Juventud

UNAM

FES Iztacala: hostigamiento y represalias en el departamento de Idiomas

El departamento de Idiomas de la FES Iztacala es parte fundamental de la comunidad ya que ahí los estudiantes toman clases para poder obtener la acreditación de inglés y francés a nivel básico o compresión lectora, que es un requisito de titulación para la mayoría de las carreras, además de ofrecer cursos a la comunidad externa. Sin embargo, pese a ser tan importantes, tienen condiciones precarias de trabajo.

Martes 13 de abril | 20:51

Competencia por las horas clase

Las profesoras y profesores de idiomas en Iztacala han denunciado tener condiciones de trabajo terribles, la mayoría de los docentes están contratados por honorarios, eso implica que el pago es por hora-clase. Este tipo de contratación que sostienen las autoridades universitarias, les permite tener una herramienta de control hacia los profesores, ya que el otorgamiento de las horas depende de los funcionarios y de sus propios criterios, por lo que es común que se utilice por parte de las autoridades como una medida de “castigo” recortar las horas a los profesores que exigen sus derechos.

Además, los contratos se realizan después de ya iniciadas las clases, lo que provoca que los pagos les lleguen retrasados, tampoco se les permite tener todos los derechos laborales, ni generar antigüedad, incluso tienen que pagar la sustitución cuando por alguna emergencia no pueden asistir a la clase.

Esta precariedad laboral ha sido denunciada en diversas gestiones de la facultad. Recientemente con la actual directora del plantel María del Coro Arizmendi Arriaga el pasado mes de septiembre del 2020, se denunciaron varias situaciones, que incluyen la opaca repartición de horas en el departamento, grupos inexistentes con horas de clase “dadas” así como los malos tratos recibidos por parte de la ex-coordinadora los cuales incluyen gritos, humillaciones, tratos misóginos y homofóbicos. A esto se suma el acoso y persecución que han recibido algunos docentes por organizarse y denunciar dichas situaciones, y por lo cual no ha habido una respuesta real al respecto, lo único que las autoridades hicieron fue cambiar a la coordinadora sin que en realidad haya un cambio tangible en su condición laboral.

Otra de las denuncias tiene que ver con el manejo de los recursos y los cobros que existen en el departamento, es de esperar que los cursos que se ofrecen, tienen un costo simbólico para la comunidad universitaria, sin embargo esto no se cumple del todo en la FESI ya que si repruebas un nivel o si te inscribes en otra modalidad que no sea la presencial los precios se exceden desde los $600 hasta los $1,430 para estudiantes de la comunidad universitaria, eso sin contar el costo de los libros, además de que se mantiene una gran demanda de cursos ofrecidos a la comunidad externa los cuales tienen un costo de alrededor de $1600 pesos por bimestre. Esto atenta concretamente a la educación pública y gratuita, excluyendo a un sector que no puede costear dichos cursos.

En el marco del movimiento reciente de los profesores de la UNAM, esta denuncia no es menor pues a partir del ejemplo en Iztacala nos permite observar las medidas que utilizan las autoridades en toda la universidad para golpetear y dividir a los docentes, tratando de impedir que se organicen por sus derechos.

Extender la organización

En Iztacala los profesores organizados están exigiendo que se elimine la contratación por honorarios, la cual claramente es una condición totalmente precarizada para los docentes, esto permitirá que el conjunto de profesores puedan tener acceso a nómina, desde las cuales tienen derecho hasta 40 horas, ya que la enseñanza de Lenguas vivas es una actividad teórico-práctica.

La comunidad estudiantil se ha sumado a sus demandas y exigen a las autoridades a que resuelvan, así como respetar los acuerdos estudiantiles, lo que implica que el Departamento de Idiomas no debe continuar sus actividades durante el paro que fue votado en asamblea y se les debe continuar pagando a los profesores, incluidos aquellos que son contratados por honorarios ya que son acuerdos de la comunidad estudiantil y la Universidad tiene la obligación de pagarles a sus docentes.

Los profesores de idiomas de la Facultad de Estudios Superiores Iztacala hacen un llamado a no hacer caso a las manipulaciones por parte de los directivos y organizarse con otros centros de idiomas de la Universidad.

Desde nuestra perspectiva, no solo hay que eliminar la contratación por honorarios, sino también exigir la basificación de todas y todos los profesores, para que puedan contar con estabilidad laboral, además del pago de un salario que, como mínimo, cubra el costo de la canasta básica. Llamamos a rodear de solidaridad a docentes de idiomas que hoy exigen un alto a la precarización.

Te puede interesar: FES Iztacala: Docentes de idiomas denuncian inestabilidad laboral






Temas relacionados

FES Iztacala   /   Profesores   /   Precarización laboral   /   Movimiento estudiantil   /   Educación   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO