×
×
Red Internacional

Perfiles. Emilio Lozoya Austin, heredero de generaciones en el poder

Descendiente de un sicario que asesinó a Pancho Villa, de un general que se enriqueció con las farmacéuticas; su papel en el gobierno estaba sellado desde la infancia por su amistad con la familia Salinas de Gortari.

Martes 16 de noviembre de 2021 | 14:10

Emilio Lozoya Austin no llegó a dirigir PEMEX por casualidad. Su participación en las altas esferas de la política nacional estaba pactada desde su infancia, en las fiestas familiares de los Salinas de Gortario cuando era la joven promesa de su maestro en el ITAM, Pedro Aspe, quien fue Secretario de Hacienda en el periodo de Carlos Salinas.

Los Lozoya llevan generaciones enriqueciéndose en las alturas del poder político mexicano. A inicios del siglo XX eran rancheros de Chihuahua que vinieron a más luego de que el pistolero Melitón Lozoya (tío bisabuelo de Lozoya Austin) orquestó el asesinato de Francisco Villa, en el Parral en 1923. Después de eso la familia Lozoya fue una de las protegidas por los caudillos en el gobierno.

El abuelo

Jesús Lozoya Solís nació en el Parral en 1910. En la década del treinta fue nombrado general del Ejército mexicano, graduado de la Escuela Médico Militar de México, en donde coincidió con Manuel de Gortari Carbajal, tío de Carlos Salinas, y con Manuel Camacho López, padre de Manuel Camacho Solís.

Protegido de Álvaro Obregón y Plutarco Elías Calles, hizo una fortuna por medio de los negocios con las farmacéuticas. Fue Senador suplente del Distrito Federal y gobernador interino de Chihuahua de 1955 a 1956.

El padre

Emilio José Lozoya Thalmann nació en 1948, cursó sus estudios de licenciatura en la entonces Escuela Nacional de Economía de la UNAM, en donde fue compañero y amigo de Manuel Camacho Solís, José Francisco Ruíz Massieu y Carlos Salinas de Gortari.

En el periodo de Miguel de la Madrid inició su carrera en los altos puestos de la administración pública, primero como tesorero del IMSS y después fue nombrado subsecretario de previsión social en la Secretaría de Transporte y Previsión Social.
En cuanto Salinas llegó a la presidencia en 1988, Lozoya Thalmann fue nombrado director del ISSSTE. En 1993 fue removido para ponerlo al frente de la Secretaría de Minas e Industria Paraestatal de México, una secretaría que estaba muy disminuida debido a la serie de privatizaciones que marcaron el sexenio.

Emilio Lozoya Austin

Emilio nació en Chihuahua en 1974, con un futuro asegurado gracias a su apellido y a la fortuna familiar. Cursó sus estudios en el ITAM en donde fue arropado por el exsecretario de Hacienda en el periodo de Carlos Salinas de Gortari, Pedro Aspe, quien le presentó a otra de sus promesas Luis Videgaray.

El mentor enseñó bien a los pupilos y estos entablaron una amistad que los llevó a confluir en la campaña a la presidencia de Enrique Peña Nieto, en donde Lozoya se encargó del enlace internacional con el objetivo de conseguir apoyo para el de Atlacomulco.

Una vez en la presidencia, Peña Nieto nombra como director general de PEMEX a Emilio Lozoya Austin, quien fue el encargado de recibir y repartir los sobornos que destinó Odebrecht para que sus contratos fueran aprobados y para legislar a favor de la reforma energética.

Ya aprobada la reforma, Lozoya regresó el favor a su maestro, Pedro Aspe, y fue aprobada la explotación de hidrocarburos en el país por parte de la empresa Diavaz offShore de la cual es socio el ex secretario de Hacienda.

Lozoya Austin es el derrotero de una familia que lleva generaciones enriqueciéndose del Estado. Lo que conocemos es solo la punta del iceberg de los negocios de décadas que han hecho millonaria a la familia Lozoya, la cual está muy lejos de ser castigada por la justicia.

Heredero del poder, de renombre gracias al gatillero que asesinó al que dirigió el ejército campesino más grande de la historia americana, el futuro de Emilio y su fortuna estaba escrito desde la cuna.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias