueltos en las consecuencias del despojo, la violación a los derechos humanos y el daño al medio ambiente que han provocado.

Mientras tanto, los gobiernos actúan cínicamente, al igual que el régimen y sus instituciones, permitiendo actuar impunemente al empresariado, responsable de estas catástrofes, para que sigan encordando sus fortunas, mientras que la clase trabajadora paga las consecuencias.

Te puede interesar: Pasta de Conchos. Familiares de Pasta de Conchos colocan antimonumento a 12 años de impunidad




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias