Internacional

CUARTA SEMANA DE MASIVAS PROTESTAS

Entre movilizaciones y represión aprueban reforma tributaria en Colombia

A las 5 de la mañana del viernes, el Congreso aprobó la reforma que rebaja los impuestos a las grandes empresas afectando la educación y la salud. La tarde y noche anteriores hubo nuevas protestas y represión.

Jesús Pegueros

Estudiante de la Facultad de Economía de la UNAM | @DemoPegueros

Sábado 21 de diciembre de 2019

Foto I EFE/Mauricio Dueñas Castañeda

Este jueves 19 de diciembre se produjo una nueva y masiva jornada de protestas a nivel nacional con centro en Bogotá donde sesionaba el Congreso. Allí decenas de miles volvieron a repudiar al gobierno de Iván Duque quien no ha retrocedido en ninguna de las medidas que viene preparando contra los trabajadores, los pueblos originarios y la juventud. Al final de la jornada y a causa de la brutal represión, se reportaron al menos 2 nuevos heridos graves, uno de ellos con impacto de bala en un ojo.

La convocatoria fue impulsada principalmente por estudiantes, muchos de ellos pertenecientes a la Universidad Nacional que con cacerolazos y pitos marcharon por las avenidas de la capital colombiana hasta que elementos del odiado Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) arremetieron contra la movilización con gases lacrimógenos y balas de goma.

La ley impulsada por el ultraderechista Duque, un discípulo del ex presidente Alvaro Uribe principal responsable de la guerra sucia contra la guerrilla de las FARC, reduce los aportes patronales afectando las asignaciones a educación, salud y otras áreas sociales para mantener el "equilibrio fiscal".

El ajuste sobre estos derechos sociales desató el pasado 21 de noviembre un proceso histórico de protesta que incluyó tres paros generales y siete jornadas de movilizaciones masivas y combativas que resistieron la represión tanto en la capital como en las principales ciudades del país como Cali y Medellín. Por lo general, estas jornadas de lucha terminaban con extendidos cacerolazos en todo el país repudiando la represión policial y demostrando el mayoritario rechazo al proyecto oficial.

Te puede interesar: Histórica jornada de movilización en toda Colombia contra el Gobierno de Duque

Los jóvenes, especialmente estudiantes, han sido la vanguardia indiscutida que junto a la masividad de las protestas y el rechazo general de la población a la ley, llevó al fracaso de la trampa del diálogo que intentó montar Duque y al que se prestaron los principales partidos de oposición dándole aire al gobierno.

Jóvenes estudiantes organizados para resistir la represión este jueves 19 en Bogotá

La profundidad del proceso, más allá del ajuste señalado, tiene su fundamento último en las consecuencias políticas de largo plazo de los reaccionarios "acuerdos de paz" firmados por el gobierno de Manuel Santos y las FARC en 2016. Esa salida al histórico conflicto fortaleció un régimen fuertemente represivo, amparado directamente por Washington, y le dio el triunfo a la derecha uribista. Pero al mismo tiempo le quitó al régimen su mejor excusa para mantener militarizado el país y justificar la represión.

Te puede interesar: “Se ha perdido el miedo a un régimen que impuso el neoliberalismo a sangre y fuego"

En redes sociales decenas de usuarios comenzaron a circular la información sobre un herido de gravedad por parte de los artefactos policiales, la víctima recibió un impacto en el ojo y tuvo que ser retirado de la escena pese a que se denunció la negativa de los elementos castrenses de permitir el arribo de una ambulancia.

La información fue después confirmada por la Secretaría de Salud añadiendo una víctima más, una joven de 21 años que fue diagnosticada con un trauma de tibia y atendida en el Hospital de Negativá además del joven estudiante de 22 años que efectivamente se presentó con trauma ocular posteriormente atendido en el Hospital San Ignacio.

En días anteriores el discurso oficial en voz del propio ejecutivo fue el de defensa absoluta de los cuerpos policíacos, a la vez que negar cualquier procedimiento excesivo por parte de los mismos. Sin embargo, la población colombiana y capitalina ha mostrado un repudio cada vez más extendido a estos organismos, principalmente al ESMAD quien es visto como una de las caras más autoritarias del régimen actual y símbolo históricamente de la represión.

Con esta jornada se cierra un mes de históricas protestas en el país sudamericano que a pesar de no haber podido frenar la ley ha puesto a Colombia a la par de las revueltas que se desarrollan en otros países de la región como Chile y Haití o la resistencia al golpe en Bolivia. Más allá de este resultado parcial a favor del gobierno, nada volverá a ser como antes. La persistencia de continuar la movilización y el enorme costo político que ha significado para el gobierno, se convierten ahora en una piedra en el zapato para los planes que impulsa el régimen encabezado por Duque.

Te puede interesar: ¿Adónde va la “primavera latinoamericana”?






Temas relacionados

Iván Duque   /   Protestas   /   Represión   /   Colombia   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO